Panorama Sindical II: conflictos de trabajadores y trabajadoras estatales y de salud

Por Mario Hernández

Con ollas populares y paro de estatales la semana pasada tuvo amplio protagonismo de las y los trabajadores en las calles de todo el país. También trabajadores de Astilleros Rio Santiago alcanzaron un acuerdo luego de la movilización y toma. Las y los trabajadores de salud del Hospital Posadas denuncian amenazas y despidos,  mientras se desmantelan las prestaciones que garantizaban el derecho a la salud. 

Paro nacional de estatales y movilización de organizaciones 

En más de 100 cortes en todo el país, con marchas y ollas populares, los y las trabajadoras de ATE y la CTA-A, junto a diversas organizaciones sociales, realizaron un contundente paro nacional y una jornada de lucha contra la política de ajuste y el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, por un Estado Soberano, con Trabajo y Producción.

En la Provincia de Buenos Aires se destacaron las acciones en La Plata y Zárate, con las luchas en defensa del Astillero Río Santiago y Atucha. En Mar del Plata, las y los trabajadores estatales,  marcharon por la ciudad acompañados de nutridas columnas de organizaciones sociales.

En los accesos a la Ciudad de Buenos Aires se vivió un clima de tensión, tanto en la zona norte como la zona sur. En la zona norte, en el cruce de Av. Constituyentes y Gral. Paz, del lado de capital, se realizó un imponente corte de trabajadores y trabajadoras de organismos de Ciencia y Técnica, junto a estudiantes, organizaciones sociales y gremiales de la región norte, realizaron una asamblea.

A pesar de los intentos de las fuerzas de seguridad la actividad se inició con una marcha que partió de INTI y atravesó el corredor tecnológico de la colectora,  y se fueron sumando las columnas de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), de Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), y de estudiantes y docentes de la Universidad de San Martín, entre muchas otras.

Al mismo tiempo, en la zona sur,  en el Puente Pueyrredón hubo un amplio despliegue de la Prefectura Nacional para intentar contener la marea humana que llegaría en horas del mediodía al Obelisco porteño.

En la CABA además hubo protestas en el Hospital Durand, en la zona de Hospitales en Parque Patricios, frente a Agroindustria; los trabajadores de la Cultura hicieron una marcha fúnebre, los jubilados se manifestaron frente al ANSES,  contra el uso del Fondo de Garantía y Sustentabilidad ordenado por el FMI, entre otras. Las distintas actividades estuvieron signadas por el rechazo a la eliminación y degradación de ministerios a secretarías,  junto con el desguace y los despidos que esto conlleva.

En la Patagonia, durante la madrugada comenzaron los cortes de ruta en los accesos a la provincia de Santa Cruz, acampes frente a los organismos estatales en Río Negro y movilizaciones en Chubut. En Neuquén, trabajadores y trabajadoras denunciaron el vaciamiento de la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP).

En Mendoza se realizó una concentración contra el ajuste, la persecución y los despidos. En Córdoba se cortó la ruta 9 en las afueras de la capital, para luego movilizar al centro de la ciudad. En Rosario protestaron por la degradación de los sistemas educativos y de salud pública. En San Luis, los y las trabajadoras estatales cortaron la Ruta 7,  en el acceso a la capital.

En Catamarca, Chaco, Salta y Jujuy se realizaron actos y asambleas en defensa de las y los despedidos de Agroindustria, la mayoría pertenecientes a la Secretaría de Agricultura Familiar. En Formosa se realizó un corte en la ruta 11 junto a organizaciones sociales. Numerosas manifestaciones se produjeron en Misiones, donde se promovieron reclamos en los hospitales y el Ministerio de Ecología por parte de integrantes de Parques Nacionales.

Astilleros Rio Santiago

Después de nueve horas de tensión y arduas negociaciones, el gobierno provincial y las y los trabajadores de Astilleros Río Santiago,  llegaron a un acuerdo y se levantó la toma. La ocupación se realizaba en reclamo de insumos para trabajar y el cese de descuentos salariales, e impedía que el interventor Daniel Capdevila, directivos y empleados administrativos pudieran salir de la planta.

El acuerdo llegó la fiscal de turno, María Eugenia Di Lorenzo, quien ingresó a la planta en el marco de una denuncia por supuesta “privación ilegal de la libertad”. El interventor y las y los trabajadores firmaron un acta acuerdo para destrabar la compra de oxígeno y gas, entre otros insumos, lo que permitirá reanudar la producción. Además, las autoridades gestionaron una reunión para el lunes con los ministros Hernán Lacunza (Economía) y Marcelo Villegas (Trabajo) para revisar los descuentos salariales que vienen sufriendo las y los trabajadores,  debido a la quita del plus por productividad.

 

Hospital Posadas

Ante una nueva tanda de telegramas de despido en el Hospital Posadas, que según trascendió pondrían llegar a 80, el secretario de la Fundación Posadas y jefe del Equipo de Cirugía Cardiovascular Infantil, Christian Kreutzer, presentó su renuncia. Su equipo de trabajo acompañó la decisión y repitió la iniciativa. De esta manera, el Posadas ya no cuenta con cirugía cardiovascular infantil, acentuando así la crisis que atraviesa la institución.

En enero, de este año, ya habían sido cesanteados unos 122 trabajadores y trabajadoras, la mayoría enfermeras especializadas con mucha antigüedad,  que se habían negado a extender la jornada laboral a diez horas.

Desde el gremio contabilizan unos 300 despidos en lo que va del año, más las jubilaciones de oficio que alcanzaron a 70 trabajadores más. También denunciaron el aumento de persecución sindical contra los delegados e integrantes de la Comisión Interna: “Nos quitaron el descuento automático de cuota sindical,  con la clara intención de desfinanciarnos y nos quieren desalojar de una de las sedes. En marzo nos descontaron hasta el 70 % del sueldo y despidieron a 17 delegados”.

Tal como indican las y los trabajadores, los despidos comenzaron a reflejarse en la atención al público,  en un claro “deterioro asistencial” del hospital insignia de Morón. “Si no se le pone un freno esto se va a profundizar, hay un plan para privatizar el hospital e implementar la famosa cobertura universal de salud (CUS)”, remarcó Luis Lichtenstein, presidente de la Asociación Sindical del Posadas.

El próximo martes los y las residentes decidieron parar en señal de protesta, realizando una jornada en defensa de la salud pública; los médicos, por su parte, el miércoles participarán de una nueva “ronda”, como lo vienen haciendo semana a semana. Ambos convocan a la comunidad, pacientes y vecinos a rodear de solidaridad el Hospital.