“Se abrió una etapa de gran movilización popular, vamos a sacar a Temer”

Por Gerardo Szalkowicz

Alexandre Conceiçâo, integrante de la Coordinación Nacional del Movimiento Sin Tierra (MST) de Brasil, analiza el panorama que se abrió en Brasil consumado el golpe parlamentario. En esta entrevista*, ratifica que los movimientos populares seguirán en las calles “para denunciar a los golpistas y no dejarlos gobernar con su programa neoliberal”. También analiza las limitaciones y los errores que cometió el PT en estos 13 años.

– ¿Cómo percibes el escenario que se vive en Brasil después de consolidarse el golpe? ¿Qué lecturas están teniendo desde los movimientos populares y con qué fuerza cuentan las movilizaciones que están impulsando?

– Consolidado el golpe en el Senado, otra vez las calles de Brasil comenzaron a llenarse de gente protestando. Se están dando grandes movilizaciones en todas las regiones del país, el presidente ilegítimo Michel Temer es repudiado en cada acto público que asiste, con los distintos movimientos también venimos haciendo jornadas de ocupación de ministerios, desde el MST ocupamos recientemente la hacienda de la senadora golpista Ana Amélia en Rio Grande do Sul… Ha comenzado un proceso en el que los trabajadores que están siendo afectados por este modelo empezaron a salir de sus casas para movilizarse. Las protestas vienen siendo impulsadas por el Frente Brasil Popular y el Frente Pueblo Sin Miedo pero tienen una participación muy fuerte de trabajadores que no están organizados en ningún movimiento ni sindicato.

Se abrió una etapa de gran movilización popular, vamos a sacar a Temer. Los movimientos tenemos una línea política unificada con estas consignas: “Fuera Temer, ningún derecho menos y elecciones directas ya”, en el camino de iniciar un proceso de diálogo y construcción de un proyecto popular para el Brasil a partir de que se logre convocar a nuevas elecciones.

– Se vive entonces un momento de efervescencia, de crisis política y de un gobierno con poca legitimidad. ¿Cómo imaginas la etapa que se viene? ¿Qué posibilidades reales hay de lograr que se realicen elecciones anticipadas?

– Nos sacaron a la presidenta Dilma con un golpe y ahora nosotros vamos a sacar al presidente ilegitimo Michel Temer para empezar un proceso de elecciones directas donde la población brasileña tenga su derecho de la democracia garantizada. Estaremos en las calles y en cada acto donde estén los golpistas para denunciarlos y no dejarlos gobernar con su programa neoliberal.

Como movimientos populares estamos en un momento histórico de construir un proyecto popular para el Brasil. Entonces, a partir del trabajo de base que venimos realizando hace años, iniciar un proceso de movilización de masas y confluir con los movimientos sindicales en una gran huelga general para paralizar el país y derrotar a este gobierno. Nuestro horizonte es seguir avanzando en una construcción cada vez más unitaria para levantar ese proyecto popular.

– En un momento tan vertiginoso debe ser complejo entrarle a la reflexión en profundidad. Pero también es importante hacer la crítica y la autocrítica sobre la etapa que se cerró para rectificar y reimpulsar las fuerzas. Más allá de los aciertos de la derecha, ¿cuáles crees que fueron los principales errores, debilidades y limitaciones que tuvo el gobierno del PT en estos 13 años?

– Creo que el peor error fue intentar construir un proyecto neodesarrollista que permitió una distribución de la renta importante cuando la economía anduvo muy bien. Pero justamente en esa etapa fue cuando la burguesía más se apoderó de nuestros recursos, donde hubo más acumulación para los capitalistas brasileños. El fondo de la autocrítica pasa por esta llamada alianza entre el capital y el trabajo. El capital y el trabajo no se pueden aliar como se hizo, donde los ricos se hacían cada vez más ricos y los pobres recibían apenas algunas migajas para tener una vida mejor.

Entonces con la crisis económica y la tasa de ganancias muy alta, la burguesía sólo tenía una alternativa para seguir ganando tanto dinero: el golpe, el proyecto neoliberal. Por eso hicieron el golpe, para implementar la pauta neoliberal y seguir acumulando cada vez más. Y la política pública que fue lograda en estos 13 años de PT está siendo destruida para garantizar las ganancias de la burguesía nacional.

El otro error fue que los logros de las políticas públicas no fueron acompañados con una formación política. No se consiguió hacer un proceso donde la gente tomara conciencia sobre el proceso. La gente fue una clase consumidora y no una clase consciente para hacer un proyecto más duradero y de transformación de esta sociedad.

Ahora toca construir la unidad, la movilización de masas, derrotar al gobierno de Temer, al Congreso golpista y construir un proyecto político donde las reformas estructurales estén presentes. Tenemos que hacer una transformación de los medios de comunicación, una reforma agraria masiva, una reforma tributaria, del poder judicial y una reforma política donde podamos modificar nuestra democracia representativa que ya está acabada.

*Entrevista realizada en el programa “Al sur del Rio Bravo” que se trasmite los jueves de 12 a 14 hs por Radionauta FM

Escuchá acá la entrevista completa: