PepsiCo: “Queremos salir con toda la fuerza” PepsiCo: “Queremos salir con toda la fuerza”
Se profundiza la crisis laboral PepsiCo: “Queremos salir con toda la fuerza”

Por Mario Hernandez / Foto por Analía Cid 

Trabajadores y trabajadoras de la multinacional Pepsico Argentina reclamaron en contra de los despidos generados por el cierre de la planta Florida, ubicada en el partido bonaerense de Vicente López, durante la previa del casamiento de Lionel Messi y Antonela Roccuzzo en Rosario.

“No a los 600 despidos”, “600 familias sin trabajo”, “600 familias en la calle”, fueron algunos de los mensajes mostrados antes del inicio de la fiesta del astro de Barcelona y el seleccionado argentino.

En la fiesta de Messi la bebida no alcohólica fue de la línea Pepsi, en sus variantes cola, lima (Seven Up) y naranja (Mirinda).

Hace dos semanas, la empresa Pepsico Argentina anunció el cierre de su planta de snacks ubicada en Florida, donde trabajaban unos 536 empleados.

Las y los obreros de fábrica, como parte de su plan de lucha, también hicieron el viernes un corte en la Panamerica a la altura de Henry Ford. Fue sorpresivo, burlando a los centenares de gendarmes que día a día están apostados por la mañana en Avenida San Martín y Panamericana cerca de la fábrica. Entre las 6:30 hasta casi las 8 de la mañana, duró esta nueva medida de lucha en reclamo por la reapertura de la fábrica.

Por la tarde, un importante plenario definió medidas en apoyo a la lucha. En la reunión participaron dirigentes de distintos gremios (telefónicos, subte, estatales, docentes, entre otros), referentes políticos y de Derechos Humanos, y numerosas delegaciones obreras de más de 30 gremios.

Apoyos de clase

Tras el saludo de Marcelo Frondizi (Secretario de organización de ATE Capital), Camilo Mones de Pepsico, resumió la situación del conflicto, denunciando la complicidad del Ministerio de Trabajo y el sindicato de Rodolfo Daer en el brutal cierre que pretende dejar en la calle 600 familias. “El lunes pasado en asamblea decidimos ingresar a la fábrica para permanecer allí en defensa de nuestra fuente de trabajo. Pero no queremos encerrarnos. Queremos salir con toda la fuerza hacia afuera, hacer medidas contundentes para que nuestro reclamo se haga público, ganando las calles para que tome nota el gobierno y afectando los intereses de la multinacional PepsiCo. Nuestro conflicto es parte de un ataque más de conjunto y queremos sumarlos a todos ustedes a esta pelea contra los despidos, las suspensiones y el ajuste de Macri que viven miles de trabajadores”.

Allí destacó las acciones que habían hecho estos días, el bloqueo conjunto con Camioneros y el corte sorpresivo de AU Panamericana. Y planteó entonces las cuatro propuestas iniciales: la primera, jornada nacional de lucha para el día martes 4 de julio, que tuvo como acción central un corte de la Avenida 9 de Julio por la mañana y acciones en otros puntos del país; el impulso a la campaña “No compre productos de PepsiCo” que ya impulsan referentes de Madres de Plaza de Mayo y decenas de personalidades, con afiches y 100.000 stickers; la promoción de un gran fondo de lucha con colectas y bonos, para sostener a las y los trabajadores; la realización de acciones frente a plantas del gremio de la Alimentación.

Para estas medidas, los trabajadores y trabajadoras de PepsiCo pidieron el apoyo “real y contundente de todos los gremios y organizaciones presentes”.

Por su parte, el Nono Frondizi alentó que “Es una pelea dura pero no imposible de ganar, en un marco en el que el gobierno de ricos avanza sobre las conquistas obreras y de los humildes.”

El jueves 22 de junio en un plenario de delegados del Sutiaga de Trelew (Chubut) decidieron parar 48 horas en apoyo a la lucha de los despedidos de la Pepsi de esa localidad.

El paro involucró a alrededor de “250-300 trabajadores de Coca Cola, Ivess, el resto de las soderías, incluyendo distribuidoras que también dependen de la misma empresa de Pepsi”, detalló Claudio López, delegado de Coca Cola.

Los 48 despedidos se encuentran haciendo un acampe en los portones de la planta desde el martes 20 de junio, en reclamo por el cobro total de las indemnizaciones y para conformar una cooperativa de envasado de agua y soda.

Testimonios de largo aliento

Myriam Bregman, candidata a legisladora en la Ciudad de Buenos Aires por el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), afirmó que está “Acompañando a los trabajadores y trabajadoras de PepsiCo, hace muchos años fui abogada de ellos cuando la empresa empezó una enorme persecución sindical para tratar que no se organizaran, pero igual lo hicieron, igual se organizaron y en este momento están sufriendo un ataque, el mayor ataque que es perder su fuente de trabajo así que aquí estamos acompañándolos”.

Por su parte, Gustavo Lerer, delegado del Hospital Garraham, aseguró que “Nosotros hace rato que cultivamos la solidaridad obrera con todos los trabajadores en lucha y más con los compañeros de PepsiCo que son una Comisión interna combativa clasista. En estos momentos están sufriendo lo más agudo del ajuste que son los cierres de fábrica, ya pasó en AGR e inclusive sectores que no cierran por quiebra sino que son maniobras patronales de las multinacionales. La idea es venir a traer la solidaridad para ver cómo ayudar a los compañeros, para que puedan mantener su fuente de trabajo y enfrentar de manera unificada al gobierno de Macri y a la oposición burguesa que son los responsables de esta situación”.

Otra de las voces presentes en el plenario del viernes pasado fue la de Luis Medina, delegado de la Comisión interna de Pepsico planta Florida, que afirmó que “Vinimos a proponerle a todas las organizaciones que están acá preparar un Plan nacional de lucha, no solamente por las más de 600 familias en la calle que hay de Pepsico, sino también por los cientos de miles de despidos que hay en el país y ni el Ministerio de Trabajo ni los burócratas sindicales se ponen al frente de esta lucha, así que los trabajadores nos tenemos que organizar y empezar a dar una verdadera pelea a esta situación”.

Lejos de bajar los brazos y naturalizar la situación, las y los trabajadores demuestran que están dispuestos a luchar por cuidar las fuentes laborales. El cierre de la carta que le presentaron al Intendente es clarificador al respecto: “Por eso nos ponemos de pie en esta lucha contra estas políticas neoliberales que solo favorecen a estas mega empresas multinacionales que solo ven en nosotros, la clase obrera, un número detrás de una computadora y no lo que realmente somos”.

 

Nota relacionada: Cierre de PepsiCo: “Los empresarios se aprovechan de que este gobierno les dio una mano grande”

Sin comentarios

Sé la primera o el primero en dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *