A 40 años del Golpe de Estado, los Derechos de los Pueblos

Por Camila Parodi y Lisa Buhl

Luego de un año de construcción, se realizó la apertura de la “Escuela de los Derechos de Los Pueblos del Abya Yala Berta Cáceres”. Una intensa jornada con distintas instancias de intercambio en la que dialogaron distintas experiencias del campo popular de nuestramérica.

El pasado viernes 25 de marzo, a un día de la multitudinaria marcha realizada a 40 años del Golpe Cívico-Eclesial-Militar se realizó en el Espacio Cultural Pompeya la apertura de la Escuela de los Derechos de los Pueblos. Una iniciativa surgida al calor del encuentro y la búsqueda de unidad entre los movimientos sociales que, luego de un año de construcción colectiva, abre sus puertas a las y los primeros estudiantes que la conformarán.

A través de una conferencia de prensa y un seminario abierto, las experiencias de medios de comunicación alternativa, organizaciones sociales, sindicales, feministas, campesinas y originarias dialogaron entre místicas y homenajes a lo largo de la jornada. Allí, con el objetivo de generar una mirada colectiva de la coyuntura actual de la región, las y los participantes se detuvieron en los desafíos y nudos con los que se encuentra el campo popular de forma tal que esta reflexión sea el primer sustento para la construcción de la formación de la Escuela.

Durante todo el día, circularon las experiencias, aportes, críticas y miradas de distintos/as referentes , entre ellos/as del Movimiento Sin Tierra de Brasil (MST), CONAMURI de Paraguay, Congreso de los Pueblos de Colombia, Asamblea de Mexicanxs en Argentina y la Escuela de Feminismo Popular, Identidades y Sexualidades Revolucionarias de Venezuela, como así también militantes de organizaciones sociales de Argentina, acompañados/as por la presencia de Norita Cortiñas y Mirta Baravalle Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora como así también familiares y compañerxs de quienes fueron homenajeadas y recordadas en distintos momentos de la actividad como Lohana Berkins, Diana Sacayán y Berta Cáceres.

Frente a los crímenes del imperialismo norteamericano: Memoria, Verdad y Justicia.

Luego de un momento en la mañana en el que se realizó espacio íntimo entre quienes serán las y los participantes de la Escuela. Se llevó a cabo hacia el mediodía la conferencia de prensa en el marco de los 40 años del Golpe de Estado a la par de la nefasta llegada de uno de los representantes del imperialismo, Obama. Con el objetivo de trabajar lo que fue y es la avanzada del imperialismo en América Latina.

En ese contexto, la mesa estuvo integrada por Carlos Aznares de Resumen Latinoamericano, Danilo Araújo del MST y la Escuela Nacional Florestan Fernandes de Brasil. Yolanda Saldarriaga de la Escuela de Feminismo Popular, Identidades y Sexualidades Revolucionarias de Venezuela, Laura Acevedo del Congreso de los Pueblos de Colombia Capitulo Argentina, Carlos Ramirez de la Secretaría Operativa del ALBA Movimientos, Mónica Mexicano Asamblea de Mexicanxs en Argentina y Ayelén Aguilar de HIJOS Zona Oeste, organización integrante de la Coordinación de la Escuela de los Derechos de los Pueblos. A continuación algunos fragmentos de sus exposiciones.

Este proceso de lucha no ha nacido ayer, y la derecha tampoco.

“Estamos recordando 40 años de la institucionalidad de un golpe de estado cívico, militar, eclesial, comunicacional” comenzó Carlos Aznarez actual director de Resumen Latinoamericano quién también militó junto a Rodolfo Walsh en la Agencia de Noticias Clandestina de Montoneros, ANCLA a quien recordó tras encontrarse en un nuevo aniversario de su caída en combate. En ese marco, reflexionó sobre su experiencia de militancia en los setenta “en ese momento tratábamos de identificar imperialismo con trasnacionales, que arropaban los golpes de estado para establecer las dictaduras en la región y allí el imperialismo norteamericano fue fundamental, ya que la embajada estadounidense funcionó como una oficina para generar las matrices de opinión de que los procesos políticos que se daban en ese momento no podían enfrentar el caos”. A continuación en la propuesta de relacionar la impunidad de ayer con la de hoy expresó “a 40 años estamos insertos en un plan semejante, elaborado para toda la región, ya que al imperialismo no le fue tan bien en Medio Oriente como pensaba. Entonces, vuelven a pensar -sin retirarse de esa zona- en nuestro territorio, vuelven a América Latina, apuntan sus cañones y avanzan en todos los terrenos”.

En ese recorrido el periodista recordó a las y los presentes “Macri asume para hacerse cargo de un proyecto que ya estaba pensado. A Chevron no la trajo Macri, la trajo Cristina con un gobierno progresista que no quiso dejar de apostar al capitalismo y avanzar hacia el socialismo, y no es el único caso, Mujica, Bachelet, Dilma, también han naturalizado la relación con el capital, como así también la corrupción”. Por eso advirtió “un militante revolucionario no puede pensar que desde algún estamento del poder,el dinero puede distraer el proyecto social para su bolsillo”. Y para finalizar, ante el actual contexto de desconcierto insistió “la organización y formación es fundamental en este plano, pero la violencia revolucionaria y la autodefensa también tienen que tener su lugar, nos han des-ideologizado tanto que parece que nuestras respuestas populares de autodefensa no pueden ser violencia legítima en tanto empleada como defensa del pueblo” por eso aclaró “este proceso de lucha no ha nacido ayer, y la derecha tampoco”.

Por su parte, Danilo Araujo en representación del MST y la Escuela Nacional Florestan Fernandes de Brasil “uno de los principales crímenes que hemos sufrido como país, ha sido el saqueo de nuestros bienes comunes, naturales y materiales, que el imperialismos norteamericano nos usurpó y saquea actualmente”. En ese marco, tras relacionar el saqueo de ayer y hoy el militante reflexionó “si bien tuvimos un contexto de gobierno progresista que dio cierta estabilidad, la burguesía aliada al imperialismo viene con una embestida durísima, tanto en la política como en los medios de comunicación y en la justicia con un intento de golpe de estado institucional, ya que persiste el interés sobre nuestros bienes comunes y territorios, para fomentar el agronegocio”. Por ello reforzó “se viene un periodo de resistencia y lucha muy fuerte, por eso con el internacionalismo solidario y proletario como bandera nos unimos en la lucha.

Luego fue el turno de Yolanda Saldarriaga de la Escuela de Feminismo Popular, Identidades y Sexualidades Revolucionarias de Venezuela, y en la misma sintonía de las exposiciones previas manifestó “durante muchos años en Venezuela se dieron las alianzas entre la burguesía y el imperio, pero desde hace 17 años que el pueblo asumió una posición de dignidad y soberanía”. Sin embargo se centró en la situación que atraviesa su país durante los últimos años y allí expresó “la última estrategia desarrollada por el imperio, vemos que hay claves que van demostrando la incidencia del imperio en el asesinato de nuestro comandante, como sucede con el último caso de infiltración que se esclareció, y a parte de eso, un plan sistemático de desmoralización de nuestros pueblos como así también las guarimbas, por ejemplo las realizadas un 13 de abril hace dos años, dejándonos 43 muertos, dan cuenta de ese plan, además del plano económico, en el cual se da la alianza entre la burguesía y el imperio, que es apoyada y diseñada desde Estados Unidos”.

Y recordando las presencias y políticas del presidente de los Estados Unidos, Saldarriaga explicó, “no es casual que el 3 de marzo Obama le da continuidad al decreto, y que a los cinco días la mesa de articulación de la derecha de cuenta de los pasos con los que sacaran a Maduro para realizar un referéndum revocatoria en vías de un golpe de estado institucional para des-ardecer de un gobierno que es la muestra de un pueblo empoderado”. Por eso insistió “estamos convencidos que la amenaza siguen siendo ellos, Obama tu eres la amenaza”.

“A esos 40 mil sumamos 43 que también hicimos carne y propios” comenta la coordinadora de la mesa Mirta Israel, integrante del Equipo de Educación Popular Pañuelos en Rebeldía. Es el turno de Mónica Mexicano, vocera de la Asamblea de Mexicanos/as en Argentina, quien recordando la marcha por el 24 de marzo manifestó “ayer levantamos la consigna de terrorismo de estado nunca más y seguimos exigiendo la aparición de los 43” por eso recordó “hablar de EE.UU y México es una larga historia” ya que para la militante “no hay ningún aspecto de la política mexicana que se resuelva sin la aprobación de EE.UU, y si bien no tuvimos dictadura como tal, esta ´dictadura blanda´ instaurada en los sesenta, nos extermina y desaparece hasta hoy en día”. Y en el juego del ayer y hoy expresó “nosotros entendemos esta política del narcoestado como una continuación del Plan Cóndor, ahora el enemigo interno ya no es el militante, ahora podemos serlo “todos” bajo la figura de narcotraficante o colaborador y cada vez hay mayor presencia militar y policial en nuestros territorios, que trae como consecuencia mayor violencia”. Y en ese marco, preguntó “¿qué hacemos las organizaciones? Estos hechos no son aislados, es algo que desde acá podemos prevenir y contra lo que podemos organizarnos, aprendiendo a caminar con nuestras diferencias. Saludamos la Escuela de los pueblos como necesidad, urgencia y exigencia”

Por su parte, Carlos Ramirez integrante de la Secretaria Operativa del ALBA quién también es parte del Congreso de los Pueblos de Colombia explicó “hemos logrado articular distintos procesos de organización que estamos tratando de reconstruir y rejuntar en una sola lucha”. En esa línea recordó a Berta Caceres, luchadora hondureña y referente del COPINH recientemente asesinada “Berta está viva, su muerte no es una muerte estéril, es un motor que nos llena de lucha”. Y continuó “pensar en el imperialismo es pensar que no construye de forma casual, teniendo en cuenta el rol de los medios de comunicación y producción cultural” en ese marco, reforzó “las últimas derrotas electorales que hemos tenido en el continente tampoco lo son, son parte de una contraofensiva y por eso la cantidad de muertos que se reproducen”. Por eso expresó “la muerte de Berta y Chávez, el narcotráfico y la megamineria son luchas que son nuestras, no es cuestión de solidaridad solamente, es cuestión de reconstrucción de nuestra identidad colectiva como bloque que hemos tenido y que el imperio trató de romper dividiéndonos”.

El reto para el colombiano Carlos Ramirez, “sigue siendo la unidad, empezar a reconstruir, sabiendo que sin juntarnos no hay posibilidad de dar batalla” ya que “también tenemos grandes victorias, estamos repletos de construcciones de poder popular y de experiencias que construyen otra forma de vivir y concebirnos”. Y recordó “escenarios como el ALBA son los espacios desde donde trascenderemos las fronteras que nos inventaron, reencontrándonos en los afectos y la fraternidad, haciendo carne cada injusticia del continente, estos espacios van caminando hacia otros mundos posibles que ya estamos construyendo” y conmovido tras haber participado de la marcha del 24 a Plaza de Mayo enfatizó “la gente en la calle como ayer, también son banderas que tenemos que levantar”.