Brasil: liberaron al militante del MST detenido por repartir ejemplares de Brasil de Fato

Por Juca Guimarães (*)

El Dirigente Nacional del MST estaba repartiendo un suplemento especial de Brasil de Fato en Caruaru y fue atacado  seguidores de Bolsonaro.

El dirigente nacional del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Terra (MST), Jaime Amorim, fue detenido por la Policía Militar en el centro de Caruaru (PE), al final de la  mañana de este sábado (27), mientras repartían un especial del periódico Brasil de Fato, producido para la segunda vuelta.

Actualización: Dos horas después de lo ocurrido, Amorim fue liberado por la policía.

Según informaciones de personas que estaban en el lugar, durante el reparto hubo amenazas y agresiones por parte de electores del candidato Jair Bolsonaro (PSL).

Francisco Terto, de la dirección estatal del MST en Pernambuco, cuenta que un grupo de seguidores de Bolsonaro inició el tumulto. “Había un grupo vinculado al ‘coso’ [Jair Bolsonaro] que estaban vestidos de paisano. Dos militares en una moto y uno de nuestros compañeros estaba haciendo la entrega del material. Ellos no estaban identificados y comenzaron a hablar con palabras de bajo calado. A partir de ahí intentamos hablar con ellos sobre el riesgo que corría nuestro país. Y ellos comenzaron a ponerse muy violentos y se bajaron de la moto”, cuenta.

:::ELECCIONES BRASIL 2018

Después de la amenaza, uno de los seguidores de Bolsonaro se presentó como un policía que no estaba en servicio, y sacó un arma apuntándola hacia los militantes que estaban en la actividad en el centro de la ciudad. Jaime Amorim fue insultado y lo golpearon en el rostro. Un joven de 17 años que estaba participando de la distribución del periódico también acabó herido sin gravedad. La confusión terminó con la llegada de la policía y los dos, tanto el policía, como Amorim, fueron a la delegación.

Conforme el abogado Patrick Mariano, no existe nada de ilegal en la distribución de un periódico en la víspera de las elecciones. Incluso aunque fuera material de campaña, no sería delito.

“No hay ninguna ilegalidad o forma de encuadrar esto como delito electoral. Hasta las 22h de hoy está permitida la campaña”, dijo el abogado.

Amorim fue llevado al cuarto batallón de la Polícia Militar de Caruaru. El aprovechó para reforzar la importancia de la militancia hasta el último minuto.

“Por ahora está todo tranquilo y vamos a salir. Lo más importante es que no podemos perder ni un minuto. Es disputar voto a voto”, dijo.

Última actualización a las 14:28 del 27 de octubre de 2018.

 

(*) publicada originalmente por Brasil de Fato