Educación pública en retirada, “desde el 83 que no se cierra una escuela”

Por Luz Ailin Baez @lightailin Foto Izquierda diario

La semana pasada la noticia del cierre de escuelas medias nocturnas de la CABA de educación pública se conoció porque circuló en redes sociales antes que la resolución fuera oficialmente comunicada.  Ayer se realizó un paro de docentes con movilización como medida de protesta.

El viernes 14 de diciembre circuló por medio de grupos de whatsapp la Resolución N° 4055/2018, donde el Ministerio de Educación de la Ciudad decide de forma unilateral el cierre de las escuelas comerciales nocturnas, y el cierre de cursos de otras nocturnas de CABA.

Rumores oficiales

El rumor de redes sociales se confirmó, posteriormente, con la entrega de carpetas a los rectores de las escuelas afectadas con el “modus operandis” a seguir.

“Tomamos la noticia con estupor,  porque nos cayó de golpe la noticia el viernes. Es un golpe muy duro porque el gobierno nos pone a nosotros como responsables de decirles a los docentes que van a perder su trabajo y a las chicas y chicos que van a perder su escolaridad. Son dos golpes muy duros que estamos dando en las escuelas”[i], expresó Alejandra Gómez, rectora titular de la Escuela de Comercio N° 10 ubicada en Ayacucho y Paraguay.

Escuelas nocturnas: ¿para qué?

A las escuelas nocturnas concurren estudiantes que trabajan durante el día. La gran mayoría tiene entre 15 y 17 años y no concurren a los CENS, para mayores de edad.

Los Centros Educativos de Nivel Secundario (CENS) son la institución principal de Secundaria de Adultos. Están destinados a personas que quieran retomar o iniciar los estudios secundarios y cuentan con un plan de estudios de tres años de duración y son para mayores de edad.

“Tenemos chicos que trabajan de manera  muy rudimentaria. Manejan Glovo, o si tienen un auto, un Uber.  Van a la escuela como una necesidad para poder crecer en su futuro y es una posibilidad que les están cerrando.
“Pedimos en estas escuelas que hubiera una sala con una maestra jardinera para quienes tienen hijos y así evitar  la deserción. Nunca logramos esto”, explica Gómez.

Hace once años que el Pro-Cambiemos gobierna en la Ciudad nunca tuvo una política para ayudar a estas escuelas. Ahora los directivos de las mismas son puestos bajo la lupa como responsables del conflicto “por no adecuarse a lo nuevo”. El pedido de apertura de más escuelas y de más vacantes ha sido un reclamo histórico de las instituciones educativas públicas. Sin embargo, como resalta la rectora Gómez: “Desde el 83 nunca se cerró una escuela, no existe eso”.

Según un informe del Observatorio de la Universidad Pedagógica (UniPe), en la Ciudad hay 420 mil personas que no han terminado el nivel medio. De ellas sólo 32.000 asisten a alguna de las propuestas educativas existentes.

“Tengamos en cuenta que no tienen la misma cantidad de alumnado que las escuelas de turno mañana y turno tarde. Pero son pibes y pibas que necesitan de esa escuela. Que no pueden andar viajando porque salen a las once o doce de la noche de esa escuela y no pueden andar viajando una hora hasta su casa o su barrio. Entonces se ubican en lugares que les quedan más accesibles a sus trabajos”

“Estos pibes que son los que más dificultades tienen, porque tienen que trabajar para mantener una familia, porque su realidad es otra, se quedan sin escolaridad”, explicó Gómez. “Este gobierno está des-escolarizando a nuestras  pibes. Sacarles esta posibilidad es decirles no estudien más”, concluyó la rectora.

Si bien las imágenes que el gobierno promueve por todos los medios de comunicación resalta la importancia de la educación y el compromiso en su mejora, los hechos concretos hablan por sí mismos: de llevarse a cabo esta medida, unas 400 mil personas sin escolaridad secundaria perderían la posibilidad de ejercer su derecho a finalizar sus estudios secundarios, obligatorios según la Ley Nacional de Educación sancionada en el año 2006.

Una política,  que se parece más al desguace de la educación pública,  se viene llevando adelante en la ciudad, en consonancia con la baja de los recursos para educación destinados en el Presupuesto 2019. En la ciudad la falta de vacantes cada año va en aumento,  con más de 10 mil niñas y niños afuera,  la reducción de las viandas escolares, el cierre de cursos, la imposición de UniCABA, la reducción de salarios docentes, la falta de implementación de la ESI, modificación de planes de estudio, entre otras situaciones más como la que padecen en el ámbito universitario y en las carreras de investigación y la lista continúa. La educación pública parece estar en jacque en todos los niveles, sin mencionar la complejidad que vienen atravesando los Bachilleratos Populares.

Trabajadoras y trabajadores organizados

Con la medida del Ministerio de Educación de la CABA peligrarían los puestos de trabajo de docentes suplentes e interinos a partir de fin de año. Esto podría crear, a su vez, bajas en otros puestos de trabajo que superan los propios de las escuelas nocturnas: siguiendo el artículo 64 del Estatuto Docente, los titulares que pasen a disponibilidad podrán ser reubicados en otros establecimientos, creando así un efecto dominó, donde otros compañeros quedarían sin cargo.

Tal como explicó Gómez, la medida tiene una impacto en el corto plazo, “en la medida en que se van cerrando los cursos en 4 años las y los rectores también nos vamos a ir quedando sin el trabajo correspondiente”.
El dia lunes 17 de diciembre se realizó una asamblea en el  Colegio N°14 Juan José Paso. Allí se detalló que no sólo cerrarán todos los comerciales de la ciudad, que otorgaban el título de Perito Mercantil, sino que también se recortará el 60% de los cursos en los ‘nacionales’ o bachilleratos. La intención del Ministerio de Educación Porteño es reducir en un 60 % el plantel y dejar solo una división por año.

Desde el gremio Unión de Trabajadores de la Educación, UTE, se realizó una reunión  para analizar las medidas a tomar luego del anuncio del cierre de todas las escuelas comerciales y nocturnas. Allí se decidió el paro general que se realizó ayer,  miércoles 19 de diciembre,   con la presencia y movilización de representantes de todos los niveles educativos al Ministerio de Educación de CABA. Según la Unión de Trabajadores de la Educación, “más de 10 mil personas colmaron la Avenida Paseo Colón con carteles y consignas que exigían la derogación de la resolución que cierra 14 Escuelas de Comercio y cientos de cursos en colegios y liceos de turno noche”. Eduardo López, secretario de UTE, reivindicó la lucha de la comunidad educativa para defender las escuelas y anunció que si no se deroga la resolución se realizará un paro con movilización para la semana que viene y anunció que en caso de no obtener una respuesta favorable, no comenzará el ciclo lectivo 2019.

××××××××
Escuela Afectadas:
-Comercial N°2 DE 1 Dr.Antonio Bermejo
-Comercial N°10 DE 1 Islas Malvinas
-Comercial N°26 DE 1 Enrique de Vedia
-Comercial N°29 DE 3 Isaac Halperin
-Comercial N°1 DE 4 Joaquín V. González
-Comercial N°29 DE 7 Marina Mercante Argentina
-Comercial N°9 DE 11 José Ingenieros
-Comercial N°21 DE 11 Capitan de Navío Hipólito Bouchard
-Comercial N°11 DE 17 Dr.José Peralta
-Comercial N°12 DE 21 Juan XXIII
-Comercial N°35 DE 21 Leopoldo Marechal
-Sup.Comercial N°3 DE 7 Hipólito Vieytes
-Liceo N°7 DE 1 Domingo F. Sarmiento
-Liceo N°8 DE 13 Esteban Echeverria
-Colegio N°2 DE 1 Domingo F. Sarmiento
-Colegio N°14 DE 2 Juan José Paso
-Colegio N°15 DE 2 Revolución de Mayo
-Colegio N°7 DE 3 J. Martín de Pueyrredon
-Colegio N°11 DE 4 Hipólito Yrigoyen
-Colegio N°4 DE 9 Nicolás Avellaneda
-Colegio N°9 DE 12 Justo José de Urquiza
-Colegio N°16 DE 15 Guillermo Rawson.

[i] Entrevista realizada por Mauricio Polchi para el programa La Mañana AM750