El diputado Jean Wyllys deja Brasil por las amenazas

Por Redacción Brasil de fato y Marcha / Foto: Midia Ninja 

Tres veces electo diputado federal por el PSOL en Río de Janeiro, Jean Wyllys anunció que renuncia a su mandato y se irá del país. Dijo que no tiene planes de volver y que se dedicará a la academia. Afirma que los vínculos del clan Bolsonaro con las milicias lo aterrorizaron: “Quiero mantenerme vivo”.

Jean Wyllys vive, desde la ejecución de Marielle Franco en marzo de 2018, bajo escolta policial. Afirmó este jueves que hay una intensificación de las amenazas de muerte en su contra -lo que ya sucedió incluso antes del asesinato de la concejal-. “Me aterroriza saber que el hijo del presidente contrató en su gabinete a la esposa y la madre del sicario”, afirma Wyllys a Folha de S. Paulo. “El presidente que siempre me ha difamado, que siempre me insultó de manera abierta, que siempre utilizó de homofobia contra mí, este ambiente no es seguro para mí”.

El baiano, radicado en Río de Janeiro, fue el primer parlamentario abiertamente gay y que trabajaba la agenda de derechos LGBT+ en el Congreso Nacional, lo que lo hizo blanco de la ira de grupos conservadores.

Recientemente, Wyllys ganó un proceso por difamación contra el también electo diputado federal, Alexandre Frota, que lo acusó en las redes sociales de defender la pedofilia.

“Preservar la vida amenazada es también una estrategia de la lucha por días mejores”, afirmó Wyllys en las redes sociales al anunciar que dejará el país, “hemos hecho mucho por el bien común, y haremos mucho más cuando llegue el nuevo tiempo, no importa qué hagamos por otros medios. Gracias a todas y todos ustedes, de todo corazón”.

En su lugar, asumirá el periodista y concejal David Miranda, quien obtuvo unos 15.000 votos, dos mil menos que Wyllys. A la vez, la banca de Miranda, que se describe como “negro, favelado y primer concejal LGBT del RJ, midialivrista y por la causa animal”, la ocupará en la Cámara de los Concejales Marcos Paulo, también del PSOL.

 

*Original en Brasil de fato