Mendoza y la paritaria docente: nuevo gobierno, ¿viejas propuestas?

Por Eliana Ortubia Díaz y Sebastián Schaer* / Fotos: GiraMundo TV

Febrero comenzó con la paritaria docente, bajo el mandato del nuevo gobierno del Frente Cambiemos. Una instancia que con un aumento salarial de entre un 5% y un 13% a los trabajadores de la educación y un nuevo Ítem, denominado Aula, busca mejorar el sistema educativo a través de una asistencia perfecta, aunque esto implique ir en contra de derechos laborales básicos.

Nadie puede discutir que la devaluación provocada por el gobierno nacional, sigue atacando los bolsillos de las y los trabajadores, a lo que en Mendoza se agrega un 50% de aumento en el transporte, 40% en los alquileres, más la quita de subsidios en algunos servicios, que muestran un presente negro y un futuro aún peor.

En este contexto, se iniciaron en la provincia cuyana las paritarias de los trabajadores del Estado, siendo “los maestros”, los primeros en acercarse al edificio de la Subsecretaria de Trabajo, para comenzar las negociaciones, representados estos, por los miembros paritarios del Sindicato Unido de los Trabajadores de la Educación (SUTE).

El día 5 de febrero se produjo la primera reunión con un saldo más que negativo. El inicio del encuentro estuvo a cargo del Sindicato con la presentación de un listado de reclamos, de acuerdos paritarios incumplidos por parte del gobierno anterior.

Luego de esta exposición, fue el turno de los miembros paritarios del gobierno. Luis Santamarina, representante del ministerio de gobierno, quien hizo referencia a la educación como “servicio educativo” y no como derecho, incomodando a la conducción del sindicato sentada en la mesa. A continuación, el malestar se incrementó y puso de mal humor a los trabajadores de la educación, cuando Antonio Bizzotto, representante del Ministerio de Hacienda, afirmó que no traían una propuesta salarial, porque aún no habían terminado de estudiar los números con los que cuenta la provincia. Debido a esto, la paritaria se pasó a un cuarto intermedio para el día lunes 15 de febrero.

El día lunes 15 de febrero, nuevamente en la Subsecretaria de Trabajo, se hicieron presentes los miembros paritarios para retomar las negociaciones. En esta instancia el gobierno presentó su primera propuesta, que constaba de un aumento del 5% para los docentes secundarios en horas cátedras, un 7% para los docentes de primaria y un 9% para los celadores, a lo que había que sumar, en los dos primeros casos, un nuevo ítem (no remunerativo ni bonificable) de un 10%.

Este nuevo ítem, llamado “Aula”, sería cobrado solo por las y los trabajadores que cumplan las tareas para las que fueron asignados. Es decir, el nuevo ítem, busca premiar a quienes trabajan, quienes dan clases, sin embargo, quienes no cumplan horas frente a los alumnos (Celadores, preceptores, administrativos o personal jerárquico), no recibirían este 10% de aumento. Asimismo, tampoco lo recibirían aquellos trabajadores alcanzados por diferentes licencias, como mayor jerarquía, licencias por estudio y/o capacitación, e inclusive quienes poseyeran licencias por enfermedad, embarazo o accidentes de trabajo.

Frente a esta propuesta los miembros paritarios del SUTE, en la voz de Adrian Mateluna, Secretario General), rechazaron la ofrecimiento por considerarla insuficiente y discriminatoria, pasando a un nuevo cuarto intermedio para el miércoles 17 de febrero.

Mientras las y los trabajadores debatían en las escuelas la propuesta presentada por el gobierno, con cierto descontento y rechazo a un ítem en negro. La gestión gubernamental reformuló la oferta y la llevo el miércoles a la nueva mesa paritaria, luego de “analizar algunos casos” como embarazos y accidentes de trabajo, además de incorporarlo como ítem remunerativo pero no bonificable.

Sin embargo, más allá de las licencias incluidas para el cobro del Ítem Aula el SUTE, se rechazó de plano este ítem por considerarlo ilegal y discriminatorio y, por atentar contra el régimen provincial de licencias, es decir por ir en contra de derechos adquiridos por las y los trabajadores de la educación provincial. Una vez más, se dio paso a un cuarto intermedio hasta el lunes 22 de febrero a las 17hs.

En esta semana, las escuelas se convirtieron en un espacio de queja y enojo debido al denominado Ítem aula, y al paupérrimo aumento ofrecido por el gobierno provincial. Entre clases de apoyo, recreos, jornadas, los debates crecieron y se profundizaron cuando el Director General de Escuelas Jaime Correas (Ex CEO del grupo UNO de Vila y Manzano) reafirmo que el ítem aula “es un premio para quienes trabajan”.

Mientras en Mendoza sucedía esto, en la Ciudad de Buenos Aires, el Ministro de Educación de la Nación, Esteban Bulrrich presentaba una nueva propuesta a los gremios con representación nacional. La misma consistía en un porcentaje de aumento en negro, acercándose a un aumento total del 40%. Sin embargo, se complicó el acuerdo entre las partes, por la presión ejercida por los gobernadores, quienes se oponen a tener que hacerse cargo de la diferencia entre lo que se proponen en sus provincias y lo que propone el gobierno nacional. Según el ministro de Educación de la Nación, las provincias deben garantizar un aumento de un 25% y el gobierno nacional a través del Incentivo Docente (otro de los ítems en negro) garantiza rozar ese 40%.

Sin embargo en el caso de la provincia de Mendoza, no solo que no se llega a ese 25%, sino que del 22.6 propuesto un 10% corresponde al “ítem aula”, que proviene de esta “nueva estructura salarial” como la denomina el secretario del Ministerio de Gestión y Modernización Urpiano Suarez, y que vulnera (como vimos) los derechos de las y los trabajadores, Es por esto el rechazo absoluto de “los maestros”, a esta nueva propuesta, el pedido de eliminación del ítem y la exigencia de un aumento mayor al 35%, en blanco y la reapertura de paritarias en agosto.

Hoy viernes se reunirán nuevamente los gremios en Buenos Aires con la cartera educativa. Por su parte en Mendoza se llevaran a cabo los plenarios de cada seccional departamental, para analizar los pasos a seguir, frente a la negativa del gobierno de dar marcha atrás con el ítem aula y lo exiguo del aumento, sosteniendo que es lo mejor que pueden ofrecer. Mientras se realizan los plenarios, se espera que el lunes 22 de febrero, haya una propuesta superadora, para ser analizada y finalmente el próximo 25 de febrero, en el plenario provincial, poder decidir el inicio o no de clases.

 

*Miembrxs de GiraMundo TV y docentes secundarios.