Maxi Kosteki, constructor de caminos

Maxi Kosteki, constructor de caminos

Luego de su estreno el 25 de junio en la Estación Darío y Maxi durante la vigilia por un nuevo aniversario de la Masacre de Avellaneda, el documental Maxi Kosteki, constructor de caminos comenzó a proyectarse de manera itinerante por fuera del circuito comercial.

La semana pasada, en el marco de las jornadas por un nuevo aniversario de los asesinatos de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, se estrenó Maxi Kosteki, constructor de caminos, un documental producido por En Movimiento TV y el Movimiento Popular La Dignidad que recorre la vida y la militancia del joven artista y activista social asesinado el 26 de junio de 2002 en el hall de la Estación Avellaneda por balas de la policía bonaerense, durante la represión a organizaciones piqueteras ordenada por el gobierno de Eduardo Duhalde.

Como señalaron sus realizadores al momento del estreno durante la vigilia del 25 de junio, el documental ya inició su periplo por diversas zonas del país, en un sendero que intentará llevar la obra a distintos barrios y ciudades de la Argentina con la intencionalidad de que funcione no sólo como una manera de reivindicar la figura de Maxi y la lucha que emprendió hace ya más de diez años, sino además como un punto de partida para pensar los caminos de la militancia popular en la actualidad.

Dos días después de presentarlo en el mismo lugar donde fue asesinado, el jueves 27 el documental se volvió a proyectar, esta vez en el Bar La Dignidad de Villa Crespo, y el sábado último pudo verse en Parque Centenario (en una jornada donde se dio también La mala reputación, dos años sin Luciano Arruga), en lo que prometió ser sólo el inicio de un ciclo itinerante donde sus propios realizadores y otros militantes populares organizan las proyecciones y con los cuales se puede charlar respecto de los contenidos difundidos en la pantalla.

En diálogo con medios alternativos, Hernán, uno de los responsables del documental, remarcó que: “Nos parecía fundamental rescatar la figura de Maxi (…) Nos encontramos con un joven totalmente solidario, un artista muy inquieto, con muchas facetas. Cada cosa que hacía lo hacía como militante, desde lo artístico, pero como militante.”

El film recuerda al joven pintor y militante del Movimiento de Trabajadores Desocupados de Guernica-Presidente Perón (hoy MTD Maximiliano Kosteki de Guernica) a través de los comentarios de sus hermanas Mara y Vanina, de sus amigos, de sus profesores y de sus compañeros. Apelando a imágenes de archivo y al testimonio de quiénes compartieron diversas facetas de su vida, va reconstruyendo los pasos de Maxi y los motivos que lo llevaron a sumarse al MTD poco tiempo antes de aquel 26 de junio de 2002.

La película, realizada de manera absolutamente independiente, tiene un joven narrador –el músico Joel Elis- que articula el relato de comienzo a fin y va buscando los datos que le permitan entender quién fue Kosteki. El objetivo de esta presencia que nos va guiando durante todo el documental es argumentado por los realizadores al señalar que la película busca ser “un recorrido por la vida de Maximiliano Kosteki desde la perspectiva de un joven de hoy, con inquietudes artísticas y solidarias como las de Maxi”. Así, no se pretende solamente desentrañar quién fue el hombre de 23 años asesinado aquella fría tarde de junio en el conurbano bonaerense, sino también cómo puede entenderse su vida y su acción social y política desde hoy, con miras al futuro.

Maxi nació el 3 de julio de 1979, dentro de dos días hubiese cumplido 34 años si un par de mercenarias balas policiales y un acumulado odio de clase no hubieran truncado su futuro para siempre. Algunos de los que llevaron adelante el hecho –sus autores materiales- fueron condenados (aunque poseen ciertas “ventajas” carcelarias). Otros, los que dieron la orden de la represión, han quedado impunes y hasta se dan el lujo de presentarse nuevamente a cargos electivos, como por ejemplo Felipe Solá, integrante de la lista de Sergio Massa en la provincia de Buenos Aires, o Alberto Atanasof, que integra la de De Narvaez. Bien lejos de entender la política como una “carrera” que se desarrolla por caminos ligados al dinero, a los negociados, a la ventaja individual, al arribismo y a perpetuar las formas de dominación existentes a como de lugar, (entre otros menesteres), iba el recorrido de Maxi, como el de tantos otros jóvenes que en las barriadas populares intentaron e intentan promover el cambio social.

El suyo, su camino individual, se cegó –lo cegaron- hace once años, es cierto, pero el que comenzó a construir colectivamente continúa su larga marcha y está vigente. La realización de este documental no es más que una nueva muestra de ello.

 

Fragmentos del documental Youtube