“La presencia de artistas nos ayuda a juntar fuerzas, a pasar el momento, a poder unirnos”

Por Laura Cabrera @LauCab/ Fotos: Analía Cid

A poco de cumplirse un mes de los 258 despidos injustificados por el INTI y en un ambiente de constante persecución, trabajadores y trabajadoras del instituto abrieron la convocatoria cultural para artistas que  quieran realizar espectáculos o talleres en apoyo a quienes hoy se encuentran acampando por la reincorporación de quienes se quedaron sin sus puestos de trabajo.

“Creemos que el arte y la cultura claramente son una parte fundamental en todas las luchas, siempre de alguna u otra manera están presentes. En nuestro caso vinieron desde dibujantes hasta artistas conocidos y no conocidos para apoyar el conflicto y la verdad que nos suma un montón porque genera un espacio para poder visibilizarlo de cara a la sociedad”, comenta Paula, trabajadora del INTI, desde el acampe en donde el lunes se realizará un acto al cumplirse el mes de los 258 despidos. Esta afirmación quedó reflejada a lo largo de estos días en los que artistas de diversas ramas de la cultura se acercaron al acampe para solidarizarse con quienes se encuentran allí defendiendo su fuente de trabajo. “Es una lucha dura que implica sacrificio, estar en el acampe, sosteniéndolo todo el día”, destaca mientras remarca que la participación de artistas que visibilizan el conflicto a través de shows y talleres, hacen que ese malestar sea un poco más ameno y al mismo tiempo tome más fuerza.

En la búsqueda  de visibilizar aún más este conflicto, los trabajadores y trabajadoras del INTI lanzaron una nueva convocatoria para que quienes quieran sumarse puedan hacerlo. En ese sentido, además de los shows y talleres, en estos días actores y actrices enviaron videos en los que se los pudo ver hablando del conflicto y apoyando a quienes hoy se encuentran en el acampe, sosteniendo además el paro total en el instituto en el cual buscan no solo garantizar la continuidad de todos los puestos de trabajo sino además debatir sobre el futuro de esta institución.

Lo cierto es que hoy, trabajadores y trabajadoras necesitan el respaldo de la sociedad, ya que más allá de la gravedad de los despidos, a lo largo de estos días se viven momentos de constante persecución, la intimidación por medio de robos, la vandalización en el jardín, el pedido de listas de quienes adhieren a la medida, amenazas de más despidos y descuentos, todo esto en un marco en donde existe la “denuncia sobre la tercerización de la tarea del rumbo del INTI en manos de la empresa vasca TECNALIA, que contrató al represor de la ESMA Mario Alfredo “Churrasco” Sandoval”, tal como indican en un comunicado de prensa.

“Esta lucha es entonces, además, por mantener el piso de democracia en nuestro país. Luchamos porque todos y todas podamos expresarnos libremente, porque NUNCA MÁS nos vuelvan a perseguir. No es sólo poder garantizar nuestro derecho a huelga, inscripto en nuestra Constitución Nacional, sino también defender el intento de romper las relaciones y lazos humanos básicos que median nuestra relación laboral”, expresan, entonces qué mejor que hablar de defender derechos en las calles, con música, arte, poesía, con cultura para despertar lo que está dormido.

 VENITE A BANCAR AL INTI

ACÁ SE LUCHA CON ALEGRE REBELDIA, ARTE Y AMOR

Sábado 24/2

17 hs Torneo mixto de fútbol tenis

18hs Circo para toda la familia

18 hs Taller y muestra de  fotografía

20 hs La Chilinga + bandas en vivo

Domingo 25/2

18 hs Show de magia para grandes y chicos

19 hs Festival Sara Hebe + bandas en vivo

Lunes 26/2

10 hs Acto y conferencia de prensa a un mes de la permanencia en INTI

Contacto para participar:

Sol Pozzuto 1568482600

 

Leer más
Auricular prepara su primer Long Play

Por Maii Kis

´Infinito´, es el nombre del sucesor de ´Auricular´, el E.P. que la banda porteña lanzó a las redes en 2014. “Este nuevo disco tiene que ver con la constancia. Nos costó mucho encararlo y por eso tiene que ver con el reinventarse ante cada circunstancia”, afirmó Luis, baterista de Auricular, en comunicación con Marcha. La banda se va a estar presentando el 2 de marzo junto a Cuerpo y a Frank Berlín & Los Poetas Malditos en Casa Colombo (Gallo 557).

Auricular, fue formada en 2013 y está compuesta actualmente por tres músicos que se autoatribuyen un espíritu inquieto. Lucas Lescano en guitarra, Marco Pallaro en bajo y Luis Herrera en batería. Por primera vez, los tres estarán a cargo de ponerle el cuerpo y la voz a un material sonoro. La preparación no fue fácil. Se produjeron mutaciones en la conformación de la banda y el hecho de que estos sean los primeros pasos como trío, hacen de la grabación toda una nueva experiencia. Sin embargo, no se pierde lo que consideran importante: generar, mediante la música, atmósferas y llevar a quién escucha al mayor nivel posible de intimidad y aislamiento.

Los shows en vivo son una puesta en escena en la que las luces acompañan los sonidos y se logra apelar a diversos sentidos. Por eso, es muy importante que la persona que hace la iluminación (Rodrigo) se repita en cada presentación.

Auricular se sustenta de manera independiente y maneja su propio presupuesto, lo que hace que todo sea más lento. “Ponemos la plata nosotros y eso suele costar mucho porque no podemos vivir de la banda, todos tenemos nuestros otros trabajos, pero tratamos de ponerle ganas e invertir todo lo que podemos en el proyecto”, afirma el Luis.

En la composición del nuevo material, que se viene preparando desde 2015, predomina la electrónica. Teclados, sonidos reales procesados y pistas distorsionadas, reemplazan lo que antes fueron estribillos repetidos y formatos canónicos.

Auricular, continuará este año produciendo atmósferas y apelando a los sentidos para quienes quieran escucharlos por parlantes, en vivo o, como el nombre lo dice, por auriculares porque, como reflexiona Luis, “La música ayuda a estar de mejor humor o a estar más conectado cuando uno está de mal humor, como para conocer el sentimiento y después poder salir de ese negativo”

 

Pueden escuchar Auricular en  

https://open.spotify.com/artist/6IB2uMBJtLtD5pHCFCHBiT

 

Leer más
Discos: Naturaleza Sonora

Por Angie Ferrero

Tangrama, ensamble de músicos cordobeses, presentó su tercer disco, Naturaleza Sonora, una fusión de jazz y música popular latinoamericana de Brasil, Uruguay, Perú y Argentina, con composiciones originales que buscan transmitir la esencia de nuestra Madre Tierra desde el centro del país.

Así como una semilla cobija en sí misma un brote de vida, un disco puede resguardar el sonido de la naturaleza: el canto de la tierra, el susurro del viento que cuenta secretos a las montañas y desde allí, se esparce sobre los valles, las sierras, los ríos; su voz busca alcanzar nuestras raíces y transmitir con su ritmo dulce, la sangre, el lenguaje y el alma latinoamericana.

Tangrama, ensamble musical de Córdoba integrado en la actualidad por diez músicos, presentó a fines del año pasado, su tercer disco Naturaleza Sonora grabado en Namasté Estudio, Córdoba.  

La grabación, no sólo contó con la participación de músicos invitados, sino también con poetas y fotógrafos que se unieron con su arte para hacer brotar del disco las voces y la música popular latinoamericana fusionada con los sonidos del jazz.

En un recorrido de ocho composiciones originales -bajo la dirección y arreglo de Pablo Rojas- la poesía de las letras se entremezcla con la voz dulce de los distintos instrumentos que entretejen las canciones: un saxo (Masai Méndez Fontus), un clarinete (Nicolás Savina), una trompeta (Agustín Basualdo); una flauta traversa (Juan Herrera), la guitarra (Pablo Rojas), la batería (Mateo Marengo); teclados (Nicolás Gianfelici), el bajo (Julián Reynoso), el eufonio (Pablo Cergneux) y la voz de Airena Ortube Podda.   

La participación de Magnolia Cuarteto de Cuerdas, Esteban Gutiérrez (percusión), Clara Presta (acordeón) y Mauro Ciavattini (saxo), hacen de Naturaleza Sonora, un disco que transmite un canto que se nos hace propio.

Tangrama, con la intención de lanzar un disco por año, nos deja esta tercera propuesta atravesada por paisajes en el que los árboles crecen y el agua corre entre las voces y la música que nos llama con un mensaje, el de cuidar a nuestra madre tierra en un sentido homenaje hacia aquellos que se dedican a proteger el poco verde que nos queda.

Naturaleza Sonora está lleno de aire, de barro, de arcilla; de agua, de montañas, de árboles: disco semilla.

Leer más
Paloma Iturri: “La música es muy importante para luchar contra el machismo”

Por Maii Kisz

Bestia es un trío musical en el que el juego es la herramienta fundamental para la creación sonora. Tras haberse presentado en el Centro Cultural Matienzo y a pocos días del show en el emblemático teatro Margarita Xirgu, la cantante y tecladista Paloma Iturri dialogó con Marcha.

La banda se completa con Verónica Gerez (Ukelele y voz) y Sofía Roma (beatbox, trompeta y sintetizadores). “Cuando el público escucha el nombre Bestia, cree que va a ver es una banda de hard rock. Pero van y estamos nosotras tres en el escenario y es todo lo contrario, es una disociación de lo que te podés imaginar con el nombre y lo que somos después en vivo”, afirma Paloma.

– En 2016 grabaron su E.P., en 2017 sumaron una gira por Europa ¿Habían pensado alguna vez lograr todo esto?

Paloma (P): La verdad que no. Bestia nació muy espontáneamente. Con Vero (Ukelele y voz), no nos conocíamos mucho, nos encontramos por gente en común y nos juntamos como para a hacer un proyecto y laburar directamente en la música. Cuando nos encontramos, enseguida nos amamos y enseguida quisimos ser pareja musical. Nos adoptamos mutuamente, cada una con sus cosas. Nos fuimos comunicando y conociendo mediante la música y de a poco entendimos que esto podía ser.  Cuando empezamos el proyecto musical, no sabíamos en qué iba a decantar, incluso ahora nos sigue sorprendiendo, pero fue muy loco todo lo que nos fue pasando.  El año pasado se sumó Sofía (beatbox, trompeta y sintetizadores) y así Bestia nos va sorprendiendo. Va mutando, se va transformando, va creciendo y vamos generando un grupo de laburo hermoso, lleno de amigos muy talentosos por todos lados que también se comprometen. Estamos muy contentas con eso.

– Y este año viene prometedor también. Vuelven a España, por ejemplo…

P: Un flash. La verdad que el año pasado nos recibieron muy cálidamente, son muy divertidos y nosotras la pasamos muy bien. Conocimos un montón de gente y nos abrieron las puertas de los lugares con muy buena onda. Queremos volver, pero primero se viene el show en el Margarita Xirgu, el 1ero de Marzo y antes de eso, vamos a abrir el show de El Kuelgue, el 23 de febrero en el Konex. Después sí, España.

– Ustedes se autodefinen como un trío femenino …

P: Si, somos muy femeninas las tres desde nuestro punto de vista de lo femenino y creo que es muy power de mujer Bestia. Como que estamos ahí siempre muy presentes nosotras. Lo decimos en nuestra definición, pero también se ve fuerte en este momento en el que nos paramos ahí y decimos “acá estamos”. El ámbito de la música es muy machista. Obviamente tampoco hay que generalizar, hay mucha gente que no lo es. Pero rotando por diferentes lugares nos pasó mucho con sonidistas, que se acerquen a preguntar a ver qué necesitamos o que nos discutan cosas de sonido que nosotras quizás ya estamos acostumbradas a hacer o a proponer.También hemos tenido muchos comentarios del estilo de: “ay las chicas con el ukelele”.  Pero son prejuicios, porque después de que nos escuchan esos comentarios se revierten y nos vienen a decir: “Che la verdad que me re gustó”.

– ¿Qué pasa con las letras de las canciones?

P: La verdad que hacemos lo que nos sale, porque somos así. Las tres tenemos una postura bastante firme respecto a esto y nos molesta un montón ciertas cosas de la sociedad y la cultura contra las cuales nos ponemos firmes e intentamos luchar.

– En esa lucha, ¿Qué lugar ocupa la música?

P: Un montón. Sobre todo ahora que hay muchas bandas de mujeres que están buenísimas que se presentan, ponen su lugar. Y está todavía eso de la cultura de antes de “ay bueno sos una minita, no sabés nada”, pero hay un montón de mujeres que estudian, en conservatorios, en escuelas. La música es muy importante para luchar contra el machismo y pararse en esa postura de: “eu, no es una cosa de hombres solamente, no todo es algo de hombres”

– ¿Cómo fue la experiencia de tocar en el TEDx-Woman?

P: Estuvo buenísimo. Fue una sorpresa, muy rápido todo. Nos dijeron que existía la posibilidad de que quedemos Seleccionadas para tocar y de un momento a otro nos avisaron que quedamos. Y fue muy enriquecedor porque había un público muy amplio, gente de todas las edades. Nos pasa mucho que la música que hacemos le gusta un poco a todos. A la gente grande porque es como que le da ternura. A la gente más joven, por el beat box. Tedx nos generó un público muy diverso que no estamos acostumbradas a tener.

– Si tuvieras que definir Bestia en una palabra ¿Cuál sería?

P: Amor

Leer más
Joselo Calmora: “El arte es parte fundamental de la lucha de los pueblos”

Por Maii Kisz

La banda Pinta Descalzo se encuentra en plena presentación de “El timón del futuro”, corte de difusión que adelanta lo que será su tercer disco de estudio. A poco de haber iniciado el año de shows, el cantante de la banda dialogó con Marcha acerca de este nuevo trabajo.

El timón del futuro es el corte de difusión del tercer disco de Pinta Descalzo. La banda, integrada por Joselo CalMora (voz y guitarra), Eva Panambí (coros), Víctor Amoedo (primera guitarra), Ezequiel Ochiuzzi (bajo) y Leo de la Torre (batería), continúa trabajando en el nuevo material para que esté listo a mediados de este año.

“A fines de 2017 empezamos una etapa compositiva con Pinta Descalzo y decidimos antes de fin de año presentar el primer adelanto del disco que estamos preparando para 2018, nos parecía que lo teníamos que hacer porque habíamos atravesado un año difícil y nos pareció que era un buen momento”, cuenta Joselo.

-La fecha que eligieron para sacar un tema que dice “Más mundo para crear y la desigualdad se divierte en tus narices” fue el 20 de diciembre.  ¿casualidad o causalidad?

Joselo (J): -Cuando decidimos que “El timón del futuro” sea presentado a finales de 2017 se sucedieron una serie de cosas en la coyuntura de nuestro país, como fueron las jornadas del 14 y 18 de diciembre, que a algunos de nosotros y nosotras nos movilizaron muchísimo. La letra de la canción habla de no bajar los brazos, de animarse, de ir para adelante, de tomar en nuestras propias manos nuestro futuro. A partir de eso, decidimos simbólicamente presentarlo el 20 de diciembre. No fue ninguna casualidad, sino que es una cuestión que tiene una coherencia con toda la historia de la banda, sus ideas, su mensaje; con toda la coyuntura nacional y a la vez con nuestro compromiso con la lucha de trabajadores, trabajadoras y todo el pueblo argentino. Nos pareció que era el momento para expresar nuestra palabra y aportar nuestro pequeño granito de arena contra el neoliberalismo y el capitalismo en general.

-¿Cuántos granitos de arena a la sociedad creés que se aporta desde el arte?

J: – Yo creo que el arte ocupa un lugar muy importante en la sociedad, privilegiado y de ahí que hay una batalla cultural permanente entre las expresiones que surgen de los sectores más relegados y populares de la sociedad y los productos que permanentemente tiran al mercado los sectores capitalistas. Es decir, existe un arte que es del pueblo, que es la voz del pueblo, que nace de las expresiones culturales más afincadas a nuestras raíces, a nuestra historia, a nuestro padecimiento; por otra parte, existen estos productos que lo que intentan es tapar todas esas expresiones y llenar nuestras cabecitas de productos vacíos, que tratan de eludir un montón de realidades que tiene el pueblo. Por eso me parece que es una batalla desigual, pero es una batalla que hay que dar continuamente porque seguramente el arte es parte fundamental de la lucha de los pueblos y lo que corrobora estas cuestiones es el ataque permanente de los gobiernos, más particularmente del gobierno macrista, a los sectores populares, al fomento del arte, incluso a los distintos medios alternativos, medios populares.  Asi que, yo creo que no solamente nosotros pensamos que el arte es algo importante, sino que el enemigo capitalista y empresarial sabe que es importante y hace del arte un producto. Pero además tiene una misión estratégica que es la de banalizar nuestras expresiones artísticas para su cometido, todo va de la mano.

-En esa puja derecho-mercado, ¿Se encuentran con tensiones particulares en el mundo de la música?

J: -Sí, sin ningún tipo de duda. Nosotros lo discutimos permanentemente. Por un lado, estamos plantados frente a la sociedad con una propuesta, un mensaje, creemos que ocupamos un rol; y por otra parte es nuestro trabajo, es en lo que nosotros invertimos tiempo de estudio, de ensayo, invertimos en instrumentos, en sonido y demás. Con lo cual, no es que nosotros tenemos una posición rígida sobre tener algún tipo de contrato con alguna discográfica o algo por el estilo, sino que tenemos una serie de principios que nos rigen a la hora de pensar cuál es el límite que nosotros ponemos a esto. Es decir: tenemos un mensaje, tenemos una propuesta y no puede ser manipulada por ningún tipo de interés económico. Eso seguramente complica bastante las cosas, pero es el límite que nosotros ponemos para llegar a firmar algún tipo de contrato, si en algún momento se da. Pero no es que tenemos una posición independentista en la cual nos negamos a formar parte de la realidad, sino que entendemos que si se produce algún tipo de acuerdo, tiene que ser un trampolín para llegar a muchos más oídos y que nuestro mensaje llegue a muchos más lugares. Queremos siempre mantener un piso de dignidad en el cual nosotros podamos sostener nuestra obra y si eso no puede ser porque no encaja en el mercado, seguiremos de manera independiente, con todo lo que eso conlleva.

 

Leer más
Antonio Gramsci: un intelectual orgánico de carne y hueso

Un 22 de enero de 1891 nacía Antonio Gramsci, uno de los marxistas y revolucionarios más originales de nuestro sur global.

Leer más
De militancias, canciones y poesía: Darío Santillán y el Tata Cedrón

Por Nadia Fink y Pablo Solana

Una foto bien guardada, un recuerdo que aparece, el Cuarteto Cedrón que toca y el Tata que desea tener esa foto. Un encuentro que reconstruye puentes entre generaciones,  caminos que vuelven a juntarse.

El calor de la tarde no impidió que la juntada fuera con mate. Con mate y facturas. Una charla compañera en la que el padre y el hermano de Darío Santillán –asesinado junto a Maxi Kosteki en la represión de Puente Pueyrredón el 26 de junio de 2002–, Alberto y Leonardo, le acercaron a Juan Tata Cedrón una foto que Darío guardaba como un tesoro entre sus pertenencias. Así, el recuerdo, el pasado y el presente, las militancias, la poesía y las “canciones de protesta” fueron un hilo que trazó la mateada.

“La camisa roja, el estuche azul y el saco marrón que todavía lo tengo. Ya me queda chico, pero lo guardo porque está buenísimo”, dice el Tata mirando la foto. “Uno guarda las cosas que le quedan chicas esperando adelgazar, pero sigue ganando en masa muscular nada más”, retruca Alberto y la carcajada general nace sola.

A la ronda de mate le falta un integrante: Mariano Pacheco, quien se recupera de una lesión en su ojo por una bala de goma ligada en la represión frente al Congreso cuando se trataba la Reforma Previsional. No estaba él pero llegó su libro, Darío Santillán, el militante que puso el cuerpo, escrito a seis manos con Ariel Hendler y Juan Rey. De allí la referencia por el gusto de Darío por el Cuarteto Cedrón, una recomendación de su profesora de Literatura Andrea:

“‘Porque era así esa época: no teníamos un mango’, cuenta Andrea. Sin embargo –recuerda– nunca faltaban los mates sobre la mesa, que acompañaran las extensas charlas, que a veces llegaban a durar horas, en las cuales los temas iban variando, pasando por la música (‘yo le recomendé Cedrón y él a mí a Hermética’). Es que Andrea había militado, siendo más joven, y Darío no lo hacía aún, pero se interesaba mucho ya por las cosas que pasaban en el país, en el continente y en el mundo”.

Leo recuerda que la foto era de 1999 o de 2000, esa época en la que Darío descubría la militancia en los setenta, su música, y empezaba a nutrirse de lo viejo/nuevo para sumarle al rock de Hermética y Malón que le corría en su sangre joven.

En esa foto Darío tendría 18 años, te había ido a ver a un concierto… ¿Qué sensaciones te generan los pibes y pibas que escuchan al Cuarteto Cedrón, que van a verte?

–Me interesa que el público que nos ve, joven o no joven, sepa que lo que hacemos es poesía. Que puede ser una poesía de denuncia… Incluso cuando Gardel cantaba canciones, por ejemplo, sobre la prostitución, o que una piba se vaya del barrio porque quiere tener un poco de guita y se prostituye, eso es un problema social. Después hay un problema con la música, con el arte, hay un problema de emoción cuando vos hacés las cosas, que ese público que te viene a ver porque sabe que vos sos o zurdito o peronista o lo que quieras, pero viene porque tiene que ver con vos, se emocione también. La emoción no te la pueden sacar.

Entonces, yo pienso eso cuando veo a los pibes jóvenes. Eso que dicen en el libro de Darío, que cuando él escuchaba al Cuarteto buscaba una mirada más allá del panfleto de la militancia.

Cuando yo hablo de panfleto… yo hice la Cantata del Gallo Cantor, hice Balada del hombre que se calló la boca… Milité, pero eso no lo hubiera querido cantar, eh. La Cantata, después de lo de Trelew [el fusilamiento de presos políticos, en 1972]. Me la pasé ocho años llorando, sigo llorando, me vuelvo loco. ¿Por qué los tuvieron que matar? Yo no pienso en ganar, que maten gente y voy a hacer una canción. La hice porque me dolió el alma.

Así como la profe Andrea le recomendó a Darío que escuchara al Cuarteto Cedrón para entender los setenta, ¿hay hoy una banda que se pueda recomendar para interpretar la época actual? Que te sorprenda, que te conmueva…

Yo no sé si hay que entender la época por la canción… la canción forma parte de la época, si vos contás cosas de la época. Pero yo te estoy diciendo un poco lo contrario: las rosas hace siglos que salen, y ahora también. Yo hablo de la rosa… Después si vienen estos hijos de puta y te lo matan a Maldonado… Hay que ganarles a estos hijos de puta. Y de ahí la cantata que hicimos con Gelman sobre los combatientes, dice eso, “Afuera sigue la lucha de clases” … Y yo creo en eso. Gelman fue un militante, escribió eso, pero también muchas otras cosas…

Tuñón me dijo –porque en el disco ese colorado le hice un reportaje [Cuarteto Cedrón canta a Raúl González Tuñón]– “detesto las teorías absolutas”. Que lo que haga un artista, un músico, aparte de lo imaginativo –que es lo más importante– tenga que ver con la realidad… Hay una cosa de imaginación, que inventás vos, que es una cosa que está en el aire y vos la ligás con las cosas de la realidad. Tuñón dice eso. Un hombre, un artista, un pintor, un músico, tiene que serlo en la vida y en la obra; si no, algo anda mal. Tenés que tener coherencia. Está en ese disco.

La referencia a Tuñón sigue tejiendo los hilos de la charla. El Tata le pregunta a Leo: “¿Vos conocés el poema o conocés la cantata, Chances?”.

Sí, la tenía Darío en un caset.

¿Tenía el caset Darío? ¡Lo grabé en el 76!

Y El Tata recita, de memoria:

Mientras el dictador o burócrata de turno hablaba
en defensa del desorden constituido del régimen
él tomó un endecasílabo o verso nacido del encuentro
entre una piedra y un fulgor de otoño

puso el dedo en la palabra inicial
apretó

la palabra inicial apuntando al dictador o burócrata
salió el endecasilabazo
siguió el discurso siguió
la lucha de clases
el capitalismo brutal
el duro trabajo
la estupidez
la represión
la muerte
las sirenas policiales cortando la noche

este hecho explica que ningún endecasílabo derribó hasta ahora
a ningún dictador o burócrata aunque
sea un pequeño dictador o un pequeño burócrata
y también explica que
un verso puede nacer del encuentro entre

la lluvia y la piedra

Y la realidad le cae, al Tata, como una gota, o una piedra cuando exclama: “¡Faaaa! ¡Lo hice en el 76, ya me había tenido que ir!

El tango, el rock y la penetración cultura

Darío y el Cuarteto Cedrón vuelven a cruzarse en otro pasaje del libro:

“La Cátedra Libre de Derechos Humanos de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, que dirigía Osvaldo Bayer, había llevado a militantes de Almirante Brown y Lanús a contar allí las experiencias del MTD y, como contraparte, algunos docentes iban a esos pequeños encuentros de formación que, por lo general, se llevaban a cabo en casa de la familia Santillán. Allí, antes o después de la clase, invariablemente sonaba el Tata Cedrón cantando ‘La calle del agujero en la media’, el poema de Raúl González Tuñón. Darío estaba fascinado con ese hallazgo que le había hecho conocer Mariano”.

Y otro de los amigos que merodea la charla es Vicente Zito Lima: abogado, periodista, autor teatral y dramaturgo que, cuenta Alberto, “hizo varios poemas y una obra de teatro dedicada a Darío. Es tanto el amor que Vicente le tiene y es tanto el dolor que donde está siempre lo trae. Incluso en la obra Eva Resucitada es increíble cómo él, hablando de Evita, lo nombra a Darío. Si bien son años totalmente diferentes, él lo trae”. Y el Tata cuenta que a Zito lo conoció en 1962, cuando hacían recitales de poesía con Juan Gelman y Paco Urondo. También cuenta que fueron junto a un grupo de artistas a la prisión de Trelew después de la Masacre y que no pudieron actuar por los controles que había: “No nos dejaron entrar, entrábamos desnudos si querían”, cuenta, todavía enojado.

Esa mezcla de deseos y gustos intergeneracionales que portaba Darío aparece en la charla. Alberto recuerda que también iba a ver a José Larralde, y que llegaba cada vez que podía a presenciar el programa de Alejandro Dolina después de las 12 de la noche: “Me acuerdo de que hacía la cola, entraba; siempre andaba muerto y lo que pedía era un vaso de agua”. La pregunta surge inevitable:

Él escuchaba el Cuarteto Cedrón, escuchaba música clásica y escuchaba Hermética, los Redondos… ¿Qué apreciación tiene de esa cultura rock juvenil, que para Darío no era incompatible?

–Yo fui amigo de La Cofradía de la Flor Solar, de donde después salieron los Redonditos. Nosotros pensábamos que el rock era una continuidad del tango, por ejemplo, Almendra… El único disco de esos que tengo es ese que tiene “Muchacha ojos de papel”, ¡ese me gusta! Pero después nos dimos cuenta de que había una política de penetración. Se destruyeron discos que se hacían acá, no se escuchó más música nacional, se sacó todo lo nacional. Por ejemplo, eso de que el 50% de música que se pasaba tenía que ser nacional, como en Francia, que era como había hecho Perón acá, la pasaban entre dos y las cuatro de la mañana, cuando no escuchaba nadie. Igual que lo que están haciendo ahora con Radio Nacional.

Entonces, hubo una penetración… Mirá, hoy fui a hacer una gimnasia, toco el timbre y me responden “qué tal, Tata, ¿estás heavy?”. “On line”, “delivery”… yo leo poco las noticias, pero veo publicidad de zapatos, 29 dólares, 50 dólares, todo en dólares. Vos decís: ¿cómo hago para comprar este zapato? Toco ahí y está todo en inglés… Entonces, a nosotros nos doblegaron en eso. El Che decía: “El que ve un papel en el suelo y no lo levanta es un hijo de puta”. A esta altura del partido, ¿le tenemos que enseñar a la gente que si hay un papel en el suelo hay que levantarlo?  ¿A la gente le tiene que doler el bolsillo para que sé de cuenta que están vendiendo el país? El rock es penetración, flaco…

¿También el rock en castellano?

–Se penetra culturalmente y se saca la identidad. El otro día vi a un pibe tocando el bandoneón en la calle, lo felicité y le dije que viniera a verme. 32 años. Me cuenta que está haciendo cosas de Blomberg. “Ah, Blomberg es el que hizo ‘La pulpera de Santa Lucía’, ¿conocés?”. No, no la conocía. No conocía a Manzi. Eso es el rock.

Con Acho Estol, de La Chicana, nos queremos mucho. Son los primeros que nos cantaron. Y él me contó: yo cuando era pibe veía en la televisión el galán, los pibes con moñitos, engominados con esmoquin en “Grandes valores del tango”. Y el Acho me dice: yo vi eso y me fui al rock. Yo no, yo fui a un bandoneón. Yo vi eso también, pero nosotros teníamos otra estética, otro discurso poético. No el de mierda que nos mete la televisión. ¿Viste lo que es la televisión? No se puede ver nada. Y el rock tiene que ver con todo eso. Todo rock pasan. En castellano… ¿y qué tiene que ver el castellano con el rock? ¿Qué quiere decir rock and roll? Si nosotros teníamos chacarera, folklore, zamba, gato, lo que quieras, perro, conejo [risas]. ¿Por qué no hacen una vidalita, un triste pampeano?

Otros temas siguen surgiendo: la actualidad, los proyectos presentes y futuros (“Estamos constantemente haciendo, produciendo. Hicimos 5 espectáculos sin un mango. Arrabal Salvaje con 12 bailarines, El Puchero Misterioso que son como 20, villeros… con La Musaranga ahora vamos a hacer El Riachuelo. Hice la Cantanta del Gallo Cantor con La Lija, ¡y sin un puto mango! Ahora vamos a hacer una obra de títeres con Antonia, mi mujer”).

Pasaron tres horas y es tiempo de cierres. Están las fotos, las que se toma con Alberto y con Leo, y también en la que está Darío. El Tata besa la foto y la apoya en su piano; una instantánea que brilla.

Los abraza, se emociona, se ríe y no deja de contar anécdotas. Nos indica qué colectivo tiene que tomar cada uno según nuestro destino. Está en todos los detalles. Nos vamos un poco en silencio, contentos, también con nostalgia. “Yo creo que Darío estuvo acá, con nosotros”, dice Alberto. Y entonces vuelven esos versos de Juan Gelman que el Tata acaba de recitar:

Así como el cuerpo es uno y tiene
muchos miembros
pero todos los miembros del cuerpo siendo
muchos
son
un sólo cuerpo
si el pie dijera “porque no soy mano
no soy del cuerpo”
o la oreja como no soy ojo no soy del cuerpo”

o la flor “porque no soy rostro no soy el pueblo”
o el pueblo
“como no soy flor no soy del pájaro”
o el pájaro “porque
no soy árbol no soy del combatiente”
o el combatiente en su
tumba ” como no soy flor no soy pueblo”

y el pie

no mano ¿por eso no será del cuerpo?
y la oreja no ojo
¿por eso no será del cuerpo?
y la flor no rostro ¿por eso
no será del pueblo?
y el pueblo no flor ¿por eso no será
del pájaro?
y el pájaro no árbol ¿no será del combatiente por eso?

y el combatiente no flor ¿no será del pueblo por eso? ¿y
el pueblo de él? ¿y de él la flor que brilla bajo la pura mañana
en su sepulcro?
¿la flor que una mano en su tumba puso? ¿mano que
ni pie ni ojo ni árbol es
y pueblo es y cuerpo y combatiente?

¿mano que necesita pie y ojo y también flor? ¿pueblo
que necesita al combatiente? ¿gracia del día bajada sobre él
como flor como pueblo? ¿él sobre el pueblo
como gracia del día como flor?

Leer más
Evita, esa mujer, antiprincesa y libre

Por Vivian Palmbaum @vivi_pal

La editorial Chirimbote lanzó la Antiprincesas 7: Eva Duarte. Entrevistamos a Nadia Fink, escritora y una de las creadoras de este sello que trabaja en sus textos para lograr una mirada distinta hacia las mujeres de nuestra historia, siempre haciendo hincapié en producciones para niños y niñas.

“¡Viva el cáncer!, escribió alguna mano enemiga
en un muro de Buenos Aires. 
La odiaban, la odian los biencomidos: por pobre, por mujer, por insolente. 
                                 Ella los desafía hablando y los ofendía viviendo. ”      

(Eduardo Galeano en Memorias del Fuego)

               .

Evita es la última producción  de la serie Antiprincesas que vió la luz este año. Con este libro se intenta recuperar  la figura de Eva Duarte y poner en valor el trabajo de una mujer luchadora que se enfrentó a todos los prejuicios de la época, por ser mujer política y pobre.  Contra las habladurías y prejuicios y con los límites de una historia destinada a las niñas y niños, esta producción está contada desde una perspectiva de libertad y con un gran trabajo de indagación y consulta histórica y militante. Nadia Fink y Pitu Saa con la cooperativa editorial Chirimbote lanzaron esta valiosa producción.  

Evita es la última producción de la editorial Chirimbote, una historia para niñas y niños, la Antiprincesas #7, a la que antes precedieron Eduardo Galeano, Juana Azurduy, El Che, Alfonsina Storni, Otra Caperucita y el Gauchito Gil.

Tal como  se menciona al inicio del libro, “en este camino de huellas de mujeres reales que seguimos desandandando, esta vez nos encontramos con Evita: Eva Duarte, una mujer política, una figura trascendente de la historia”.

Entrevistamos a Nadia Fink, periodista, editora y escritora que nos respondió algunas preguntas que permiten acercarse a la producción periodística de Evita.

-¿Cómo llegan a este personaje y porque lo toman?

-El personaje nos interesaba, pensamos en la colección Antiprincesas desde una perspectiva popular y vimos que hasta el día de hoy Evita sigue siendo una figura rescatada, destacada, recordada. Teníamos ganas de abordarla. Venimos de la izquierda y siempre fue una figura que nos incomodó mucho, pero cuando últimamente subimos un flyer para recordar un aniversario de su historia, fue tal la respuesta que tuvimos : gorila, amenazadora, comentarios muy misóginos que nos hicieron pensar que era bueno hacerla,  pensarla. Como decimos  al comienzo del libro, nos llama la atención cómo es agredida por todo lo que hace y que suele pasar con las mujeres políticas, sin que haya un sustento que demuestre cosas concretas, sino son todas apreciaciones sobre la forma en que se viste, la forma en que habla, si es machona y todo esto nos pareció bien desandarlo porque tiene que ver con hoy también.

-¿Cómo llegan a la selección de lo que quieren contar?

-La selección se hace después de un trabajo muy arduo. Con Pitu (Saa) vamos y venimos con las ilustraciones, se nota al inicio que había ideas tiradas y Pitu hizo diez Evita para arrancar el libro, una cosa diferente a lo que pasó con otros libros;  porque también queremos que cada uno cuente de una manera distinta, según el personaje que abordamos.

-¿Cómo abordaron la investigación?

-La investigación fue la más ardua de todas, porque además de abordar documentación y ver documentales, también me acerqué a militantes e historiadores “evitistas”, más que peronistas, que han investigado la historia de ella.  El historiador Miguel Mazzeo fue de gran ayuda porque guió las lecturas, porque hay mucho sobre Evita y sabemos que los puntos de vista marcan muchísimo la forma en que se aborda un personaje. Una vez que hubo suficiente material leído,  el eje fue sobre las habladurías sobre Evita, una mujer profundamente política e incómoda, para la sociedad de la época y para esta sociedad.  Después fuimos puliendo todo lo que a la infancia no le concierne, porque hay muchísimo más que se pueda decir de ella, pero no podemos plantear ciertos puntos de debate sobre ella para la infancia, ahí también se hizo una segunda pulida.

En relación a la investigación,  Nadia Fink,  además,  aclaró que no tomaron tanto las películas, donde se ficciona la figura de Evita, porque están bastante tergiversadas algunas de las ideas que querían transmitir.  Nadia además nos contó que el libro tuvo muchísimas miradas previas, unas doce, entre las que también está incluida la familia,  para ir puliendo el texto definitivo.

El libro tuvo esa pregunta inicial sobre qué leer y  tuvo muchísimas miradas, también lo vio la familia, creo que doce y ahí me valí de muchas compañeras y  compañeros que hemos ido conociendo en el camino, donde la mayoría tiene gran cariño por Evita,  pero lo ve desde una perspectiva de izquierda; fue super interesante traer a esta figura profundamente popular, que hizo muchísimo por desandar lo que le estaba vedado a las mujeres, lo que eran las primeras damas en ese momento y Evita fue muchísimo más que eso, si bien fue ella al lado de Perón, y no podemos dejar de decir esto.

-¿Que quedó afuera cuando seleccionaron que material abordar?

Evita tuvo una vida, política, brevísima, seis o siete años, donde hizo muchísimo, y donde cerramos y dejamos la pregunta abierta: ¿Qué hubiera pasado si Evita hubiera vivido más tiempo, si hubiera finalmente compuesto la fórmula Perón – Perón, si tal vez ese techo de cristal,  del que se habla con respecto a las mujeres, no se lo hubiera puesto su compañero de vida y de lucha, que era Perón? Otra de las cosas que dejamos afuera en relación al viaje a España,  por supuesto que Franco era un dictador, y la ida de Evita y las fotos al lado de él generaron muchísimas suspicacias y muchísimos rechazos,  vistos desde hoy.  En ese momento había que pensar también las alianzas geopolíticas de Argentina, había que pensar el rechazo que había a EE.UU  y  que era necesario generar nuevas alianzas para ser proveedores y  exportadores;  la miseria en la que estaba sumida la España de Franco;  y entonces Evita va y la mayoría del tiempo estaba al lado del pueblo , que es lo que no se cuenta,  pero nos pareció que ese aspecto no estaba destinado para la infancia.

“No faltaron las mentiras y los chismes para ocultar lo que fue. Pero Evita habla por sí misma, con el amor entero que le tenía el pueblo”, se dice en este Antiprincesa.  Mujer, actriz,  trabajadora y política con un origen popular. Reconocida por escuchar las necesidades de los más humildes, a quienes se sentía hermanada y pionera en reconocer los derechos de las mujeres, facilitando el derecho al voto femenino en el año 1947. “Donde hay una necesidad hay un derecho” es quizás su frase más reconocida.   Una figura que generó polémicas y rechazos, tanto que aún después de muerta su cuerpo fue maltratado, mancillado y desaparecido por los enemigos de la cultura popular, que ella había contribuido a poner en primer plano.  Evita, Antiprincesa #7 parece una interesante contribución para que niñas y niños puedan acercarse a la historia contada de manera sencilla, para tratar de forjar infancias más libres de prejuicios.

 

Leer más
Despierta Conurbana: Arte con perspectiva de género

Por Laura Cabrera @LauCab

La colectiva integrada por mujeres del ámbito de la docencia, la música, el teatro, las artes visuales y otros ámbitos de la cultura realizarán su primer festival para visibilizar la problemática de la violencia de género. La primera edición de Despierta Conurbana se realizará este sábado desde las 15.30 en el teatro Nobles Bestias, en la localidad bonaerense de Temperley.

Todo surgió desde un hecho puntual en el cual una mujer del ámbito artístico se veía invadida en su espacio laboral por su ex pareja, quien violó en reiteradas oportunidades la medida perimetral. A partir de esta situación, nace de un grupo de mujeres artistas y docentes la necesidad de contar desde el arte historias vinculadas a las violencias, de desnaturalizar la violencia de género en todos los ámbitos. “El cambio es cultural. La dominación comienza por lo simbólico. A esto apunta el festival”, indicaron desde la organización de Despierta Conurbana, colectiva de mujeres que este sábado realizará su primera intervención multicultural con perspectiva de género en el sur del Conurbano.

La jornada que se realizará en el teatro Nobles Bestias (14 de Julio 142, Temperley) a partir de las 15.30 contará con talleres, espectáculos musicales, stands de agrupaciones abocadas a asistir a mujeres ante situaciones de violencias y el stand de la editorial Chirimbote, nacida a partir de un proyecto decidido a romper con los estereotipos a partir de los primeros años de la infancia y contar historias clásicas con otra mirada.

El trabajo que se verá reflejado el sábado es el resultado de debates abiertos por mujeres de la Colectiva Despierta Conurbana, quienes en diálogo con Marcha contaron cómo se conformaron y se fueron fortaleciendo como grupo hasta llegar a esta primera posibilidad de visibilizar a través de interpretaciones artísticas de hechos concretos.

¿Cómo se origina Despierta Conurbana como colectivo y por quienes está
integrado?

-Se origina en  un hecho puntual, en el que Paulo Pauluchi, viola una medida perimetral que se le había impuesto a raíz de malos tratos que él había propinado contra una ex-pareja.  Este hecho pone de manifiesto muchos otros, tales como la aceptación y el aval que este
tipo violento tiene en el medio, este y muchos otros tipos como él, el rock, el teatro están llenos de episodios de violencia y abusos contra mujeres. Nuestra colectiva está integrada  por mujeres de las artes visuales, el teatro, la música, la academia, la docencia, la cultura. Las integrantes somos Julia Celeiro, kali Sandoval, Gabriela Pagés, Laura Pagés, Laura Lagronch, Beatriz Campos, Raquel Pardo, sosonia, Yanil Amato, ina Veron, Miryam Aserrad, Lorena Torelli, Delia Iglesias, Martina Cruz, Canela Kallsen, Malvina Silva y Julia Beitelmajer.

Es el primer festival que realizan ¿cuáles fueron los motivos que las
llevaron a impulsar este proyecto?

-El motivo que nos nucleó en principio fueron los hechos antes mencionados, que nos movilizaron y nos encuentran a todas con ganas de hacer algo, de cambiar, de hacer algo positivo con esto, de hacer cosas que modifiquen nuestro entorno, informarnos, aprender, conocer qué está pasando. Hay gente que tiene mucha data para compartir, y colocarnos a nosotras en un lugar que vaya mucho más allá de la furia, el enojo, la queja, y si desde la apertura, del  dar, el recibir, el poder compartir.

Teniendo en cuenta que se trata de un festival cultural con
perspectiva de género ¿Existe en el conurbano alguna red cultural que
trabaje con la misma temática?

-Existen muchas producciones independientes de mujeres que trabajan la temática de género, pero no vinculadas entre sí.   Está  la red Mujeres Cineastas  y  de  Medios  Audiovisuales,  nacida en CABA, pero formada por muchas conurbanas, originada a  principio de año en  un
asado entre amigas, hoy tiene más de siete mil integrantes de todo el país,  que viene realizando encuentros  zonales. Las otras redes presentes en el conurbano están  relacionadas con el cuidado y la atención de mujeres en situación  de violencia y vulnerabilidad. Y ahora estamos nosotras construyendo amorosamente aquí, en zona sur, expandiéndonos, y tejiendo lazos solidarios.
CHARLAS
17.00 hs. Perspectivas de género, Claudia Juan – Claudia Perugino
17.45 hs. ¿Cómo piensa el patriarcado? , Julia Beitelmajer
19.15 hs. Violencia Obstétrica, Ñuñu
20.30 hs. Deconstrucción de los roles en clubes nocturnos y el cuidado colectivo de los cuerpos, Hiedrah

TALLERES
18.30 hs. Socorristas Burzaco, Socorristas
19.45 hs. ESI – Ley Nacional de Educación Sexual Integral, SUTTEBA
20.00 hs. Reconocimiento de las distintas violencias, violencia mediática y
en el arte, Mica Gaitan y Nehuen Bernardini
20.45 hs. Disidencias travestis y tran, Alessandra Luna

MUESTRAS, INTERVENCIONES, ESPECTÁCULOS
Gabriela Pages Títeres para adultos
Lucrecia Vichenza Teatro
Laura Pagés Títeres para adultos
Martina Cruz So Sonia Poesia oral
Piel de gallina Intervencion Teatral
ColectivoEn Marcha Intervencion Teatral
Eugenia Leyes Intervención Teatral
Bienvenidos a la Computadora Música
Ganges Baby GB ft. ShePibass Show en vivo
Lorena Torelli y Stephanie Dame Circo
Maríai Isabel Muestra Collage
Piel de gallina Muestra Fotografica
Dj Mica Towers
Brenda Klee, Muestra pintura digital y mixta

STANDS
Campaña Nacional por el derecho al el aborto legal seguro y gratuito + Católicas por el derecho a decidir
Stand Ñuñu
SUTEBA – ESI Secretaría de Género
ATE – Comisión de Género
Editorial Chirimbote – Antiprincesas.

Entrada libre y gratuita.

Leer más
La Chusma Rock: “Si el rock molesta, es que lo estamos haciendo bien”

Por Sofía Ordynans

La Chusma Rock despide el año esta noche, desde las 21.30 en Casa Colombo, Abasto. Antes de la presentación, dialogaron con Marcha acerca de estos diez años de música. 

En la colorida terraza de su sala ensayo ubicada en Villa Crespo, el compositor y guitarrista Cholo Sileoni y el bajista Tano Fioramonti de La Chusma Rock, nos reciben con -agradecida- birra fría, en un atardecer que cae en la ciudad.

La Chusma es banda de rock, pero también de todo género que haya surgido alegre y contestatario: en sus sonidos se mezclan el reggae, el punk, hip hop, murga y ritmos urbanos, con letras que reivindican el amor, la amistad y la resistencia, haciéndole frente al llanto y la tristeza con acción y comunión entre individuos, rescatando raíces latinoamericanas en las que la naturaleza y el vínculo humano “es fundamental”.

Surgidos en 2006 en el barrio de Flores, el Cholo, el Tano, Lelo, Coyo y el Ruso están transitando sus 10 años de trayectoria que los encuentra, según ellos -y aún- “dándole como niños” porque “el rock te mantiene, la cultura, el arte, estar en conexión con eso, es como que te mantiene bien, activo, alejado del cáncer”. Desde Marcha, nos reunimos con ellos antes de su presentación en Casa Colombo, Villa Crespo.

-¿Como sintetizan los diez años de La Chusma?
Lelo: -Con constantes cambios pero más organizados. Se incorporó Max que es el manager y amigo que nos ordena bastante pero seguimos con cierta locura, gente que viene y va, incorpora su magia, la traen, la llevan, nos la deja. Los que estamos desde el primer momento siempre con ideas nuevas, intercambiando opiniones, generando lo que se puede que esta muy difícil todo lo que es la música, el rock, que está bastante bastardeado. Seguimos dándole como niños, desde hace diez años.

-Sus tres EPs están vinculados a los pueblos originarios y la protesta social ¿como comienzan a aparecer estos conceptos en sus trabajos?
Cholo.: -En “Nalai-Mapu-Uhj”, el tercer disco que estamos grabando – y que compila los 3 EPs- la idea fue incorporar a las comunidades, conceptos y filosofías de ver el mundo: Nalai quiere decir “Sol” en Toba, Mapu es “Tierra” en mapuche, y Uhj quiere decir “Luna” en Maya. Siempre tratamos de estar en contacto con nuestro alrededor, por más que nuestro linaje sea europeo está bueno saber qué dicen los vecinos. También por las giras que hicimos por Ecuador, Perú.

Tano.: -Es parte de la banda saber que quizá en vacaciones nos vamos a algun lugar por américa con los equipitos a batería, a tocar ahí, en la calle. Somos una banda que viaja mucho y eso repercute en los EPs, que son una reafirmación de lo que es la banda.

C.: -Es también cambiar un poco de lenguaje. Me tocó estudiar sociología en la UBA y es como que occidente siempre está ahí, sometiendo. Yo suponía que era una sociología universal y la verdad es que era una sociología alemana básicamente, no se escuchan otras voces y me pregunté “¿y la sociología aymara? ‘Y no, eso no, me contestaron’”

Eso “no es ciencia”.
C.: -Claro, no es ciencia. Y estuvo bueno atravesar eso, porque por yo esperaba otra cosa, escuchar otras voces que creo que tienen mucho más para decir hoy sobre el espíritu, más profundas que las palabras que nosotros usamos; es la única manera de poder sobrevivir en el contexto y que no nos hunda el cemento. Y eso lo ves en los viajes, nos llama mucho la atención y creo que es importante compartirlo.


-¿Cómo es ser independiente hoy? ¿Pueden vivir de lo que hacen?
C.: -No, es super difícil, todo nos cuesta: hacer gorras, calcomanías, volantes. La verdad es que no vemos nada, al contrario, ponemos todo.

T.: -Lo que notamos son unas cuantas trabas que se dan en esto. Tiempo antes no había tantas productoras metidas en el medio que te alquilan las fechas, antes arreglabas con el dueño, era otra cosa. Y también por lo que te imponen los lugares. Esta bien, entras si querés entrar, es una decisión de la banda, pero por ejemplo La Chusma le dedica mucho tiempo a los ensayos, hay mucho compromiso, entonces vos querés sonar bien, querés un lugar copado, y después esta el fotógrafo, el stage, el sonidista; todo es una suma de cosas. Creo que igual es la realidad de la mayoría de las bandas under, pero tener esa parte independiente esta bueno, es el camino que elegimos.

C.:- Ahora se incorporó Max, el manager, y a veces también contratamos prensa para que haya movimiento para que la rueda empiece a girar y nos permita proyectar cosas que tenemos pensadas hacer y no podemos porque no tenemos una moneda. Hemos tocado en Niceto alguna vez, lugares que no tienen mucho que ver con nosotros ni nuestro espíritu, pero también sabemos que la música es un mercado y que si podemos llegar a solventarnos con eso y que la rueda empiece a girar… Y porque esta bueno delegar, a veces organizarnos es difícil, y eso también nos enseña, tratamos de lograr un espacio donde nos cuidamos cada vez más, y la banda es eso, es nuestro lugar, como nuestra caja de cristal.

T.: -Si, el factor humano es fundamental, algo re lindo que tenemos desde la secundaria, son muchos años de conocerse y de cuidar la relación, sabiendo que una banda es un conjunto de gente con su vida y sus humores.


C.: -Y sigue el sueño, el espíritu está ahí, la juventud también la inventa uno, uno es viejo cuando quiere, y el rock te mantiene, la cultura, el arte, estar en conexión con eso te mantiene bien, activo, alejado del cáncer.


-¿Que les parece la situación que están viviendo muchos músicos que se ven implicados en denuncias por violencias hacia las mujeres?
C: -Lo que está sucediendo con la ola feminista, que las mujeres tengan más voz, es necesario y fundamental. Era hora de que empiece a suceder, que se empiece a escuchar esa voz. También es muy delicado porque algunos terminan no siendo como se creía que eran, y empieza a haber una cuestión mediática en la que es hasta difícil de hablar porque no cabe duda, no podes violar a una mujer, a un nene, si lo hiciste sos un hijo de puta, no hay otra alternativa. Pero también empieza a haber una cuestión que se traslada a todos lados, y en donde en las escuelas, por ejemplo, no podes tocar un nene porque parece que lo vas a violar, empieza a haber una psicosis permanente y creo que eso es parte de lo que genera la cosa mediática, de pelearnos los hombres con las mujeres, los ricos con los pobres, todos contra todos.


T.: -Está buenísimo todo este colectivo y movimiento que está sucediendo que antes, lamentablemente, era impensado y que sucedió un poco en todo el mundo, de denunciar, está buenísimo. Cada uno sabe lo que hace dentro de ciertos ambientes donde la exposición también es eso, ahí sos vos realmente, bueno, ¿como sos realmente?.

C.: -Que se empiece a ver, que se visibilice. Justo el otro día hablábamos de las películas de porcel y hoy decís: ¿qué locura no? Antes no lo decíamos, y no nos parecía mal porque también está en la educación, no me daba cuenta de cosas que hoy está bueno que la mujer tenga la voz para decir “che, son unos giles, mira lo que estaban haciendo, estaban equivocados, estaban en cualquiera”. Que caigan todos los giles, de todos los sectores.

-¿Cómo notan la escena musical actual teniendo en cuenta que vienen de la generación post cromañón?
C.: -Fue un momento triste para el rock y la comunidad under en todo sentido y creo el mismo sistema lo usó para su favor, siempre ganan ellos, son muy perversos y avaros; pasó cromañón, el rock de luto y los chabones hicieron un mercado de eso, solo podíamos tocar en lugares con menos estructura, y, los lugares chicos de los que vienen los compañeros que están en esa parte del arte, fueron cerrados con la excusa de que se puede prender fuego. Fue un luto tremendo porque no solo se murieron pibes que podríamos haber sido nosotros, sino que además se elitizó el under. Nadie quiere que se prenda fuego un lugar, pero tampoco lo legal hace que no se prenda, es raro. Cromagnon género leyes que son antirock, antiurbano, en contra de la gente y la cultura, entonces siempre ganan ellos.

T.: -Es un día que nadie se va a olvidar, lo sufrimos todos como público, como músicos, y como todo ese ambiente en el que crecimos, no por entrar en esa de “fue por esto, fue por aquello” yo voy más allá, lo tomo como el oportunismo del poder; a base de la muerte crear y censurar y hacer un montón de cosas, es atroz.


C.: -Si, y es que siempre se busca un culpable, y la verdad es que nos pudo haber sucedido a nosotros que vamos con buena voluntad a hacer cultura, a tocar, no queremos plata, ni poder, queremos compartir un mensaje de justicia y colaborar con el mundo desde ese lado que nos sentimos cómodos. Después obviamente, si buscas un culpable van a agarrar  a los giles, pero una banda no sale a matar gente, a recortar presupuestos, no sale a sacarle la plata a los jubilados, ni la comida a los nenes. Una banda comparte, más si sos del rock, porque en la Creamfield mueren pibes todo el tiempo que están re drogados, y también habría que plantearse porqué la juventud se droga tanto en lugar de echarle la culpa. Siempre es más fácil echarle la culpa a los más vulnerables, a los pobres, a los jóvenes, y a los rockeros también. Capáz que tienen bronca porque queremos ser felices o libres, y ellos no saben como hacerlo, no sabrían ni como empezar porque su vida es miserable y eso habla bien del rock, porque si les molesta es porque algo bueno debemos estar haciendo.

http://lachusma.com.ar/

https://www.facebook.com/pg/LaChusmaOficial/about/?ref=page_internal

https://www.youtube.com/user/sarrrrna

Evento del show: https://www.facebook.com/events/514342488922369/

Leer más