Córdoba, una Autovía contra la Montaña Córdoba, una Autovía contra la Montaña
En Córdoba hay gran oposición de las y los habitantes de la zona contra la Autovía de Montaña que intenta imponer el gobierno provincial... Córdoba, una Autovía contra la Montaña

Por Melisa Letemendia

El gobierno de Córdoba se empeña en construir la Autovía de Montaña pese a la oposición de las y los habitantes de la zona y la destrucción ambiental que implica. Con masivas Audiencias Públicas se expresaron las voces de oposición y las casi 200 objeciones técnicas a un proyecto que parece responder a otros intereses. Habitantes en pie de lucha para impedir que se prosiga.

“Si llegan a hacer este trazado, terminaría justo a 300 metros de mi casa; yo vivo en el monte”, así relata Inés Rummel, de la Asamblea Ambiental Cosquín, mientras su mirada se pierde en el paisaje de bosque nativo que se asoma, rebelde y colorido, que teme perder ante el avance del proyecto de la Autovía de Montaña, en medio de la Reserva Municipal Camín Cosquín. “Lo amo mucho. Lo camino y conozco sus árboles, sus olores. He visto huellas de animales como el puma, la corzuela ¡Siempre se escuchan zorritos! Aunque está degradado, su Naturaleza está intacta. Tratamos de protegerlo porque lo queremos, para nosotros y para los turistas”

La preocupación de Inés tiene fundamento. Córdoba tiene menos del 3% del bosque nativo en pie. El proyecto de la Autovía de Montaña establece el 76,4%, que en su primer tramo de 14.300 km,  avanza sobre la zona protegida, incluido en la Categoría I (Roja) por la ley 9814 de Ordenamiento Territorial . Además pasa sobre una mina de uranio, cuyo contacto con el aire genera radón, un gas cancerígeno que puede filtrarse hasta las aguas que toma el 70% de la Provincia.

¿Apostar por el Turismo y la Naturaleza, o por la conexión comercial?

La región de Punilla, en Córdoba, está compuesta por más de 30 localidades, las cuales han tenido un crecimiento poblacional y turístico exponencial en los últimos años. Su único acceso, la Ruta Nacional 38, posee sólo dos carriles, varios semáforos y curvas peligrosas, lo que genera embotellamientos y demoras, especialmente en temporada alta de turismo y festivales, con un tránsito medio diario anual de más de 9.300 vehículos por día. Por este motivo, surge la necesidad de realizar obras de infraestructura que logren descomprimir el tránsito vehicular.

Si bien en una primera instancia se barajaron 6 alternativas posibles para unir San Roque con La Cumbre, finalmente el Gobierno de Córdoba ha optado por aquella que atraviesa sierras y bosque nativo, destruyendo los paisajes del lugar, generando así una gran controversia y movilización social ante el inminente impacto ambiental.

Como muchas de las obras polémicas que se están llevando adelante en América Latina, el trazado de este camino es llevado adelante por la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA), cuestionada por su énfasis en realizar conexiones financiadas por organizaciones internacionales como el BID, el CAF y FONPLATA, con el fin de agilizar la exportación de materias primas. Es interesante la descripción que se realiza de esta obra en su propia página, indicando como su objetivo: “Permitir un fluido tránsito comercial desde el centro y norte del país hacia los mercados del Pacífico, Oriente y Asia”.

El Pueblo quiere saber

Eugenia Caraballo vive en San Roque, y es integrante de la Asamblea San Roque Despierta y relató,  para el programa de radio Troyanos del Sistema,  que “los chicos que van a la escuela en San Roque alertaron a los profesores sobre la presencia de máquinas al costado de la ruta”, “las máquinas habían hecho perforaciones en el suelo, y así nos enteramos que la intención era hacer esta obra llamada Variante Costa Azul: Puente sobre el Lago San Roque”. Eugenia continúa explicando: “en ese momento, pedimos información en la Secretaría de Ambiente y en la Comuna, y nos decían que no sabían nada, hasta que en la tercera reunión la Jefa Comunal nos informa que había firmado la prefactibilidad del suelo. En diciembre de 2016 se publica el Estudio de Impacto Ambiental (EsIA), y convocan a una Audiencia Pública en Cosquín, el 28 de Abril de 2017, una fecha desfavorable por el caos vehicular del Rally Dakar. A pesar del proceso irregular, a los 15 días la Secretaría de Ambiente expidió la Licencia Ambiental del proyecto. Las Asambleas presentaron un amparo inmediatamente, que aún se encuentra en proceso de resolución, mientras que la medida cautelar que solicitaba el cese de obra fue rechazada, y los trabajos continúan. Las y los habitantes de la zona denuncian que “el plan era hacer la Autovía de Montaña, y no sólo el puente, mientras el Gobierno lo negaba.  Finalmente, en enero de este año el Gobernador Schiaretti anuncia en el Cosquín Folclore que efectivamente se llevaría adelante la Autovía de Montaña, denominada “Alternativa a la ruta nacional N° 38: puente Costa Azul-La Cumbre”, para la que se convocaba a una nueva Audiencia Pública, pero sólo del tramo que va desde la bajada del puente hasta Cosquín.

Una Audiencia Pública Histórica

Tras un trabajo intenso de divulgación y organización coordinado por las Asambleas de Punilla, las ONGs y quienes habitan las sierras, la Audiencia Pública, tuvo una concurrencia impactante: entre el 11 al 18 de mayo pasado expusieron 285 personas pidiendo el rechazo del EsIA, y sólo 70 se manifestaron a favor.

Los puntos más importantes de las exposiciones fueron que 1) el estudio de impacto ambiental se realizó de forma fragmentada, sin considerar la integridad de la obra, que sumaría un total de 47 kilómetros, ni su impacto acumulativo. 2)Las restantes 5 alternativas, presentadas para la obra, no fueron analizadas, lo que hace imposible realizar una comparación que permita elegir la opción más eficiente. 3)El informe no incluye un análisis de los riesgos que implica que los 5090 metros de la traza se realicen sobre el yacimiento de uranio “Rodolfo”, de 10.000 toneladas. 4) No está incluida la afectación al yacimiento arqueológico de la comunidad Tica. 5) La traza está realizada sobre la falla de la Sierra Chica, donde hay actividad sísmica, que produce riesgo de derrumbes y avalanchas 6)  La falta de ponderación del bosque nativo de alta conservación y su real impacto.

Por otra parte Eduardo Esparza, ingeniero de caminos, descubre otras tantas irregularidades como la inexistencia de planos técnicos georeferenciados, que permitirían saber exactamente dónde se localizará el camino. Además alerta “En función del decreto publicado, la autovía proyectada tiene un presupuesto mayor a los 3.900 millones de pesos, pero si no hay información detallada, es imposible saber el costo real”, y añade que “Los plazos de ejecución son irreales, harán 11 puentes en 3 meses”.

En suma, quienes se oponen al proyecto plantearon casi 200 objeciones técnicas a la Secretaría de Ambiente, pero aún no han tenido respuestas a sus inquietudes.

Sólo un Punillazo salvará al Monte

En Córdoba se respiran aires de lucha desde tiempos históricos. Algunos de los más destacados para mencionar son la Reforma Universitaria de 1918, el Cordobazo contra la dictadura de Onganía, la lucha de las Madres del Barrio Ituzaingó contra el modelo agroindustrial veneno-dependiente y en las manifestaciones masivas contra la modificación de la Ley de Bosques en 2017.

La lucha por nuestros territorios seguirá, como lo anticipa el Comunicado de más de 7 comunidades nucleadas en las Asambleas de Punilla:

“Debemos aprender del Cordobazo, de la gran unidad entre personas trabajadoras y estudiantes que fue determinante para la expulsión de la dictadura de Onganía; así nos comprometemos hoy en este camino de unidad entre las luchas que desangran a Argentina y a nuestra América querida, y también aprender de la Reforma Universitaria de hace 100 años, buscando cada vez más exigir a la academia y la ciencia que se posicionen del lado de la vida y aporten alternativas a este desastroso modelo.”

Es así como, si bien los intendentes de las cuatro localidades que atraviesa este tramo dieron su aval al proyecto oficial: San Roque, Bialet Massé, Santa María y Cosquín, la gran movilización social obligó a los Concejos Deliberante de Cosquín y de Bialet Massé a solicitarles públicamente a los jefes comunales que retiren las autorizaciones de prefactibilidad, realizadas sin mediar ordenanzas. Por su parte, el Municipio de Monte Hermoso declaró explícitamente su oposición a la obra, proclamando: “la Municipalidad apoya el progreso, pero este progreso debe serlo en búsqueda de un desarrollo sustentable”.

También se ha conseguido que la Universidad de Córdoba (UNC) se deslinde de la evaluación ambiental realizada y sugiriera a la Secretaría de Ambiente “evaluar otras alternativas menos dañinas al ambiente”. Desde el Gobierno argumentan que considerar otros trazados implicaría mayor cantidad de expropiaciones, y un incremento en el tiempo de viaje.

Las voces de las sierras se hicieron oír de forma contundente. Ahora todo queda en manos de la Secretaría de Ambiente de la Provincia de Córdoba, a cargo de Javier Britch, que debe decidir si otorga la licencia ambiental para esta obra, o si representa a la ciudadanía.