A once años de la muerte de Ray Charles

Por Rodrigo Cardozo.

Vida y obra del genial compositor que pudo superar su ceguera y convertirse en un artista admirable.

Ray Charles Robinson nació en Albani, Georgia el 23 de septiembre de 1930. Alrededor de los 5 años, empezó a perder la vista a causa de un glaucoma. Al mudarse su familia a Florida, empezó a tomar cursos en la Escuela de Sordos y Ciegos donde si bien enseñaban mayormente música clásica, Ray mostraba gran interés por el jazz y el blues.

Cuando sus padres fallecieron, y ya fuera de esa institución, tuvo que buscarse la vida con la música a pesar de ser aún adolescente, primero en Florida y más tarde en Seattle.

Ray había tomado como modelos a Charles Brown y Nat King Cole y tuvo su primer éxito con sólo 21 años. Gracias a eso, empezó a girar junto a las estrellas del Rhythm & Blues, empapándose de su sonido y esforzándose en revolucionar su estilo. Fue criticado por cantar canciones gospel con letras populares, aunque hay una gran tradición al poner letras religiosas a canciones y viceversa.

Después de una aparición en el Newport Jazz Festival logró un éxito importante con “(The night time is) The right time” y su canción más popular titulada “What’d I Say”. En 1965, Charles fue arrestado por posesión de heroína, a la que fue adicto durante 17 años. Fue su tercer arresto por este delito, pero pudo evitar ir a prisión después de dejar el hábito en una clínica en San Francisco aunque pasó un año en libertad condicional.

Ray Charles fue adicto a la música, no dejó de crear hasta el último momento: lo último que legó fue un álbum de dúos en el que colaboraban desde BB King a James Taylor. Cuando murió preparaba una gira tras superar una operación de cadera.

Falleció a los 73 años, el 10 de junio de 2004 en su casa de California. Sus restos se encuentran en el Cementerio Inglewood Park de Los Ángeles, California.

 

Otras Notas del autor:

Die Toten Hosen o la locura suelta en San Telmo