PASO en Santa Fe. Cuando la educación popular se combina con la banca parlamentaria

Por Silvana Iovanna / Foto: Silvana Iovanna

 

En los últimos años, la provincia de Santa Fe ha sido objeto de debate y noticia en los grandes medios. Los temas centrales que pusieron en pantalla a la provincia: narcotáfico, sojización de la economía e inundaciones. En el marco de las próximas elecciones primarias, Marcha entrevistó a Javier Barbona, educador popular, maestro de primaria, de Vera, norte de Santa Fe, ciudad que lo vio nacer, crecer y patear los barrios por los pibes de su provincia. Hoy Javier es parte de la nueva fuerza Frente Social y Popular y candidato a Senador por su departamento.

 

¿Qué trabajo realizás en Vera y desde cuándo?

Empecé en 1996 cuando un grupo de treinta adolescentes y jóvenes, que estudiábamos y/o trabajábamos, estábamos preocupados por la realidad social. La primera actividad fue hacer una revista, un espacio literario gratuito que se llamaba “La Moraleja”, que llegaba fundamentalmente a los jóvenes. Luego, comenzamos a presenciar las sesiones del Concejo Deliberante local, nos organizábamos en parejas, íbamos todos los viernes a presenciar las sesiones, tomábamos asistencia a los concejales, pedíamos el orden del día, anotábamos todo lo que se resolvía y luego hacíamos un informe que lo repartíamos en los medios locales. Esa fue una irrupción muy potente en la vida política de nuestro pueblo. Después laburamos 10 años en un barrio haciendo apoyo escolar. Comenzaron a aparecer niños y adolescentes con discapacidad que no estaban siendo atendidos. A partir de eso, nos pusimos en contacto con una monja de las Religiosas de San José que estaban coordinando con una fundación de Holanda. Surge así lo que hoy es La Quinta, un Centro Educativo, Recreativo y Cultural con una presencia significativa no solo en Vera sino en toda la región, con una referencia fuerte.

 

¿A partir de qué necesidades y problemáticas del territorio surge este trabajo?

Vivimos en la Ciudad de Vera, en el departamento Vera, al norte de la provincia de Santa Fe. Es el más grande en extensión territorial de la Provincia pero el más deshabitado y empobrecido, con otra contradicción muy fuerte, en su territorio tiene más de 1millón de cabezas de ganado vacuno pero sus dueños viven en otra parte de la provincia o del país. Tenemos solo el 40% de las rutas y caminos pavimentados, los demás continúan siendo de tierra, lo que dificulta la comunicación y el acceso o salida de los pueblos y parajes. La salud es muy precaria, lo mismo que la educación. Vivimos en el Siglo XXI pero con servicios de hace 40 o 60 años atrás. Pensamos que con el “socialismo” las cosas iban a cambiar, pero la verdad es que en estos últimos 8 años las problemáticas se han agudizado. La gente está resignada a esto y piensa que es natural o normal que así sea.

 

Como candidato a Senador por el Departamento de Vera, por el Frente Social y Popular, ¿podés contarnos como surge el Frente en Santa Fe y por qué te acercaste a este espacio político?

Con Carlos Del Frade (precandidato a diputado por el mismo espacio) nos cruzamos en varios pueblos o ciudades donde el siempre viaja a presentar sus libros y muchas veces coincidíamos en el norte en alguna feria de libro donde nosotros íbamos a realizar talleres o tocar con la murga y en uno de esos cruces yo le dije que si él se presentaba, yo, que nunca había participado en política partidaria, estaba dispuesto a trabajar por su candidatura. Nunca me imaginé que sería como candidato, pero acepté el desafío y acá estamos con buena perspectiva, esperanzados en que la gente realmente pueda reconocer el laburo de tantos años y sobre todo los proyectos y la visión que tenemos sobre lo que hay que hacer para transformar esta realidad.

 

¿Cuáles son las problemáticas que el Frente como espacio político identifica en el norte de Santa Fe?

El principal problema aquí sigue siendo la desigualdad con respecto al sur de la provincia. El norte carece de infraestructura básica para poder siquiera pensarse dentro de un esquema de producción y crecimiento. Hay una fuerte ausencia del Estado. La realidad territorial y social es muy diferente Nosotros decimos que no se puede medir todo con la misma vara, hay que mirar el territorio y pensar estrategias para cada región y eso históricamente no ha ocurrido. En el sur provincial hay empresas, como Cargill, que facturan 100 millones de pesos por año explotando nuestro suelo y a nuestra gente, y no paga ni un solo peso de impuesto, cosa que serviría para equilibrar la gran inequidad que hay respecto del norte provincial.

 

Desde tu trabajo territorial como docente y educador popular, ¿Cuál es la propuesta del Frente en materia de educación esta zona de la Provincia?

En cuanto a educación nosotros proponemos que haya más profesorados y carreras universitarias públicas en el norte de Santa Fe para que los jóvenes, cuando terminan 5to año, no deban emigrar a las ciudades del sur para poder conseguir una profesión. Residencias estudiantiles para aquellos jóvenes que deben viajar o vivir en las ciudades donde se encuentren estudiando. Becas estudiantiles, boleto gratuito para estudiantes y docentes. Hoy solo en el Nodo Reconquista que agrupa a los departamentos Gral. Obligado, Vera y parte de San Javier, han cerrado 100 escuelas rurales debido al gran éxodo de personas que van a engrosar los cordones de pobreza de las grandes ciudades, esos edificios están abandonados en lugar de resignificarlos. Nuestra propuesta es que se continúe con el concurso para cubrir cargos docentes, que se creen más cargos por escuelas para que la superpoblación que hay hoy en las escuelas públicas no sea el deterioro pedagógico ni tampoco de salud de docentes y estudiantes. Crear la ley de La provincia de Santa Fe, que produce $200 mil millones de pesos como ingresos brutos de los cuales se invierten solo $75 mil millones de ese total y el resto se lo come la burocracia y los arreglos políticos. Hay que redistribuir equitativamente la riqueza que todos los santafesinos producimos, invirtiendo en infraestructura para poder generar trabajo, en salud y en educación.

 

¿Qué impacto considerás que tiene en el norte de la Provincia el crecimiento del narcotráfico en Rosario?

El tema del narcotráfico se hace sentir fuertemente en el norte provincial porque nuestras rutas y caminos se han transformado en pasos claves en el tránsito y distribución. Todas las semanas sabemos de cargamentos de más de 200kg de marihuana o cocaína que son interceptados, pero al final de cuentas no se sabe a dónde va a parar todo eso. El tema de la droga pasó a ser uno de los principales problemas sociales que afecta mayormente a adolescentes y jóvenes. Y en esto los poderes políticos, legislativos y judiciales tienen mucho que ver. Acá en una realidad muy pobre es obsceno ver las campañas proselitistas de los principales partidos gastando enormes sumas de dinero que nadie sabe de dónde salen, nadie rinde cuenta de eso y hacen crecer más las sospechas o le dan asidero a los distintos informes que hablan de que gran parte del dinero del narcotráfico está financiando campañas y funcionarios. El bum inmobiliario en Rosario y Santa Fe, cuyo inversión está comprobada que viene del blanqueo de enormes cantidad de dinero, genera un éxodo en los pueblos y ciudades del norte provincial, desde donde parten principalmente los jóvenes en busca de trabajo y calidad de vida. Hace unas semanas salió un informe del mismo estado provincial donde da cuenta que, de 18.000 policías con los que cuenta la provincia de Santa Fe, el 15% o sea unos 2500 aproximadamente son jóvenes reclutados en el norte provincial, y que ven en la policía la única salida laboral, pero lo que no le dicen a los jóvenes y sus familias, es que casi sin preparación y por un sueldo de entre $8000 y $10.000 son llevados como carne de cañón a enfrentar realidades sociales desbordadas como lo son el gran Rosario y el gran Santa Fe y el resto del sur de la provincia.