Crecimiento invisible en la república de Macri

Por Mario Hernandez

Y el sabio zorro dijo: “He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: sólo con
el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos…”.

El Principito, Antoine de Saint-Exupéry

Un informe del Centro Economía Pública Argentina (CEPA) titulado “Invisible a los datos” del 4 de marzo último, señala que el Presidente Mauricio Macri en su discurso de apertura de sesiones legislativas del Congreso de la Nación vertió datos sobre la economía argentina que poco se condicen con las cifras de fuentes oficiales.

El jueves 1° de marzo el presidente aseveró que los argentinos “estamos creciendo”. Lo cierto es que los datos de crecimiento lejos están de ponderar la gestión de Cambiemos. Como refleja el informe de CIFRA, entre 2015 y 2017 la tasa anual acumulativa fue sólo de 0,1%, superando el 0,4% de crecimiento entre 2011 y 2015. El PBI cayó 2,2% en 2016 y se recuperó a 2,8% en 2017, por lo que se ubica prácticamente al mismo nivel que en 2015.

Mauricio Macri también afirmó que “La desocupación está bajando y el total de trabajadores registrados aumentó en casi 270.000”.

El aumento del empleo registrado, que arroja un total de 313.000 nuevos puestos desde noviembre 2015 a diciembre 2017, tiene un importante protagonismo de los monotributistas. La suma de los independientes autónomos, monotributistas en general y monotributistas sociales arroja un total de 194.900 puestos de trabajo entre noviembre 2015 y diciembre 2017, lo que explica el 62% de la creación de empleo durante el gobierno de Cambiemos. Y si a los monotributistas agregamos el empleo público y los asalariados de casas particulares, el 94% del nuevo empleo se explica por estos rubros.

El empleo privado sólo creció en 18.000 puestos, un 6%, aunque en contraste el empleo público tuvo más dinamismo, con un aumento de 65.000 puestos de trabajo (21% del empleo nuevo total en igual período).

Entonces, en el sector privado (y al igual que ocurre con los números de crecimiento económico), los datos nos ubican en un lugar similar a 2015: había 6.250.000 de puestos de trabajo en noviembre 2015, y el último dato de SIPA indica un total 6.268.000.

Al interior del sector privado, es de destacar que el empleo industrial se retrajo sensiblemente. De 1.400.000 en diciembre 2015, dos años más tarde cae a 1.188.0000.

“Los salarios le ganaron a la inflación” fue otra aseveración del discurso presidencial. Con la publicación de los datos del Ministerio de Trabajo el miércoles 28 de febrero se dio a conocer un aumento de los salarios de las y los trabajadores registrados privados de un 2,8% en 2017. Sin embargo, en 2016 habían caído 5,4%. Si miramos la película completa, en promedio, hoy los registrados tienen una pérdida acumulada de 2,7% respecto de 2015. Y aún en peor situación se encuentra el poder adquisitivo de los jubilados: 7% por debajo de 2015.

Macri también dijo: “la inflación está bajando (…) No sólo queremos bajarla. Queremos que nunca más sea un instrumento de la política como lo ha sido durante más de 70 años”. Los datos de inflación del Instituto Germán Abdala muestran que la inflación de 2016 pegó un salto significativo respecto de 2015 hasta llegar al 39,1% (y según el IPC Ciudad de Buenos Aires llegó al 41%). En 2017, por su parte, la “reducción” de la inflación luego de haberla elevado, no logró perforar el nivel heredado de 2015, ubicado en 23,5%. Según el INDEC la inflación cerró en 24,8%.

“Tenemos récord en venta de autos y de cemento” dijo efusivamente el Presidente. Es cierto que el patentamiento de autos ha crecido significativamente si se compara el promedio del bienio 2014-2015 respecto del bienio posterior (2016-2017). Hubo un 37% de incremento. Pero este dato esconde que al mismo tiempo se produjo una caída de la producción automotriz: las ventas son de autos importados. La producción local se redujo en 16% mientras que la importación aumentó un 60%, según datos de ACARA y ADEFA. Como previsible correlato, los puestos de trabajo del sector cayeron en más de 2.000 en los primeros dos años de Cambiemos.

Por su parte, si vamos a los datos de cemento, el consumo anual de Portland en bolsa y a granel en 2017 sumó 12.124.000 toneladas, cuando en 2015 había sido de 12.125.000 y en 2016 10.823.000.

“Después de décadas de desorden, llegó el momento de ser serios con el equilibrio fiscal. Es la plata de los argentinos. Administrarla con responsabilidad es nuestra obligación” fueron las frases que refirieron al problema del déficit fiscal.

Cuando se observan los datos del Ministerio de Hacienda, se constata que -por un lado-, el déficit primario no mostró importantes variaciones entre 2015 y 2017. Ahora bien, si quitamos el efecto del ingreso extraordinario por el blanqueo de capitales, pasaría del 3,8% del PIB en 2015 al 4,3% en 2017, según datos de CIFRA. Pero la clave es que el gobierno está sosteniendo ese déficit con un creciente déficit financiero a partir de intereses pagados por la toma de deuda. Los intereses pasaron del 1,4% al 2,2% sobre el PIB. Ello implicó que el déficit financiero llegara a ser el 6,1% del PIB en 2017.

“Vamos a dejar de endeudarnos” fue otra aseveración que, ante los datos expuestos, resulta poco fiable. Según el Instituto Abdala, si en 2015 el peso de la deuda externa del sector público nacional sobre el PBI ascendió al 14,1%, el 2016 creció al 18,1% y para 2017 asciende al 21,4%.

Río Turbio: Se repite la metodología del Presidente

Desde la noche del 8 de marzo en medios porteños se comenzó a viralizar un video de un encapuchado que había ingresado a mina 5 e impedía el ingreso de personal al lugar.

El video es una puesta en escena orquestada por gente de la seguridad de la empresa estatal.

“Eso que estás viendo ahí es un encapuchado que con otros cientos de personas tomaron la minera de Río Turbio. La mina está tomada por cientos de encapuchados como el que ves en el video” dice al aire Nicolás Wiñazki por Todo Noticias. Eran las 21:49 horas, es el noticiero central del canal del Grupo Clarín.

“En Río Turbio -agrega el conductor televisivo- la Gendarmería fue reprimida (sic) por gente liderada por Ocampo, un dirigente del FpV de Río Turbio. Insistimos la minera está tomada por encapuchados”.

A minutos de que Todos Noticias pusiera al aire este video casero, el concejal Samir Zeidán, hermano del interventor de YCRT, estaba en comunicación telefónica con el medio para pedir la intervención de las fuerzas de seguridad ante este “nuevo acto de violencia”.

“Por cuatro personas nadie puede entrar a la mina”, afirmaba el hermano del interventor. Minutos antes habían afirmado que eran cientos. Mientras tanto, en lo que se conoce como boca de mina 5 se siguen desarrollando asambleas y actividades con las familias de la cuenca.

¿De dónde salió el video?

El video casero fue filmado en un taller mecánico de la localidad santacruceña de Julia Dufour y lo protagoniza el “Zorro” Martínez, que depende del ex gendarme y actual titular de la seguridad de YCRT, Cristín Rodríguez.

No es la primera vez que el jefe a cargo de la seguridad de la empresa de energía se ve vinculado a este tipo de operaciones montadas para estigmatizar a los trabajadores mineros. En marzo del  año pasado, el hombre de Omar Zeidán fue responsabilizado por la aparición de explosivos en los lockers de mineros en las instalaciones de YCRT.

Luego de la investigación vinculada con la denuncia de la intervención que acusaba a trabajadores y trabajadoras de estar planificando un atentado,  se supo que había sido la gente de la seguridad la responsable de que aparecieran allí estos objetos.

Las y los trabajadores pidieron en abril de 2017, al conocerse los hechos y sus responsables, la desafectación del gerente de Seguridad, Cristín Rodríguez, y del subgerente de Seguridad, Higiene y Medio Ambiente, Alan Martínez.

La metodología de Cambiemos se repite gracias a la colaboración de algunos medios de comunicación que el jueves dieron entidad al video casero armado por personal de la empresa, son los mismos que en casi 50 días que lleva el conflicto no se hicieron presentes nunca para hablar con los 500 mineros despedidos.

El interventor y su hermano son hombres de confianza del senador Eduardo Costa, que en medios de la provincia afirmó: “No ha habido despedidos en Río Turbio. Que eso quede claro. Se ha separado a la gente que no iba a trabajar, se ha separado a la gente que no cuidaba los activos de la empresa”.

El pasado lunes, los pueblos de la Cuenca se movilizaron para impedir el ingreso de Gendarmería. “Toda la cuenca carbonífera le dijo no a la Gendarmería. Salieron todos a la calle de manera espontánea”, señaló Darío  Machaca, Secretario gremial de Luz y Fuerza de Río Turbio. “Nunca en la historia vimos un despliegue semejante. Venían a reprimirnos y a callarnos”.

Ninguno de los medios que hoy queda en ridículo difundiendo un video casero realizado por la intervención de Cambiemos,  difundió imágenes de esa noche.

La mesa intersindical que representan a los trabajadores de YCRT y está compuesta por los gremios de APS, La Fraternidad, Luz y Fuerza y ATE desmintió enfáticamente la toma de la mina por encapuchados y la veracidad del video al que los medios porteños, junto con el concejal de Cambiemos y hermano del interventor (Samir Zeidán) le dieron entidad.

En los medios del Grupo Clarín y en Canal 26 se lee en los zócalos “tensión en Santa Cruz, encapuchados tomaron la mina”. Nadie tomó la mina. Lo que se vive en la Cuenca es incertidumbre por las familias que quedaron en la calle luego de la ola de despidos del pasado 22 de enero.

La tensión que se vive en las localidades de Río Turbio y de 28 de Noviembre, se debe al ultimátum del Ministro Aranguren que anunció que si para el 1° de abril no se bajan los convenios colectivos de trabajo y se levantan las medidas de fuerza que piden la reincorporación de los 500 despedidos se ejecutará el programa preventivo de crisis, lo que implicará más gente en la calle.

Movimientos sociales

Los trabajadores y las trabajadoras de la economía popular, representantes de los sectores más humildes y postergados de la clase trabajadora argentina que vienen peleando en defensa de su derecho al trabajo, a la tierra y la vivienda, se declararon en alerta y movilización ante la grave situación que están viviendo debido a las políticas llevadas a cabo por el gobierno nacional.

Frente a esta realidad, ven con gran preocupación los recientes anuncios del Estado nacional que van a contramano de generar una verdadera política de empleo para el sector, acompañado de una fuerte campaña mediática que pretende deslegitimar el esfuerzo cotidiano de los trabajadores de la Economía Popular, quienes desde hace ya mucho tiempo han puesto en pie miles de unidades productivas, obras públicas y mejoras en los barrios olvidados, cumpliendo la función que el Estado no cumple.

En este sentido han resuelto postergar las medidas de lucha que venían discutiendo entre todas las organizaciones, en pos de viabilizar las instancias de diálogo abiertas con las autoridades del gobierno. Sin embargo consideran importante que se ponga en funcionamiento en lo inmediato el Consejo de la Economía Popular y solicitan una audiencia urgente con la Ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, para resolver la situación del sector en su conjunto.

A la vez, informan que el próximo 17 de marzo estarán realizando una reunión con todos los representantes del sector para evaluar el plan de lucha, que entre otros puntos contemplara el reclamo al gobierno provincial y nacional para que se otorgue el 25 % de la obra pública a las cooperativas de trabajo y a sus barrios, junto con el reclamo de “Compre social” de la producción popular.