Cortes nacionales: la necesidad y la urgencia es de las y los precarizados Cortes nacionales: la necesidad y la urgencia es de las y los precarizados
Más de 300 cortes en todo el país Cortes nacionales: la necesidad y la urgencia es de las y los precarizados

Por Redacción Marcha / Fotos: destacada por Mauricio Polchi. Cuerpo por Vivian Palmbaum y FOL

Luego de la intensa y masiva semana en materia de movilizaciones, en lo que fue una sucesión de reclamos en el ámbito de la educación, el trabajo y el paro internacional de mujeres, marzo sigue sin darle tregua al gobierno y no sin razones. Las demandas de las y los trabajadores se hacen carne y se viven en la cotidianeidad.

Avanzaba la jornada de lucha y los más de 300 cortes en todo el país. Alrededor de las 11, y tras provocaciones de parte de las fuerzas represivas que pretendían no permitir el acceso de las cuatro columnas que ingresaban por el sur del conurbano bonaerense, el Puente Pueyrredón volvió a ser de las y los integrantes de los movimientos sociales. Así, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Corriente Clasista y Combativa (CCC), Barrios de Pie y el Frente Popular Darío Santillán, avanzaron sosteniendo el corte y dando paso a la organización del almuerzo popular.

Mientras, en el Acceso Oeste y en el corte de la zona norte sobre la Panamericana, la Gendarmería seguía amenazando con reprimir a quienes protagonizaban la protesta social y política. Los cortes y las movilizaciones se hicieron sentir en ciudades como Mar del Plata, Clorinda, Tucumán, Resistencia y en Alto Valle de Neuquén.

A la vez que se repetía en vivo la clase de organización y lucha de los movimientos sociales, los medios hegemónicos repetían la desinformación y la apología de la violencia sobre las y los más vulnerables. “Los cortes mandan”, decía un zócalo en correspondiente rojo; “Les regalaron el Puente”, concluía una conductora de renombre en piso; “Las fuerzas de seguridad absolutamente pasivas”, decía una cronista pidiendo el desalojo a través de la represión viendo pasar a miles por el Puente; “Han enviado mujeres con chicos en todos los cortes”, decía un opinador que pretende dirigir desde un estudio de TV el país, a los jueces y los movimientos sociales.

Relatos de una jornada de lucha

Fabiana es integrante de la Javier Barrionuevo, de Esteban Echeverría, al sur del conurbano bonaerense. Dice que se acercó a la jornada de lucha “por la implementación de la ley de emergencia social”, para que “no haya despidos y que haya más programas”. Agregó que “todo lo que está sucediendo” afecta de forma directa en la calidad de vida de los niños y las niñas en los barrios: “se empiezan a sentir las necesidades, los padres se quedaron sin trabajo, no tienen para la comida, entonces los chicos se acercan a los comedores, almuerzan y participan en las murgas”.

“Estamos por la mejora de los sueldos, la canasta familiar y el aumento del Argentina Trabaja”, relató Alicia, integrante del MTL, “para mas empleo”, resumió, “son varias cosas por las que estamos luchando. En los barrios la situación es bien precaria, yo vivo en un asentamiento que lucha por que el municipio lo reconozca”.

La jornada de lucha de los movimientos sociales ante la precarización de la vida, se organizó ya que las y los trabajadores de la Economía Popular están en la primera línea de afectados por el rumbo económico del gobierno de Cambiemos. Millones que perciben ingresos por debajo del salario mínimo y que ven agravadas sus condiciones de subsistencia por el aumento de la inflación y los sucesivos tarifazos a los servicios. Se exigió, entre varios reclamos, uno fuerte: la implementación de la Ley de Emergencia Social, la posibilidad de conformar un Registro de Trabajadores/as del sector y la implementación de un Salario Social Complementario que daría “respiro hacia abajo” como lo plantean algunas vocerías de las organizaciones. Esto dependerá de varios factores, entre ellos la conformación (en proceso) de un Consejo de la Economía Popular con representación de ambos lados (organizaciones populares y Estado) para monitorear la implementación de la ley.

La Boca se movió por la Emergencia Social

En sintonía con la masiva jornada realizada en el Puente Pueyrredon, en el barrio de La Boca se llevó adelante un corte del puente Nicolás Avellaneda, acompañado por ollas populares impulsadas por diversas organizaciones sociales y sindicales. De la actividad participaron el Frente Popular Darío Santillán, , la Organización Social y Política Los Pibes, el MP La Dignidad, entre otros.

Rosana, de la OsyP Los Pibes afirmó que el reclamo “Afecta a todos, trabajadores formales y también las y los excluidos. Buscamos una forma en la economía social”. Y Agregó que en el contexto político actual “Se nos está haciendo imposible sobrevivir. Esa cuestión de solamente trabajar para poder pagar nuestros impuestos. Queremos que nuestros chicos puedan estudiar, queremos tener una vivienda digna. Somos muchas organizaciones y copperativas que se van sumando al reclamos”.

Por su parte, Jesica, que integra el FPDS, destacó que “Estamos exigiendo que se implemente la Ley de Emergencia Social. Somos millones de trabajadores que estamos bajo el nivel del salario mínimo”.

Por su parte, las organizaciones que integran la Mesa 19 y 20 de la CTEP formularon un pliego de peticiones adicionales que están afectando a las y los trabajadores de la economía popular. La implementación de la Ley de Emergencia Social, reivindicación común y transversal de todos los sectores se suma la necesidad que cese la persecución y criminalización de la protesta social, Cese del ajuste y los incumplimientos del Ministerio de Trabajo, que sistemáticamente obstaculizan el acceso a los programas sociales, suspensión de los desalojos en la CABA y reapertura de la operatoria Ley 341 que permite la autogestión comunitaria de la vivienda, cese del ahogo económico sobre los medios comunitarios a través del incumplimiento en el pago de deudas atrasadas de la ENACOM. Cese de los incumplimientos del Ministerio de Desarrollo que obstaculiza la llegada de alimentos a merenderos y comedores populares.

Además de las organizaciones convocantes, decenas de vecinos y vecinas de la zona estuvieron participando activamente de la jornada.

Un reclamo en contexto

La masiva jornada de ayer se dio un día después del acampe que se desarrolló en la Avenida 9 de Julio, a la altura del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Allí, diversas organizaciones como el MTD Anibal verón, el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), Frente Arde Rojo (FAR), Corriente Clasista René Salamanca, entre otras, expresaron diversas demandas de las y los trabajadores: salario mínimo igual de 13 mil pesos de acuerdo con la canasta básica, apertura de programas de trabajo, impulso a las cooperativas, entre otros. Razones que engrosan lo evidente, el Paro General.

Marianela Navarro, referente del FOL, señaló que “Le hemos presentado al gobierno numerosos programas y proyectos para generar empleo y aumentar nuestros ingresos y sin embargo hasta el día de hoy no solo que no hay una respuesta concreta, en este sentido, sino que además se han caído numerosos programas de empleo en distintas provincias del país”.

Celia, del barrio Paraná en Florencio Varela, también integrante del FOL, comentó que “Le damos de comer a 60 personas, todos los días. Y todos los días se suman más personas, familias con chicos, gente que por primera vez pisa un comedor, y van porque no tienen, o se quedaron sin trabajo. Hasta hace un tiempo venían 30, ahora el doble”.

La medida se extendió hasta el día de hoy, en lo que fue la continuidad de planes de lucha que la clase trabajadora seguirá llevando adelante, mientras la precarización de las vidas sea la única garantía que otorga el gobierno.

Sin comentarios

Sé la primera o el primero en dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *