Discos: Caracas Discos: Caracas
Por Laura Cabrera @LauCab  La banda platense Pérez presentará hoy en el Club Matienzo su último disco, “Caracas”. Este material compuesto por once canciones... Discos: Caracas

Por Laura Cabrera @LauCab

 La banda platense Pérez presentará hoy en el Club Matienzo su último disco, “Caracas”. Este material compuesto por once canciones fue editado de forma virtual y puede escucharse por streaming en diferentes plataformas musicales.

Comenzaron a tocar en 2008. Desde ese entonces hasta hoy, pasaron Pérez (2010), Canciones para autopista (2014) y La hora de los pájaros (2015).Hoy presentan Caracas, disco compuesto por once temas en los que, tal como los mismos músicos indican, fueron creados en su totalidad por todos los integrantes de este quinteto. Partiendo de esta participación conjunta, este nuevo material, que fue editado de forma virtual y puede escucharse por streaming en diferentes plataformas musicales, presenta una variedad de sonidos que demuestran el nivel de exploración de esta banda que apuesta por la fusión de estilos.

Antes de la presentación de esta noche en el Club Cultural Matienzo, Marcha entrevistó a Darío Sagasti, cantante de Pérez, quien contó el proceso de creación de este disco y habló además de la escena musical platense que, sin dudas, va en crecimiento.

 -Caracas tiene variedad, tiene músicos invitados y tiene en un mismo trabajo diferentes estilos musicales, de una cumbia hasta sonidos electrónicos, por ejemplo, ¿cómo nace esta idea de concentrar en un mismo disco tanta variedad? 

-La variedad se dio espontáneamente; es el resultado de la experimentación en la sala de ensayo y de  nuevas inquietudes. Vamos probando con otros instrumentos, con otras texturas, y así van surgiendo las cosas. Nos vamos copando con distintas cosas, nos entusiasmamos y le metemos para adelante. Quizás esa variedad se note más en este último disco, pero nos comportamos así desde el principio. Pienso que hay un acuerdo tácito en Pérez, y es dejarnos llevar por lo que no salga, sin importar lo que salga; vale todo lo que se salga de adentro.

-Dos años después del último disco nace Caracas, ¿cómo fue este camino?, ¿qué diferencia a Caracas de los otros tres?

-Fue un camino de mucha entrega y mucho trabajo. Hicimos varios demos, hubo mucha experimentación. Usamos más instrumentos: sintetizadores, más guitarras, percusión, máquinas de ritmos,y esto modifica la composición y la producción de las canciones. Además hay músicos invitados: Kubilai Medina, Germán Tschudy y Neco Marcenaro. También participaron más ingenieros en el proceso de grabación; como todos los discos, Caracas fue grabado por Hernán Ascóniga, pero esta vez la mezcla la hizo Juan Armani y el mastering, Carlos Laurenz. La suma de todas estas personas, músicos e ingenieros que trabajaron con mucha entrega y amor, sin dudas enriqueció el disco.

-Existe una “contradicción” por llamarla de alguna manera, entre las letras que van entre tristes y nostálgicas y melodías alegres y bailables, como si esas melodías fueran un bálsamo, una alternativa a la tristeza. Esto sucede en casi todo el disco, como dejando un mensaje oculto, ¿hay algo de eso?

-Pienso que en las canciones, la letra y la melodía sólo funcionan juntas; es cierto que pueden transmitir cosas por separado, pero nosotros las concebimos juntas, como un cuerpo. La contradicción, la ambigüedad que notás en las canciones, nos representa. Supongo que estamos atravesados por todo: la alegría y la tristeza, la vida y la muerte… que en el equilibrio conviven las partes.

-Este sábado se presenta el nuevo disco y además Pérez sonará con nueva formación, ¿qué cambios musicales se dieron a partir de esto último?

-El sábado presentamos el disco con una nueva formación: Matías Zabaljáuregui, el guitarrista, decidió tomarse un descanso después de grabar Caracas. Entraron Gastón Le (Un Planeta) y Germán Tschudy (El Gobierno Invisible) así que ahora somos un quinteto. Estamos contentos, ensayando mucho y ya empezamos a componer canciones nuevas con la nueva formación. Hay cambios en los arreglos y en la interpretación. Y todo está envuelto por esa alegría y ese entusiasmo que aparece cuando empezás a tocar y experimentar con personas copadas.

-Surgieron en La Plata, ciudad que no deja de crecer musicalmente y de donde salieron bandas que hoy pisan fuerte, ¿cómo ven ustedes la escena local?

-Hay una movida muy copada. Quizá es la escala de la ciudad, o que sea una ciudad universitaria, habrá un montón de razones, pero lo cierto es que está buenísimo. Hay un montón de bandas zarpadas y un circuito cultural alternativo muy sólido, que puede sostenerse aún si el contexto político es desfavorable, incluso si es atacado por el poder.-

 

Sin comentarios

Sé la primera o el primero en dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *