¿Qué nos deja el tarifazo en el mercado del gas? ¿Qué nos deja el tarifazo en el mercado del gas?
Un análisis mirando hacia 2017 ¿Qué nos deja el tarifazo en el mercado del gas?

Gustavo García Zanotti*

Un análisis sobre el presente y futuro en materia de energía para nuestro país. La elevada tarifa del gas que afecta a usuarios y favorece a las empresas bajo la lupa atenta de un especialista en la materia.

Se ha iniciado en la Argentina un nuevo ciclo de creciente mercantilización de la energía. En este sentido, realizar un balance de las transformaciones del mercado del gas durante el gobierno de Macri contribuiría en prevenir y alertar a los sectores populares sobre este fenómeno. Ya que, por medio de diversas resoluciones, el ministro Aranguren no sólo llevó a cabo transformaciones cuantitativas de aumentos de tarifas y precios, sino que también trastocó las reglas de juego del mercado de gas en detrimento de los usuarios y a favor de las empresas.

Las transformaciones del segmento residencial en el mercado de gas son un claro ejemplo de mercantilización, y se le agrega una serie de características inéditas en su regulación. La Resolución 212/2016 E establece ajustes semestrales del precio de gas de este segmento, y tiene como meta pasar de 1,6 U$S/MMBTU a 6,8 para octubre de 2019. Este último valor corresponde al precio de importación del Gas Natural Licuado de octubre de 2016. De esta forma, se constituirá a este último como precio de referencia del mercado.

Al mismo tiempo, el precio del gas producido internamente se encuentra en claro ascenso desde los tarifazos de marzo, llegando a 3,53 U$S/MMBTU en junio.  Si sumamos los subsidios del Plan Gas I y II este se eleva a 4,72 U$S/MMBTU. El precio del gas natural más barato en el mercado proviene de la importación de Bolivia, que asciende a 3,94 U$S/MMBTU.

Por lo tanto, se escogió como valor de referencia de mercado al precio más caro: el Gas Natural Licuado de importación. Esto se debe a que el Ministro piensa el mercado con el manual de microeconomía neoclásica en la mano; es decir, en términos de cuánto cuesta agregar una unidad adicional de gas al mercado. Desde ya, las empresas petroleras se aprovechan de esta situación ya que percibirán un precio cada vez mayor. Además, este arreglo institucional iguala en condiciones de precios el valor agregado de una actividad extractiva, con la mayor industrialización que incorpora la producción de Gas Natural Licuado en sus países de origen.

imagen-nota-econ-1

Fuente: elaboración propia con datos del Ministerio de Energía y Minería, Presidencia de la Nación.

El precio del gas en la boleta posee dos características que deberán ser corregidas en cada uno de los ajustes semestrales. Por un lado, se encuentra en dólares. Por lo tanto, todo ajuste en el tipo de cambio deberá ser reflejado en aumentos al usuario. Por otro lado, el precio del Gas Natural Licuado forma parte de un mercado competitivo a nivel mundial. Es decir, su precio oscila dependiendo las fuerzas de mercado. Tales movimientos también repercutirán en la boleta. El hecho de alcanzar los 6,8 U$S/MMBTU comprende un escenario hipotético que no se encuentra fijo. Por ejemplo, en abril de 2014 el precio del Gas Natural Licuado se encontraba en 18 U$S/MMBTU, unas casi tres veces más caro que en la actualidad. Además, hay que tener en cuenta que su precio se encuentra en alza desde junio de 2016.  Seguramente, el ajuste semestral de abril de 2017 cargará con un aumento en dólares mayor al previsto en octubre de 2016.

Equilibrio fiscal sobre la base del desequilibrio social

El principal objetivo del gobierno de Mauricio Macri consiste en disminuir el gasto estatal. Por ello, el Ministerio de Energía y Minería acredita una baja nominal del 17,9% en sus partidas en el presupuesto de 2017, ubicando a tal ministerio con el mayor recorte de la cartera.

Esto se debe a que el segmento residencial de gas se encuentra co-financiado tanto por el Estado Nacional como por los usuarios. El aporte del Estado nace del diferencial de precios entre el precio del gas importado y el precio del gas en boca de pozo. Es decir, la empresa estatal ENARSA adquiere gas importado a un precio superior al cual es inyectado en el punto de ingreso del sistema de transporte (PIST).

En consecuencia, el gobierno de Macri busca quitar este co-financiamiento, al dejar que el mercado sea solventado únicamente por los usuarios. Este plan de gobierno se llevará a cabo en el momento en que los precios internos (PIST) se igualen con el precio de importación del Gas Natural Licuado en 2019.

Sin embargo, no todos los subsidios del Ministerio se encuentran a la baja. Los planes Gas I y II, constituidos por los subsidios a las petroleras con el fin de aumentar la producción, crecieron un 62% en materia presupuestaria, y pasaron de $8.733 mil millones en 2016 a $14.182 mil millones en 2017.

Boletas explosivas

Realicemos un ejercicio práctico. Comparemos los cuadros tarifarios y de precios de 2015 con la nueva actualización de octubre de 2016. Para ello, tomemos el consumo promedio anual de un/a neuquino/a, que ascendía en 2015 a 3.672m3. La pregunta sería: ¿cuánto deberá abonar nuestro/a neuquino/a promedio anualmente con la nueva actualización de octubre de 2016 en comparación con el cuadro de tarifas de 2015? La respuesta: su factura anual ascendió de $744 a $8.857.

Los segmentos de la cadena más explosivos se encuentran constituidos por el precio del gas de las petroleras con un aumento de 1.204% (de $278 a $3.623). Le sigue el aumento de 1.061% (de $446 a $5.174) a las distribuidoras, y muy por detrás se encuentran las transportistas con un aumento de 188% (de $21 a $61).

iamgen-2-nota-econ

 Fuente: Elaboración propia con datos de ENARGAS

Cabe aclarar y resaltar varias cosas. En primer lugar, los $8.857 representan más de dos tercios del ingreso de una familia para no ser considerada pobre. Es decir, las empresas del mercado de gas se quedarán con dos tercios de uno de los doce ingresos de una familia que roza la pobreza. Este escenario inaugurará un nuevo concepto en la Argentina: la pobreza energética.

En segundo lugar, tal importe no se ha hecho sentir ya que rige a partir de octubre. En este sentido, en el año 2017 se prevén aumentos en los meses de abril y octubre en el precio de gas, así como actualizaciones en las tarifas. Por lo tanto, tal cifra quedará prontamente desactualizada.

Por último, se encuentra en vigencia la Resolución 99/2016 del Ministerio de Energía la cual establece topes de 400% en los aumentos de la factura de gas al consumidor residencial. Desde ya, desconocemos cómo se aplicarán tales topes y cómo se distribuirán al interior de la cadena.

* Lic. en Economía, Doctorando en Desarrollo Económico, Becario del CONICET, miembro de la Sociedad de Economía Crítica y de Enlace por la Justicia Energética y Socioambiental.

Sin comentarios

Sé la primera o el primero en dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *