En la Provincia, el ajuste viene con rejas

En la Provincia, el ajuste viene con rejas

Cinco trabajadores de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense fueron detenidos ayer por una protesta gremial del año pasado. Hoy hay paro provincial de ATE y marcha para exigir su liberación y en contra de la criminalización de la protesta.

La reunión convocada por el funcionario Daniel Montes de Oca resultó una suerte de emboscada. Los cuatro delegados de la Junta Interna de ATE Educación (Alejandro Sánchez, María Inés Uro, Silvia Valdez y Miguel Ciappina) no imaginaban lo que les iba a ocurrir al salir de la Dirección Provincial de Negociaciones Colectivas, donde habían ido ayer a la mañana a reclamar subsidios para los compañeros afectados por las inundaciones. Seis policías de civil los detuvieron en la esquina (11 y 57, La Plata), se negaron a identificarse y los subieron a dos vehículos particulares sin patente. De ahí los trasladaron a la Dirección Departamental de Investigaciones y luego a la sede del poder judicial, donde pasaron la noche.

Lo mismo le ocurría simultáneamente a Marcelo Ardetti, también trabajador de esa dirección y afiliado a ATE, en la entrada de la Torre 2. Su detención quedó registrada en un video casero. Además, pesa una orden de detención sobre Giselle Mendoza, otra delegada sindical.

A los seis se les inició una causa por “coacción agravada”, debido a las protestas gremiales llevadas adelante por los trabajadores de la educación en la sede ministerial a fines de 2012. Por entonces, reclamaban contra el recorte en la liquidación de las horas extras y los viáticos. La denuncia fue impulsada por la propia Nora de Lucía, directora general de Educación bonaerense; el guante de la maniobra lo tomó el juez de Garantías de La Plata César Melazo, al hacer lugar al pedido formulado por el fiscal penal Tomas Morán.

En diálogo con Marcha, Ariel Olivera, delegado de ATE-Educación, señaló que: “esta causa la hacen para desconocer un acta que firman. Lo que intentan es criminalizar la lucha de la DGCyE para no cumplir con lo que firmaron el año pasado cuando se termina la toma. Allí los funcionarios del Ministerio de Educación se comprometían a negociar el blanqueo de las sumas en negro que conforman nuestro salario. Luego, de parte de Educación, desconocen dicho compromiso y se niegan a reconocer ningún tipo de blanqueo, y para criminalizar la lucha de los trabajadores denuncian que hubo coacción en la reunión donde se comprometieron a discutir el blanqueo de las sumas en negro. En realidad, lo que ellos intentan hacer es desconocer todo el planteo para no sólo no discutir el blanqueo sino también para avanzar, al igual que el año pasado, con el recorte de horas extras que representa casi la mitad de nuestro salario. Es decir, un ajuste encubierto”.

Olivera acusa a Montes de Oca de “entregador” al plantear que “claramente esto fue una trampa para que queden detenidos delegados de la junta interna de ATE”. En este sentido: “Lo mínimo que pedimos es su renuncia”. Además, denunció que: “los detienen policías de civil, sin mostrar la orden de detención, sin nada que los identifique como policías, sin un auto que se identifique y con golpes y amenazas. Amenazaban diciendo que sabían dónde viven los hijos y golpes. En ese contexto no se lo puede llamar detención si no una privación ilegítima de la libertad, es un secuestro”.

Según el delegado: “no hay argumentos para que ellos sigan detenidos porque no se van a profugar. Su actividad política es ser delegados sindicales, su trabajo es de lo que viven y tienen hijos menores a cargo, con lo cual no tienen otra actividad por fuera que no sea su trabajo. En ese sentido no hay excusas para mantenerlos detenidos”.

Por otra parte, Oscar de Isasi, secretario general de ATE provincia, expresó que “lo que quieren hacer es aleccionar a los trabajadores, judicializar las legítimas protestas contra el ajuste feroz que se viene desarrollando en la Provincia y también intimidar al conjunto de la sociedad bonaerense que viene peleando por mejoras inclusivas”.

El dirigente apuntó a otros responsables además de Montes de Oca: “es una decisión política de Scioli. Hacemos cargo al gobernador y a Nora de Lucía, que en lugar de cambiar el rumbo de las políticas de ajuste lo que hacen es criminalizar la protesta. Y el efecto que lograron es que hoy haya acá cientos de compañeros exigiendo la liberación y el desprocesamiento de los compañeros”.

Efectivamente, una nutrida militancia de diversas organizaciones populares se mantuvo durante todo el día acompañando a los trabajadores de ATE y repudiando el hecho. Por la noche, desafiaron el frío y la lluvia con una vigilia frente a la sede del poder judicial, donde hoy se espera una concentración masiva y una posible marcha hacia el edificio ministerial si es que los trabajadores continúan detenidos. Se supone que el juez debe dar una respuesta antes del mediodía sobre el pedido de excarcelación presentado por los abogados de ATE.

En este sentido, Olivera aclaró que: “por la mañana vamos a estar a la espera de que liberen a los compañeros, en el marco del paro provincial llamado por ATE, y vamos a estar recorriendo distintos lugares de trabajo para convocarnos desde las 9 para exigir la inmediata liberación”.

La detención de los delegados gremiales se da en un contexto en el que se multiplican los reclamos de los trabajadores de la educación bonaerense. Las principales demandas son la reapertura de las paritarias ya que el aumento salarial estuvo muy por debajo de lo esperado, estabilidad laboral, el pase a planta permanente de más 35 mil trabajadores que desarrollan tareas de manera precaria, recategorizaciones del personal, carrera administrativa, entre otros.

Para De Isasi, “el gobierno no sólo no resuelve las demandas, ni siquiera las aborda. Pero estamos dispuestos a multiplicar los esfuerzos para construir la unidad necesaria que nos permita derribar el ajuste y terminar con la criminalización de la protesta”.