Chivilcoy: una crisis que amenaza a 600 puestos de trabajo

Por Agustín Bontempo / @agusbontempo

Una de las ciudades del oeste de la provincia de Buenos Aires se encuentra en vilo ante la amenaza de cierre de Paquetá, una fábrica de calzado que tiene más de 600 trabajadores y trabajadoras. Hablamos con Marcelo Aguilar, delegado regional de UTICRA.

Hace algunos días a propósito del Presupuesto 2019 que obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados de la Nación, detallábamos cual era la coyuntura en la que se enmarcaba una ley que garantizaría más hambre y miseria para el pueblo argentino. Un punto característico durante la gestión de Mauricio Macri fue la pérdida de puestos de trabajo. Las razones son varias y combinadas: pérdida de capacidad de consumo, desventaja competitiva con productos importados, merma de producciones, entre otras. El resultado viene siendo el cierre de innumerables fábricas y empresas e incluso más de 7.500 PyMES en todo el territorio nacional.

Sin los flashes de los grandes medios, hace algunas semanas se conoció que en Chivilcoy, provincia de Buenos Aires, una nueva fábrica amenaza con cerrar sus puertas ya que los dueños consideran que la misma no es rentable. Hablamos de Paquetá, una empresa de capitales brasileros que produce esencialmente calzado deportivo de Adidas. De producirse el cierre el resultado será catastrófico: más de 600 personas quedarían en la calle.

El número es escandaloso, pero más lo es cuando humanizamos la situación. Chivilcoy tiene algo más de 70.000 habitantes y un circulo laboral muy limitado, como tiende a ocurrir en pueblos o ciudades no muy grandes. No suele haber apariciones masivas de puestos de trabajo y los pequeños comercios ocupan un lugar central. La gravedad no se puede dimensionar, hablamos de 600 familias, alrededor de 2.500 personas que hoy comen gracias a estos puestos de trabajo.

Sin embargo, no hay que medir esta posible catástrofe de una manera accidental. El gobierno nacional viene aplicando un ajuste sobre las y los trabajadores que condiciona cada vez más la subsistencia diaria. En la misma sintonía, la gobernadora provincial, Maria Eugenia Vidal, quien es la protegida de las empresas de medios, viene aplicando un tarifazo brutal en todos los servicios y ajustando las principales esferas del Estado (la falta de acuerdo paritario docente o los problemas de infraestructura en las escuelas de Moreno dan cuenta de eso). Finalmente, llegamos al municipio de Chivilcoy que tiene a Gullermo Britos como intendente, que no se caracteriza justamente por avanzar en medidas tendientes al bienestar de los habitantes chivilcoyanos.

Britos es ex comisario general de la Policía de la provincia de Buenos Aires y fue Diputado Provincial entre 2011 y 2015, año en que fue electo intendente de la ciudad, siendo el representante local de Sergio Massa.

A pesar de su ubicación partidaria en oposición a Cambiemos, en la actualidad se espera que el intendente formalice su pase partidario de cara a las elecciones de 2019, en el marco de una situación política inestable producto de las diferencias que tiene con el macrismo local, donde por ejemplo el concejal José Ferro avizoró una posible renuncia si Paquetá cierra sus puertas, casi desconociendo que esta situación es generada por su propio partido a nivel nacional.

Este contexto sinuoso pone de relieve una preocupación esencial por parte de las y los trabajadores y es que el gobierno municipal no se preocupe, defienda ni garantice la fuente laboral de estas más de 600 personas. Un dato que motiva esta interpretación es que este martes habrá una reunión entre funcionarios de Cambiemos y representantes de la empresa a la cual no fueron invitados e invitadas ninguna persona de la Unión Trabajadores de la Industria del Calzado de la República Argentina (UTICRA), gremio que representa al sector, además de que no hubo acercamiento concreto por parte del municipio más que en algún apoyo declarativo. Además, varias fábricas de diversos sectores vienen sufriendo las embestidas de la patronal que, sabemos, solo piensa en sus ganancias, y no hubo respuestas firmes por parte del gobierno en esos casos.

A continuación compartimos la entrevista exclusiva con Marcelo Aguilar, Delegado Regional de UTICRA, quien detalla la situación que se vive en la fábrica y en la comunidad en general, además de adelantar las próximas medidas, conociendo que solo la unidad, organización y lucha, permitirá la verdadera defensa de los puestos de trabajo.

¿Qué tipo de fábrica es Paquetá? ¿Qué producen?

Es una empresa de calzado que hace 11 años está en la ciudad de Chivilcoy. La ciudad tiene alrededor de 75 mil habitantes. Hoy Paquetá tiene 600 trabajadores. Producimos calzado deportivo para la marca Adidas. Los dueños son brasileros, que también producen calzado deportivo.

¿Cuál es el conflicto?

La empresa a raíz de las medidas de este gobierno de turno que tenemos con el tema de las exportaciones e importaciones, ocurre que es muy difícil producir calzado dentro de la Argentina, donde no competimos con los precios y el kit que viene de Asia.

Cuando la empresa arrancó, empezamos con un promedio de ingresos que era de 50 compañeros. Llegamos a ser 1200 trabajadores. Alrededor del 2010 o 2011 quedamos alrededor de 900 u 800. Y a partir del actual gobierno se empezaron a hacer pequeñas reducciones porque nosotros producíamos con un promedio de 10.500 pares de calzado por día. En el último tiempo se bajó a 7.000 pares, ya empezamos a tener una merma ahí, empezó a sobrar personal. Siempre tratamos de buscar soluciones pero a la empresa no le convenía. Hace un tiempo atrás había retiros voluntarios que nosotros desde nuestro sindicato repudiamos totalmente porque eso termina siendo un despido encubierto.

Hoy la situación que tenemos es que la firma no quiere estar más en Argentina por lo que tenemos entendido, entonces están nuevamente abriendo un retiro voluntario para 200 personas donde le pagan al 140 por ciento de la indemnización. Es un despido encubierto. Lo que tenemos ahí es trabajo hasta el 5 de diciembre y luego no hay más pedidos. Es decir que la situación es muy complicada, muy compleja, porque al no haber pedidos de Adidas no hay producción. Ahora estamos a la espera de una reunión que habrá el martes.

¿Hay un conflicto a mayor escala en la ciudad en términos de perdida de puestos de trabajo en el sector?

Lo que estamos viendo desde todos los sectores es que al gobierno de Cambiemos no le importa en general la industria. Hoy es Paquetá pero mañana en Chivilcoy puede ser cualquier otra empresa. Ya han tenido problemas en Sancor y otras empresas grandes que son directamente de la industria.

Por lo que estamos viendo, les da totalmente la espalda todos los trabajadores, no toma ninguna medida de emergencia para saldar la industria. Hoy en Argentina hay cada vez más empresas cerradas, fábricas que quiebran y tenemos más trabajadores en la calle.

¿Cuál es la posición del intendente Guillermo Britos y el gobierno local?

Desde la Municipalidad de Chivilcoy nosotros no hemos tenido ningún tipo de contacto, ninguna propuesta o tipo de solución. No nos ha llegado nada.

¿Reciben algún tipo de apoyo de otros sectores gremiales y de laburantes o gubernamentales?

Ayer (por el viernes) nos reunimos con todos los gremios locales y tenemos un apoyo impresionante. También de los movimientos sociales y de la comunidad en general porque si esto pasaría, lo peor, que es el cierre, en la ciudad dejaría de existir lo que es Chivilcoy. Como fue un gran cambio cuando entró esta empresa, sería un antes y un después si llega a cerrar. Entonces junto a todos los gremios y los movimientos y también a nuestro Consejo Directivo de UTICRA, organizamos para el lunes (por hoy) hacer una panfleteada en la Ruta N°5, km. 160, Parque Industrial, que es la entrada, donde nos vamos a concentrar a las 15 hs, donde está citada toda la comunidad de Chivilcoy y las familias de los trabajadores, a la espera de la salida de los compañeros que están adentro de la planta, a las 16 hs.

Dentro de la planta hay un clima muy tenso, muy triste. Es difícil ver a los compañeros que no saben lo que va a pasar, no tenemos respuestas claras. A nosotros nos están llamando de todos lados, brindando apoyo, diputados, senadores, de todos lados, de todo tipo de color político, están tratando de darnos una mano desde su lugar. Esperemos que esto salga para bien. Hay una pequeña luz de esperanza y esperamos a la reunión del martes, donde puede haber alguna noticia.

¿Cómo sigue el plan de lucha y cuál es la perspectiva?

Por el momento es lo que te comentaba. Arrancar el lunes, hacer la panfleteada, seguirlo el martes donde está la reunión que tiene la empresa con el gobierno de Cambiemos, que esperemos que no se olvide de los trabajadores, que el país crece junto con los trabajadores y de la mano de los trabajadores, donde hoy en Chivilcoy es una empresa muy grande y que le da mucho trabajo a todo, que muchas familias depende de este trabajo. Esperamos que salga lo mejor y que salvemos los puestos de trabajo.

Nosotros como representaste de los trabajadores vamos a hacer hasta lo imposible para que el cierre de la empresa no suceda.