Denuncia la desaparición de su bebé en el hospital de Ezeiza. Está detenida e incomunicada

Por Redacción Marcha

El relato de quienes están acompañando una historia que estremece y debe ser esclarecida. Una joven denuncia la desaparición de su bebé en el hospital de Ezeiza, en el conurbano bonaerense. De parte del hospital sostienen que Aixa Rossi perdió su embarazo en mayo y que se “inventó todo”. Mientras, está detenida por “falsa denuncia”, “falso testimonio agravado” e ”intimidación publica”. Aixa, además de buscar a su bebé debe ocuparse de demostrar que sí estuvo embarazada. El sábado se realizó una marcha al hospital. Exigen la libertad para la joven y que se cumpla la ley de parto respetado en la institución pública.

“Que él bebe aparezca vivo o muerto era la consigna con la que nos acercamos a este caso”, dice Daniela Foresti, integrante de la Campaña Nacional contra las Violencias hacia las Mujeres. “Desde el 14 de septiembre estamos en contacto con Aixa y sus hermanos que nos pidieron ayuda para buscar al bebé pero ahora nuestra consigna es ´libertad para Aixa´. Ya no podemos ni buscar al bebé porque nos tenemos que ocupar de que su mamá quede en libertad, ya que la metieron presa por buscarlo”, dice.

El 7 de septiembre, Aixa Rossi, quien venía llevando adelante un embarazo con muchas complicaciones -placenta prematura, pérdidas y bajo peso- se dirige, sola y sin celular, al Hospital Interzonal de Ezeiza para que la revisen. En el momento le informan que él bebe está muerto y que le van a inducir el parto. Ella accede, le colocan suero y todo lo necesario. Relató a quienes la están acompañando que cuando ella despierta se da cuenta que entre sus cosas ya no están los papeles de ella y él bebe, los estudios y registros de los últimos tres meses de embarazo. Reclamó por eso y por el cuerpo de su bebé y le respondieron “que vaya a su casa y vuelva al día siguiente cuando la administración esté abierta”. Aixa logró conseguir un celular y llamó a su suegra para que la vaya a buscar.

El martes 8 Aixa se presentó en el hospital como el papá del bebé y pidieron que les entreguen el cuerpo y le contestan que “deben dejar el pedido y regresar a buscarlo luego de 15 días”, insistieron y pidieron aunque sea verlo pero no los dejan y les piden que se retiren. De ahí se dirigieron a la Comisaria 1° de Ezeiza donde los integrantes de la fuerza se niegan a tomar la denuncia “por falta de pruebas”. Luego de esto se dirigen a la fiscalía para asentar ahí la denuncia, se la toman y la fiscal a cargo, María L. Garrido, empieza a investigar.

Garrido envía a Aixa con agentes judiciales al Hospital Interzonal de Ezeiza a hacerse una pericia para esclarecer si estuvo embarazada y qué pasó en su cuerpo. “Médicos/as del mismo hospital a quienes denuncia por el robo de su bebé la revisan y certifican que nunca estuvo embarazada, además de decir que ella nunca se atendió en el hospital ese día”, relata Daniela.

La fiscal tomó declaración al personal del hospital que trabajó ese día y a algunas chicas que estuvieron internadas para parir (ya que contrario a la ley de parto respetado, en el hospital las mujeres deben parir todas juntas en el mismo pabellón, motivo por el cual argumentan que no pueden entrar acompañadas); todas/os declaran que nunca la vieron ahí. Luego de parte del hospital dicen que ella entró, deambuló por el hospital, fue al baño y se inventó todo. Manifiestan que Aixa perdió su bebé en mayo y desde entonces cree estar embarazada.

La cronología de no ser escuchada

Aixa conserva papeles y estudios de su embarazo hasta mayo porque los posteriores (relata) se los robaron en el hospital, el mismo que dice que ella tiene solo esos papeles porque luego perdió él bebe. Por todo esto, desde el 8 de septiembre, fecha en que intervino la fiscalía N°1 de Ezeiza, Aixa Rossi, además de buscar a su bebé debe ocuparse de demostrar que sí estuvo embarazada y sí tiene un bebé que buscar. Aporta testigos dispuestos a contar que ella estuvo embarazada, que incluso la acompañaron a atenderse y todo, pero la fiscalía al momento no las/os citó a declarar. Mientras, denuncian que “punteros” del intendente Granados se dedicaron a intimidar y amenazar a integrantes de su familia.

El sábado 12 de septiembre, familiares y amigos/as de Aixa realizaron una marcha al hospital para denunciar y en ese momento la llaman de la fiscalía y la llevan -otra vez sola- a los Tribunales de Lomas de Zamora a hacerle la pericia judicial médica. Al resultado de la misma ningún familiar pudo verla o leerla, sin embargo, la fiscal dice que dice que Aixa nunca estuvo embarazada. El lunes 14 una vecina se acerca con una señora miembro de una fundación de La Cámpora y un abogado, Anibal Ozorio, que desinteresadamente se ofrece a defenderla y representarla en la búsqueda de su bebé.

El martes 15 Aixa y su compañero, el papá del bebé, piden en los grupos y redes sociales que la acompañen en una marcha al hospital que se realizó el día sábado 19 a las 16 con con el objetivo de seguir denunciando, fecha que tenía programado el parto ya que era de alto riesgo.

“El jueves 17 junto a compañeras del Infancia Robada nos dirigíamos a casa de Aixa para coordinar y organizar la marcha, ella nos llama y nos dice que vayamos para la fiscalía porque la habían citado urgente para notificarla de la declaración de un nuevo testigo. Ella se presenta con el abogado Anibal Ozorio, su padre y el padre del bebé. La hacen entrar y allí dentro le comunican que queda detenida y ya no la dejan salir más”, relata Daniela preocupada.

“Nosotras no llegamos a hablar con ella. Queda incomunicada, el único que la puede ver es el abogado que cuando sale le dice a la familia que ´la chica está muy confundida que no hay ni una prueba a favor´”; “obvio” nos dice Daniela, “pasaron diez días sin que tenga defensa, ¿quién va a presentar las pruebas a favor?” y que “a él (por el abogado) la fundación lo había contactado para buscar un bebé no para defender a una mujer”, y que “si querían que siga debían pagar”.

Todo en contra. El dolor de estar detenida y tener que demostrar lo que sucedió

El marido de Aixa lloró toda una mañana en la puerta de la fiscalía acompañado por sus hermanos. Manifiesta que está seguro que Aixa estaba embarazada que ese bebé crecía y se movía, que no está loco que ella no miente. Los hermanos y hermanas aseguran que el sábado anterior tocaron la panza, dura y llena y que el lunes cuando volvió del hospital era una panza flácida y vacía como la que nos queda luego de tener él bebe.

Mientras, la fiscal Garrido le informa a Aixa que debía ir a una indagatoria por los cargos de que se la acusa y para que no esté completamente sola, la familia pide que aunque sea la defienda la defensora pública. Es entonces que toma el caso la defensora María U. Baca Paunero. La misma posterga la indagatoria y le dice que no hable nada con nadie hasta que estudie el caso y armen una estrategia. Quienes acompañan a Aixa relatan que la abogada, Baca Paunero, pidió la excarcelación pero que de todos modos quedará presa por averiguación de antecedentes -trámite que solo dura unas horas pero Aixa continua detenida-. También dicen que de ningún modo quedará incomunicada y que si quiere conseguir un abogado particular ella se correría y quedaría el mismo pero que esa es decisión de Aixa.

Los cargos por los que Aixa Rossi se encuentra preventivamente detenida y privada de su libertad son “falsa denuncia” (en comisaria), “falso testimonio agravado” por estar denunciando una institución pública (en fiscalía) e “intimidación pública” por salir por los medios de comunicación e invitar a la marcha. Desde ese momento la familia estuvo siguiendo al patrullero que la trasladaba primero a Tribunales de Lomas de Zamora para una nueva pericia (cosa que no fue avisada) y luego a la Comisaría 2° de Tristán Suarez, donde finalmente quedó detenida.

Contrario a los dichos de la defensora ni los familiares de Aixa ni el abogado Ceballos, aportado por la organizaciones que la acompañan, pudieron verla en la Comisaría. Ceballos consigue una autorización de Marcelo (Padre de Aixa) para el viernes 18 poder entrar y que ella le firme el visto de causa. Vulnerando por completo los derechos de la detenida realizan toda la entrevista con una policía que en ningún momento los deja a solas.

Los detalles de la causa son reservados por cuestiones de seguridad pero podemos afirmar que la misma no contiene más que testimonios a favor del hospital y estudios que el mismo presentó, todo tomado y presentado sin la defensa de Aixa presente. No fue incluido ningún papel, ni testigo que ella presentara desde el 7 de septiembre a la fecha de su detención y aun no fue pedida su excarcelación, motivo por el que Aixa continua detenida e incomunicada. “La defensora pública de Ezeiza María U. Baca Paunero mintió en la cara de familiares y organismos de Derechos Humanos que nos estábamos entrevistando afirmando que ya había pedido la excarcelación cuando se retiró de la fiscalía sin hacer nada por Aixa”, dice Daniela Foresti.

“Las organizaciones que estamos acompañando el caso -Campaña contra las Violencias hacia las Mujeres, Convergencia de Mujeres por la Libertad, Infancias Robadas, Movimiento Popular La Dignidad y Frente Popular Darío Santillán-, hace una semana que estábamos convocando a la marcha del sábado en el Hospital de Ezeiza y lo seguiremos haciendo a pesar de que Aixa no pueda estar presente por estar privada de su libertad”, dice Daniela e informa preocupada, “nos constan los maltratos que las mujeres reciben en ese hospital y no paran de aparecer casos iguales o similares donde las mujeres han ido con embarazos casi en término a controlarse en la guardia alguna complicación y apenas detectan que está sola le dicen que su bebe está muerto e intentan inducirle el parto para sacárselo”.

La marcha se realizó, “de modo pacífico y con gran apoyo de la comunidad que no para de manifestar conocer o haber vivido situaciones similares y de numerosas organizaciones del campo popular que no queremos que esto suceda nunca más”, dicen desde la Campaña contra las Violencias. Durante la movilización se juntaron firmas que exigen que en el hospital se cumpla la ley 25.929 de Parto Respetado para que las mujeres puedan entrar a parir acompañadas.

Al momento de acercar el documento a las autoridades del hospital, quienes se manifestaban relataron que fueron recibidas por el jefe de guardia – única autoridad presente-, quien en su despacho se encargó de maltratar y faltarles el respeto durante toda la entrevista.

“A pesar de las mentiras de la justicia, de los intentos de culpar a Aixa de cosas inconsistentes e inverosímiles, de las amenazas a familiares, vecinos/as y militantes, seguimos de pie y seguiremos luchando hasta lograr su libertad y la justicia que su bebé merece”, relata Daniela Foresti. “Mientras responsabilizamos directamente al ex ministro de seguridad y actual intendente de Ezeiza, Alejandro Granados, por cualquier cosa que pueda suceder a Aixa, sus allegados o las/os compañeras/os que a diario en Ezeiza peleamos por justicia y libertad”.