Domingo, 23 de Noviembre 2014
El gobierno y los empresarios sean unidos

Por Joaquín Urioste, desde Córdoba. Un proyecto vial y urbanístico que supone el desalojo de una de las villas más antiguas de la ciudad viene avanzando en Córdoba durante los últimos años. Villa La Maternidad -lugar de residencia de 120 familias- se ha vuelto un punto de conflicto donde se entrecruzan las vinculaciones entre el poder político y los empresarios inmobiliarios deseosos de avanzar en un megaproyecto de urbanización sobre el río Suquía.


En ocasión de recolectar información, fotografías y testimonios para esta nota pudimos presenciar una de esas situaciones en las cuales se condensan los actores y las tensiones propias de los conflictos urbanos actuales. Tres policías, adentrándose en la villa de emergencia con ánimos de reprimir, increpan a diez vecinos que se encontraban poniendo postes en medio de una calle para detener el ingreso de maquinaria pesada. Los policías insisten en detener el trabajo y exigen los datos de los presentes, los vecinos resisten y echan  al comisario y sus dos subalternos. Los policías se alejan, los vecinos respiran aliviados. “Esto es constante...en cierta manera buscan intimar a la gente con la presencia policial”, aseguró uno de los vecinos.

El lugar

La Maternidad es una villa ubicada en el sudoeste de la ciudad de Córdoba detrás de la Maternidad Provincial de San Vicente, cerca del centro de la ciudad y a metros de la terminal de ómnibus. Cuenta con  más de 70 años de existencia y en ella habitan más de 120 familias. Por su ubicación privilegiada dentro del tejido urbano, La Maternidad es un importante punto neurálgico en el cual  convergen varias avenidas importantes de la capital cordobesa, avenidas que conectan el centro con zonas en plena expansión inmobiliaria, como lo es barrio General Paz.

Asimismo, este es el terreno elegido por el Ministerio de Infraestructura en conjunto con el Grupo Dinosaurio (propiedad del mega-empresario Euclides Bugliotti) para llevar adelante un megaproyecto con vistas a orientar el casco céntrico de la ciudad hacia el río Suquía. Esto prevé la puesta en marcha de un importante proyecto vial que da inicio a la realización del puente Letizia, obra adjunta a la construcción de la nueva terminal de ómnibus de la ciudad, que comunicará barrio ‘San Vicente’ con ‘Barrio Juniors’ y el centro y que, según fuentes oficiales, prevé la circulación de colectivos de media y larga distancia. El nuevo puente, ya en construcción, proyecta una pasarela de hormigón y piedra que se construiría justo en medio del terreno donde hoy se encuentra emplazada villa La Maternidad.

“Me alegro de que, luego de 60 años, hayamos podido, junto al intendente Giacomino, diagramar y poner en marcha esta intervención conjunta que le devolverá la belleza al río Suquía, lo integrará a la ciudad y será otro motivo de orgullo para la capital de Córdoba” decía el ex gobernador Juan Schiaretti en el marco de la presentación del proyecto de recuperación urbanística y paisajística del río Suquía en 2011.

En el mes de Junio del año 2004 -durante el segundo mandato del gobernador Juan Manuel de la Sota- se avanzó en el desalojo parcial de villa La Maternidad, desalojo en el cual la mayoría de las 400 familias que estaban asentadas en la zona fueron trasladadas al barrio ‘Ciudad de mi Sueños’ ubicado sobre la ruta 9 Km 69, uno de los quince “barrios ciudades” construidos fuera de la circunvalación con el objetivo de erradicar las poblaciones marginales residentes en villas de emergencia. De las 400 familias, sólo 46 continuaron viviendo en La Maternidad y hoy ya suman más de 120 considerando varios casos de personas que decidieron regresar a la villa al no poder afrontar las condiciones de extrema pobreza vivida en los barrios ciudades que, al estar alejados varios kilómetros del centro de Córdoba, no ofrecían casi posibilidades de conseguir trabajo.

Luego de estos primeros desalojos, vendrían la primera gran obra de los llamados “desarrollistas” locales: a pocos metros de La Maternidad se erigió, en el año 2008, el complejo comercial Dinosaurio Mall Express un centro de compras de más de 5000 metros cuadrados, el cual pertenece también a señor Bugliotti. Este empresario, uno de los más influyentes en la actividad económica de Córdoba, administra también el enorme complejo Orfeo Superdomo, entre varios otros proyectos inmobiliarios que incluyen shoppings, torres e hipermercados.

El conflicto

Son varios los cabos que quedan sueltos haciendo una lectura general de esta situación. En primer lugar se explica que por la ubicación del terreno donde se asienta la villa, el costo del mismo haya aumentado de forma exponencial en los últimos años. Esto da lugar a que empresarios del rubro inmobiliario se vean tentados a avanzar con grandes inversiones que ciertamente tendrán enormes ganancias a un corto y mediano plazo.

En clara consonancia con este proceso, el Gobierno de la provincia viene avanzando con grandes obras públicas, entre ellas el puente Letizia, proyecto que originalmente surgió de la iniciativa privada del Grupo Dinosaurio. Así se inició un proyecto conjunto en el cual el gobierno se hace cargo de los 30 millones de pesos que costarán las obras viales para el acceso de los colectivos y, por otro lado, el Grupo Dinosaurio, de los 70 millones de pesos destinados a la ya terminada nueva terminal de ómnibus.  

Ante esta situación, villa La Maternidad se encuentra en un estado de conflicto permanente hace más de 8 años, lo que obligó a los residentes del lugar a organizarse para resistir las presiones constantes de la Policía, el Gobierno y los empresarios. Asimismo se suma el agravante del tránsito -por el medio de la villa- de maquinaria pesada destinada a la construcción del puente. En este sentido, los vecinos continúan trabajando para resistir el desalojo y vienen reclamando la urbanización del terreno sin traslado, reclamo que viene siendo sistemáticamente desoído. Uno de los vecinos afirmó que “Están intimando con el puente, un puente que no está debidamente consensuado, no han hecho ningún estudio de impacto ambiental.  La gente de ‘Barrio Juniors’ también se opone a la construcción”.

A este proceso se han incorporado varios colectivos y organizaciones populares  que vienen siguiendo de cerca el conflicto y resistiendo junto a los vecinos. Entre otras cosas se está impulsando desde hace varios años una comisión contra el desalojo, proyectos en la facultad de arquitectura para la diagramación de un proyecto de urbanización, una biblioteca popular, apoyo legal, entre otras iniciativas. Algunos vecinos llevan más de 60 años viviendo en la villa, lo que les otorga la potestad legal para reclamar los terrenos como propios.

Finalmente, quizás el episodio más cruento de este largo conflicto haya sido la muerte de Heraldo Eslava. Heraldo era un militante que venía trabajando desde el año 2003 contra el desalojo de la villa y que vivía en una casa a metros de La Maternidad. Por su inagotable esfuerzo se había constituido en un símbolo popular de la lucha en defensa de la villa. En Agosto de 2011 recibió una golpiza brutal a manos de desconocidos en su propia casa. Días después, el 24 de Agosto de 2011, Heraldo dejó de existir a los 79 años de edad y, aún hoy, las causas de su muerte siguen sin ser realmente esclarecidas, pero por lo pronto la Justicia decidió cambiar la carátula de su fallecimiento de “muerte dudosa” a “homicidio”. Quedará como tarea -en lo sucesivo- continuar investigando este hecho. 


btv