Jueves, 27 de Noviembre 2014
Poner en pie al movimiento villero

El sábado pasado se realizó el primer encuentro entre vecinos de las villas de la Ciudad, cuyo principal objetivo fue que los vecinos pudieran debatir problemáticas comunes. Balance de Christian Romo, de Corriente Villera Independiente.

 


Numerosos vecinos y vecinas de la 31, de las villas del Barrio Rivadavia y las del Bajo Flores, de los Piletones o de la 21 y 24, entre otras Villas, se hicieron presentes en Plaza de Mayo para visibilizar su situación y discutir sobre problemas comunes. El primer Congreso se desarrolló durante la jornada del sábado y contó con paneles donde se abordaron temas como vivienda, urbanización e infraestructura, salud, educación, seguridad y derechos humanos, género y contaminación ambiental.

“El Congreso fue altamente positivo. Para nosotros era una apuesta importante porque significaba que los villeros llegaran ala Plazay pudieran reconocerse, discutir, proponer. Fue una jornada que generó mística y dio energía para seguir luchando”, afirmó Christian Romo, integrante dela Corriente Villeray del Movimiento PopularLa Dignidad.

Uno de los ejes que más preocupó a los vecinos fue el de la urbanización. Coco Rivero, vecino dela Villa21/24 se refirió al atraso habitacional que existe y responsabilizó al gobierno de Mauricio Macri. “Si el gobierno porteño escuchara a quienes vivimos dentro de estos lugares, todo podría cambiar. Sufrimos porque no hay agua o luz y las casas están derrumbándose. El temporal visualizó muchos inconvenientes y está claro que estamos lejos de poder solucionar estos inconvenientes si no hay un compromiso serio de las autoridades porteñas".  Romo explicó que los avances de urbanización en Villas, promesa durante la primera campaña de Macri, fue casi nula. “Se frenó la construcción en todos lados, no se avanzó en las leyes necesarias para implementar la urbanización. Hay realidades distintas en cada villa, núcleo habitacional y asentamiento pero el desinterés del gobierno es común a todos”, declaró.

Otra preocupación que se planteó en la jornada estuvo vinculada a las obras que se realizan en las villas. Miembros dela Corriente VilleraIndependiente informaron que el gobierno de Macri busca fusionar la actual Unidad de Gestión e Intervención Socia (UGIS) con el Ministerio de Espacio Público en una Secretaría de Hábitat.  “El problema no es quién ejecute sino que haya solución a los problemas de los vecinos. Y nosotros no vemos voluntad, la mayor parte del presupuesto se destina a la zona norte dela Ciudad. Pormás que cambien las figuritas, los problemas de las villas siguen sin solución”, aseguró Romo.

Durante la jornada también se desarrolló un panel sobre experiencias latinoamericanas, en donde participaron integrantes del Movimiento de Pobladores en Lucha de Chile, del centro social Galpón de Corrales de Uruguay, del Instituto de Investigación Pedagógica Plurinacional de Bolivia, así como Vicente Zito Lema y Raúl Zibechi y el cónsul de Bolivia, Ramiro Tapia. En la misma mesa, habló y saludó la iniciativa Carlos “Perro” Santillán, del Movimiento Tupaj Katari de Jujuy: “Este congreso es una esperanza para unir fuerzas en la capital argentina y llevarlas al resto del país y de la región, para que los de arriba empiecen a temblar y a cumplir con el deber que el pueblo les exige”.

Hoy, a las seis de la tarde, integrantes dela Coordinadoravolverán a reunirse para plasmar las conclusiones de cada comisión que debatió en el Congreso. Luego presentarán los reclamos y pedidos a las autoridades porteñas.

Los organizadores ya evalúan un segundo Congreso y mayores iniciativos en común. “Fue un Congreso extraordinario”, afirmó Romo y concluyó: “Ahora el desafío es consolidar la corriente villera, darle continuidad al espacio y empezar a luchar juntos para llevar adelante lo discutido. Como dijimos en nuestra convocatoria, somos hombres y mujeres de trabajo, capaces de pelearle a la vida un lugar de dignidad. Hoy el desafío es ese, poner en pie al movimiento villero”.  

 

 


btv