Pese al avance de la izquierda, Mendoza no cambia

Por Silvana Iovanna

El Frente Cambia Mendoza se imponía con más del 50% de los votos al cierre de esta nota. Luego de una campaña cruzada por acusaciones entre el actual gobernador del Frente Para la Victoria y el candidato del FCM, el PJ perdió gran parte de la provincia y se impuso el radicalismo. El FIT se consolidó como la tercera fuerza a nivel provincial.

 

Durante la última semana, las acusaciones entre Paco Pérez del FPV y Alfredo Cornejo del Frente Cambia Mendoza (FCM), liderado por la UCR, tuvieron serias repercusiones en los medios masivos mendocinos.  La pelea culminó el sábado por la tarde con un ataque al local de la UCR de la calle céntrica Alem, donde destruyeron el mobiliario y se llevaron tres computadoras con los datos de los fiscales. Durante la jornada de sufragio, la UCR fue denunciada por las boletas “truchas” que “aparecieron” en varias mesas, con la lista de candidatos del FCM y otro nuevo número de lista.

Cerca de las once de la noche de ayer se dieron a conocer los resultados parciales de los ganadores: el FCM, con Alfredo Cornejo de la UCR a la cabeza, se imponía como ganador provincial con el 47% del electorado, con el 95% de las mesas escrutadas y el 75% del electorado.

 

¿Quién es Alfredo Cornejo?

Egresado del Liceo Militar y Licenciado en Ciencias Políticas de la Universidad Nacional de Cuyo, construyó su carrera política como militante de Franja Morada. En 1999 asumió como Secretario de Gobierno del departamento de Godoy Cruz, en 2002 fue electo Senador Provincial, en diciembre de 2003 asumió como Ministro de Gobierno de Cobos y en febrero de 2005, como Ministro de Seguridad. Durante su gestión diseñó e implementó un plan antidelito y amplió la nómina de empleados del Ministerio de Seguridad, muchos de los cuales fueron identificados como ex represores durante la Dictadura Militar. En 2007 fue electo intendente del departamento de Godoy Cruz y reelecto en 2011. Según corre la voz en ese departamento, Cornejo fue uno de los impulsores del acuerdo UCR-FPV por el cual Cobos pasó a formar parte de la fórmula Fernández de Kirchner- Cobos en 2007. A pocas horas de realizarse las elecciones provinciales, el Frente Cambia se quebró a nivel nacional y puso así de manifiesto las insostenibles alianzas entre el radicalismo y el macrismo.

Las disputas dentro del Partido Justicialista mendocino se manifestaron en las elecciones primarias. Tres listas que, con la suma de sus votos, tampoco pudieron ganarle al radicalismo. Los precandidatos que en ese momento representaba al progresismo K eran Guillermo Carmona y su Vice, Alejandra Naman. Los otros votos del PJ se repartieron entre Matías Robi y Adolfo Bermejo, cuya campaña se vistió de naranja. Los resultados de la interna dieron como candidato final a Adolfo Bermejo, quien recibió en las últimas semanas a al precandidato presidencial Daniel Scioli y su esposa Karina Rabolini, e hicieron campaña en el departamento de Las Heras junto a Carlos Ciurca, el actual vicegobernador y candidato a intendente pejotista por ese departamento. Apenas se conocieron los primeros resultados, Bermejo asumió públicamente la derrota y se responsabilizó por  ella, y prometió seguir trabajando por la provincia en diálogo con la nueva gestión. Con este panorama, la gran pregunta para Bermejo ahora es: ¿A dónde fueron a parar los votos del progresismo?

 

El avance en la izquierda

De los 18 departamentos que componen Mendoza, el FIT logró presentarse en 11, con no poco esfuerzo para una provincia conservadora. De acuerdo con los últimos resultados, se consolidaba como la tercera fuerza en la provincia con más del 10% de los votos para la candidata a gobernadora Noelia Barbeito, miembro del PTS.

A partir de la cobertura del Colectivo de Medios Comunitario de Cuyo, se dio a conocer la gran cantidad de corte de boletas en los departamentos de Las Heras y Guaymallén, los más densamente poblados y desiguales del Gran Mendoza, por lo que se podría concluir que esa diferencia de votos generó un gran respaldo a los candidatos a concejales por el FIT.

Más allá de los debates entre los partidos conocidos y de la derrota del peronismo en la provincia, se abre una etapa en la que las fuerzas de la oposición se pueden reorganizar. Los movimientos de izquierda de la provincia aún tienen un incipiente trabajo electoral que cada vez disputa más las zonas menos céntricas.

 

El MUL pisa fuerte en Lavalle

Luis “Pochi” Tallura, candidato a concejal por el FIT, es miembro del Movimiento por la Unión y la Libertad (MUL) del Departamento de Lavalle, al norte de la provincia, hacia el límite con San Juan. Es la segunda vez que el MUL se presenta a elecciones en el departamento y, por muy poco margen, no logró una banca municipal. Conversamos con Tallura para que dé cuenta del trabajo y el avance de su movimiento, que continúa más allá de no obtener aún una banca.

El MUL es la herramienta política de un grupo de organizaciones campesinas, bibliotecas populares y una radio comunitaria que nuclea a personas que vienen militando desde hace mucho tiempo en Lavalle. Luego de las PASO legislativas de 2013, el PTS Mendoza los invitó a armar un acuerdo a nivel departamental para presentarse a las generales legislativas de ese año. No fue fácil incorporar otro frente de lucha pero, luego de varios debates, lograron llegar a un acuerdo y aprovechar la oportunidad como organización territorial de llegar a una banca legislativa.

“Nos presentamos a elecciones legislativas por primera vez en 2013. A nivel departamental estuvimos a 14 votos de conseguir una banca. Luego de eso, quedamos en acuerdo con el PTS y el PO, y en este año electoral hicimos un acuerdo en el que nos reconocen como parte del FIT en Lavalle. Hicimos una lista con integrantes del MUL y con integrantes del PTS y el PO para disputar como frente electoral. Este año nos presentamos a las ejecutivas por primera vez con intendente y concejales en la lista del FIT. Obtuvimos cerca de un 11% de los votos en Lavalle, un poco por encima de lo que ha sacado el FIT a nivel provincial”, comentó Luis a Marcha antes de saber que sólo estuvo a 300 votos de lograr una banca en el municipio.

Pese a que este año tampoco lograron una banca en el departamento, se registró un aumento en el porcentaje electoral que el movimiento obtuvo en el marco del Frente de Izquierda. De a poco, otra Mendoza avanza. Y mientras tanto, parece que no cambia…