Barcelona: “55 urnas para la Libertad”

Por Vivian Palmbaum Foto Daniel Geada

En el Centre de la Creativitat Arts Santa Mónica , de la ciudad de Barcelona, se presenta “55 Urnas Per La Llibertat” una muestra organizada para visibilizar la situación que atraviesa el pueblo catalán e invitar a la reflexión y la solidaridad.

Libertad para el pueblo catalán y sus presos y presas políticas. Un deseo compartido por los pueblos del mundo.

“Cataluña ha ido construyéndose a lo largo del tiempo,  con las aportaciones de energías de muchas generaciones, de muchas tradiciones y culturas, que han encontrado en ella una tierra de acogida. El pueblo de Cataluña ha mantenido a lo largo de los siglos una vocación constante de autogobierno, encarnada en instituciones propias”, así comienza el texto de la reforma del Estatuto de Autonomía de Cataluña que fue refrendado por el Rey Juan Carlos y Rodriguez Zapatero, máximas autoridades de las instituciones del Estado español. Un estatuto que luego fue impugnado por el Tribunal Constitucional que cercena sus garantías y limita su autonomía.

Per la Llibertat

El 1º de octubre de 2018, al cumplirse el primer aniversario de los tristes hechos de 2017, se inauguró en el Centre de la Creativitat Arts Santa Mónica , de Barcelona, “55 Urnas Per La Llibertat”. Una exposición  integrada por imágenes fotográficas, urnas, cartas y sonido ambiente que intentan reflejar un grito y un compromiso por la libertad.  

55 Urnas es el trabajo para hacernos llegar los deseos de libertad y la resistencia para los presos del sistema: el pueblo catalán y  sus presos políticos.

55 expresiones artísticas, 55 miradas. 55 artistas plásticos intervinieron las urnas de una votación popular cuyo resultado el Estado español abortó. Son las urnas del 1º de octubre de 2017 fecha en que el pueblo catalán votó por su independencia, que el estado español se encargó de desoir, reprimir y negar. Un ejercicio de democracia directa organizada por el pueblo que fue interrumpido por la Guardia Civil y desconocido por el entonces presidente Rajoy, que expresó que “en Cataluña no hubo elecciones”, luego del aplastante triunfo de los deseos independentistas.

La muestra se completa con imágenes fotográficas del 1-0,  tal como se ha dado en llamar al día en que el referendo popular que consagró la independencia catalana.  Además están las cartas que han llegado desde distintos lugares para solidarizarse con los presos políticos y su causa.  En un contexto de luz tenue y con el atronar, como sonido de fondo, el ambiente invita a la reflexión y conmueve. Una composición para expresar sentimientos: la noche y la esperanza, la solidaridad y el dolor, el espanto y el ejercicio ciudadano, entre muchos otros. Un símbolo de la identidad catalana, su cultura. Esa cultura que se funda en siglos de historia y que hoy se cimenta con los aportes de tantas y tantos que llegan a esas tierras con sus costumbres y sus lenguas en busca de una oportunidad para sobrevivir.

55 Urnas de  cultura, violencia, país, vox populi -vox dei, monarquía, cenizas de la libertad, los votos silenciados, las manos entrelazadas, sueños y sentimientos, esperanza, la voz del pueblo, la represión, resistencia, entre tantas otras palabras que caracterizan al trabajo.

En una pantalla se repite lo que pudo verse en los medios: un pueblo movilizado, que llevó adelante un proceso de democracia participativa y popular, y la represión del Estado. Unos hechos grabados en la memoria colectiva que repiten y reeditan la historia del pueblo catalán.

En la mesa de entrada, una urna para recolectar fondos que permitan sostener a las y los presos políticos y a sus familias y a las acciones que permitan su liberación.

Una articulación de organizaciones en la Llamada Per la Libertat: “La Llamada por la Libertad es un espacio abierto de entidades, colectivos y personas que se propone denunciar y detener la represión política del Estado español y quiere poner en marcha actividades e iniciativas que permitan la liberación de los presos políticos, el regreso de los miembros del Gobierno exiliados y el apoyo a todas las personas de paz que están sufriendo represalias por sus ideas y convicciones, con la firme voluntad de colaborar con otras entidades y plataformas de la sociedad civil en la consecución de los objetivos que la población catalana determine”. 

Autonomía

El 1º de octubre de 2017 el pueblo catalán, con un consenso generalizado llevó adelante el referéndum por la independencia del territorio y del pueblo de Catalunya. A partir de este hecho gran parte de las instituciones se hallan intervenidas en un periodo que se llama de “suspensión democrática” y sus autoridades encarceladas o en el exilio, “nuestro presidente está en el exilio” se puede escuchar enfáticamente.

En ejercicio del derecho de los pueblos a su autodeterminación, tal como reconoce la ONU, y  estça plasmado en el Estatuto Catalán, el pueblo llevó adelante un Referendo que por amplia mayoría consagró la autonomía catalana. Sin embargo su resultado  fue violentado y reprimido, sembrando una campaña de persecución y miedo por las y los más de 1000 acusados y 10 presos y presas políticas sin procesar. El delito por el que se los acusa es Rebelión por lo que se pide 30 años de cárcel. Cataluña es el único territorio de Europa occidental que se rige por una ley que no ha votado.

En Amarillo

Así es que han tomado los lazos amarillos, que pueden verse en las personas,  en la calle, en los balcones y en tantos lugares, como símbolos pacíficos en solidaridad con las personas inocentes que están en prisión o en el exilio.

Barcelona es una ciudad que es reconocida por  Gaudí, Picasso, Miró, el Barça, los castillos humanos, la Sagrada Familia y las cientos de banderas que cuelgan de cada edificio, entre tantas otras cosas que la identifican.   Levantar la vista es encontrarse al menos con alguna que ondea entre las edificaciones de la ciudad, en cada edificio público y dependencias del Ayuntamiento. La bandera señera, emblema de Cataluña, junto a la bandera amarilla.

Una popourrí de colores pintan a esos miles de cuerpos que atraviesan y pueblan la ciudad situada a orillas del Mediterraneo. Miles de personas tienen un lugar allí entre ellas un sinnúmero que  cotidianamente se alimenta de los desechos de los turistas. En la tierra de los castillos de fantasía, el sistema feudal aún parece estar en pie.

Para el próximo 15 de diciembre desde distintas regiones de España se está organizando una movilización que confluirá en Madrid pidiendo “Justicia”, contra los atropellos de un Estado que parece haberse liberado de los pueblos que representa. Una situación repetida cada vez más en distintas latitudes y que quizás obligue a repensar las democracias.

La “llibertat” como esperanza,  un deseo de los pueblos oprimidos del mundo y las acciones necesarias hasta ver respetadas nuestras libertades individuales y colectivas”.

Paginas relacionadas:
Llamada por la libertad
Cataluña en Amarillo
Imágenes por la libertad