¡Hasta que sea ley!

Luchamos porque es nuestra forma de vivir. Porque no hay un solo motivo para abortar como tampoco para sentir que el acompañamiento y la lucha por el derecho al aborto es una necesidad como práctica política subjetiva y colectiva.

Elegimos éste y cada día activar por el reconocimiento social y legal de la decisión autonómica sobre el propio cuerpo. Nos mueve la sororidad, la rebeldía, el compromiso y la militancia feminista. El deseo de ser libres. De ser.

Todos los motivos valen, cada uno de ellos, y la convergencia de esa diversidad es la que sigue dando fuerza a la demanda. A la etapa histórica que estamos construyendo juntxs. Por eso, porque somos millones en todo el mundo, nuestro derecho, ¡va a ser ley!

28 de septiembre de 2018
Día de lucha por la despenalización y legalización del aborto en América Latina y el Caribe