Mónica

Por Andrés Alvarez

 

La miro de reojo

está mojada igual que yo

por esa lluvia que nos acompañó

durante la mañana.

Aunque hay varias personas

a nuestro alrededor

sólo me fijo en Mónica.

 

Quedamos a un costado

mientras ella escucha yo la observo

uno

dos

tres relatos.

Historias de pibes pibas con sus vidas

buscando un cauce y arrebatadas

en un suspiro.

 

Prende un cigarrillo

cierra los ojos

mientras el papel se va quemando

qué pensará.

Una pitada que parece eterna

y que posee el único destello naranja

entre los grises de este día de invierno.

 

Termina uno de los relatos

abre los ojos vidriosos

piensa en su negrito, que estuvo ausente

5 años y 8 meses.

Aplaude

arenga

tira el cigarrillo y va hacia el micrófono.

Ahora es su turno.

 

                                                             A Luciano Arruga

.