Nuevos despidos en el INCAA Nuevos despidos en el INCAA
Marcha dialogó con Camilo Moreira Biurra, delegado general de la Junta Interna de ATE en el INCAA. Nuevos despidos en el INCAA

Por Ignacio Marchini

Luego de que Pablo Avelluto, Ministro de Cultura de la Nación, afirmara el pasado martes ante la Comisión de Educación y Cultura del Senado que se aspira a crear “más cine argentino, más espectadores para nuestras películas, más trabajo para nuestros técnicos, actores y directores”, desde la junta interna de ATE en el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) denunciaron los despidos de tres trabajadores. Temen, además, por los puestos de trabajo de más de 300 contratados.

El miércoles 31 de mayo, la junta interna de ATE en el INCAA denunció a través de un comunicado que la gestión “encabezada por su presidente, Ralph Haiek, y su gerente general, Juan García Aramburu, despidió a trabajadores del organismo. Tres de ellos fueron notificados en el día de hoy por la subgerencia de Recursos Humanos, pero anunciaron que podría realizar más despidos en las próximas horas.”

La respuesta del sindicato no se hizo esperar, convocando a una asamblea para el jueves 1 de junio a las puertas de la Institución. Allí acudieron varias personas que expresaron su solidaridad con la causa, incluido representantes de otros sindicatos que entienden que esta decisión se enmarca en una política a nivel nacional de ajuste fiscal y destrucción de puestos de trabajo.

Ante el silencio de las autoridades del organismo, un grupo de personas subió hasta el tercer piso y exigió entre bombos y cánticos que los recibiera la Presidencia del INCAA, a cargo de Ralph Haiek, ex-vicepresidente que asumió la dirección del Instituto luego de la polémica remoción de Alejandro Cacetta en el mes de abril. Ante la presión, los máximos funcionarios del Instituto accedieron a una reunión con delegados gremiales. A la salida de la negociación, que duró cerca de 1 hora, Marcha dialogó con Camilo Moreira Biurra, delegado general de la Junta Interna de ATE en el INCAA.

¿Cuál fue la agenda que llevaron a la reunión?

Nosotros planteamos como único tema los despidos que hoy nos parecían un tema vital. En relación a esto, la respuesta en principio de la gestión del INCAA había sido negativa, en la que no daban la posibilidad de discutir o llegar a un punto de encuentro. Una discusión que fue muy larga, la resolución fue lo que anunciamos en la asamblea recién: logramos llegar a un cuarto intermedio de acá a diez días durante el cual la gestión va a evaluar la situación de estos compañeros y compañeras, van a corroborar que realmente cumplen tareas habituales y permanentes. Nosotros garantizamos que esto es así y que las funciones que realizan son importantes para el organismo.

En 10 días van a dictaminar sobre eso y en función de que ellos evalúen de que es como realmente nosotros planteamos, van a ser contratados a través de contratos INCAA, que era la primera demanda que nosotros planteamos el viernes pasado cuando llevamos estos casos a la Gerencia General.

¿Ustedes qué entienden de estos casos de despidos?

La particularidad es que son trabajadores del sector más sensible, los más precarizados. Después hay una masa de más 300 trabajadores que se les vence el contrato el 30 de junio. No podemos no leer esto en clave de la tercera reforma del Estado que se viene aplicando concretamente con despidos masivos desde el año pasado y que ha llegado de alguna manera al INCAA. Particularmente, se viene dando una parálisis generalizada con subejecución de presupuestos.

El Ministro Avelluto presentó un informe ante el Senado hace dos días, junto con Ralph Haiek, que reconoció la subejecución del presupuesto pero no dijo a dónde va destinada esa plata, cosa que nos gustaría saber. Además dijo que esta parálisis de las producciones que denunciamos se debe a la burocracia generada por la cantidad de trabajadores y trabajadoras que hay en el INCAA. La burocracia no la hacemos nosotros, nosotros mantenemos con nuestro trabajo el Instituto Nacional de Cine.

Por lo que escuche en la asamblea, ¿hay un conflicto con UPCN por los reclamos laborales?

Lo de UPCN es histórico, es el gremio de los eternos oficialistas de turno, siempre se acomodan. En vez de defender los intereses de los trabajadores terminan oficiando de voceros de la gestión. Entonces por eso no estuvieron hoy acá pero sí trabajadores afiliados a UPCN; desafiando la actitud patoteril de su dirigencia, participaron de la asamblea. Nosotros saludamos eso, que critiquen las actitudes del sindicato que los traiciona. Una muestra clara es la paritaria que acaban de firmar, un aumento del 20% que incluye además la figura del presentismo, lo que representa un atentado contra los derechos históricos conquistados por los trabajadores, consagrados en la Constitución Nacional y en nuestro convenio.

Si bien desde la gestión de Haiek se profundizó el ajuste, ¿le cabe responsabilidad a la gestión anterior de la situación actual de los trabajadores?

Sí, absolutamente, la gente que acaban de dejar en la calle son trabajadores que están en una situación de precariedad absoluta. Esta situación es heredada del gobierno anterior que fue el que generó toda esta masa de trabajadores precarizados en diversas modalidades. Esta gestión actual hizo uso de esto para despedir, fue el primer lugar donde atacaron.

Desde las remociones de Cacetta y Rovito (expresidente del INCAA y exrector de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica – ENERC-, respectivamente) el pasado 13 de abril, la comunidad audiovisual se encuentra en estado de alerta. Sospechan que la intención por parte del oficialismo es la intervención del INCAA y el vaciamiento del Fondo de Fomento Cinematográfico, a través de la Ley de Comunicaciones Convergentes que se está tratando a puertas cerradas. Al respecto, el Ministro de Cultura de la Nación declaró que “no existe ninguna intención, decisión ni propuesta que tienda a reducir, eliminar o afectar de alguna manera el Fondo de Fomento”. Para Francisco Márquez, docente de la ENERC y director de cine, esto es una cortina de humo:

“Claramente hay un gobierno al cual no le interesan los trabajadores pero tampoco le interesa la cultura. Ellos dicen que no van por los fondos pero no podemos quedarnos con esas declaraciones. Primero, porque han demostrado desde la campaña electoral que dicen cosas que después no cumplen. En segundo lugar, porque no tuvimos acceso a la ley. Nosotros planteamos que nos dejen ver la ley que están elaborando.”

En relación a la respuesta por parte de la comunidad audiovisual, agregó: “Por otro lado, diputados y senadores del Partido Socialista, Liliana Mazure y Pino Solanas, entre otros, están confeccionando una ley y nosotros como miembros del sector audiovisual estamos planteando cuáles son los puntos que tienen que estar en esa ley. Lo que pasa es que tenemos que responder a muchas situaciones al mismo tiempo, porque también hay una parálisis en el cine, muchos proyectos que no salen por trabas administrativas, son varios frentes abiertos.”

Sin comentarios

Sé la primera o el primero en dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *