A VECES AMAMOS COMO PODEMOS

 

Poema : Quimey Figueroa / Dibujo :  Camila Boess

Hace algunos días
tengo un secreto
guardado debajo de la lengua,
duerme conmigo
cuesta despertarlo,
le gusta vivir en sueños.
Cuando estoy sola
me gusta verlo caminar por la casa
vistiendo el traje del deseo.
Con cada paso que da
corre los muebles
cambia de lugar los estantes
tiñe de colores las cortinas.
Creo que está planeando una ruta de escape.

Tu casa nena
en verdad
queda lejos de la mia
pero podria llegarme hasta allá
esta tarde
es que yo también necesito escapar un poco
y podria tal vez
ponerte a vos
debajo de la lengua
mi secreto
que viste el traje del deseo,
es que ahi nena
dentro de tu boca
todas las cosas
parecen
descansar bien.

 

 

Leer más
Tierra viva

Tierra viva

CulturaDe Autor 3 agosto, 2017 1

Por Anahí Cao / lustración : Latifa Mohamed

 

la vida late; nada es distinto de la vida; un profundo deseo, una lenta respiración. La vida tiembla, la vida es un temblor que queda
el instante del placer se desvanece; la vida late. Nada es distinto de la vida. Un profundo deseo, una lenta respiración es la memoria. Siento, y la vida tiembla; la vida es un temblor que queda.

No hay progreso; el instante del placer se desvanece; siento la vida frágil. Una profunda intuición me invade, tan solo siento la necesidad de cuidar, de recibir un cuerpo limpio.
No hay progreso; las profundas respiraciones de la luz, el orden del aliento, la certeza de la piel y del descanso; la muerte es el temblor, la claridad de abandonarlo todo, de perderlo todo en el derrumbe.

Conozco mi aliento, esa fuerza vital, una larga respiración, un movimiento que afirma la voluntad de la vida.
Respiro; las horas son largas respiraciones lentas. Siento las profundas respiraciones de la luz, el orden pesado del aliento, el fuego atormentado que intenta deshacerse de su cuerpo como un salvaje. Siento, y es importante que la vida tiemble. Pienso, reconozco el dolor, reconozco humanidad; mis entrañas laten. El calor de los cuerpos señala la esperanza; una misma materia late. Todo se resume a un latido y a un grito. Nada me pertenece.

Yo soy un cuerpo conmovido; la humana libertad, el amparo; la muerte que se apodera, vida que goza, un temblor, un parto. Siento en mis propias entrañas el latido: la vida es un temblor que arde pleno e inútil.
Acepto la vida, la libertad del fuego. Siento la necesidad de cuidar, de oler el pan, de recibir un cuerpo limpio. Una profunda intuición me invade, parece placer pero es descanso. Siento la dulce necesidad de recibir un cuerpo limpio, de sentir el sabor de los duraznos, la tierra húmeda: la vida siempre ama la vida. No hay progreso.

***

 

 

Anahí Cao es docente, trabajó en cárceles del conurbano como profesora de Letras, es parte de la Asamblea Autoconvocados contra Ceamse Gonzáles Catán y columnista en Radio Semilla ( IMPA). Actualmente integra la Secretaría de Cultura del Sindicato Suteba La Matanza.

  1. Estos poemas forman parte de “Tierra Viva” su sexto libro, a  publicar próximamente.
Leer más
TAROT

TAROT

CulturaDe Autor 18 julio, 2017 0

 Escrito:  Microbio Bufonetta / Dibujo : Cabe Costes

 

 

Esto sucedió en un Barrio, con un río, un puente y adoquines.
Cuenta la leyenda que en Enero de aquellos años, doblo por la Esquina una brisa oscura, potente, precisa y maligna.
Ensombreció los patios de los conventillos.
Sacudió con fuerza las ventanas, que parecían aplaudir su presencia.
Los gatos crisparon sus lomos y corrieron por el chaperio a un lugar improbable.
Los perros aullaban como clarinetes de bienvenida.
Y allí desde lejos venia la Parca,
con su murga de huesos, haciendo temblar a cada paso corazones y lamentos.
Los condenados agarraban sus rosarios y sus estampas, llorando y mirando el cielo, esperando que su Dios haga algo.
Los ateos ni siquiera pudieron creer en ellos mismos.
En uno de los pasillos un niño quedo inmutado, apartado del cardumen temeroso que corría desamparado.
Sus ojos asombrados, redondos como el dos de oro quedaron cautivados por la luz tenue que salía de un pequeño costal.
Directo hacia allí lo levanto y encontró una baraja con bordes de oro que iluminaban su rostro aún más asombrado que sus ojos.
Mezclo la baraja y acomodo cuatro de ellas en el suelo; como por arte de magia el niño escucho palabras que las cartas pronunciaban, pudo intuir que a través de ellas podía saber a qué se debía semejante carnaval.

 

 

Escrito y dibujo pertenecen al libro “Primogenito , encuentro entre dos ” de Microbio Bufonetta y Cabe Coste, publicado recientemente.

Leer más
Junio a junio Arde Rojo

  Poema y foto : Agustina Salinas

Junio arde rojo en el cuerpo que nos tiembla.
nos arde rojo en la garganta crispada
de tanto gritar que ya vas a ver,
que las balas que vos tiraste van a volver.
nos arde rojo en las manos
que se cortajean por el frio
y se secan en el calor de los fuegos
de las antorchas que iluminan el camino
y de las fogatas que calientan los corazones.
nos arde rojo en los ojos
que se emocionan ante cada palabra que exige justicia
y que arrancará la justicia que no es otra cosa
que la victoria de los pueblos.
nos arde rojo en los brazos
que se apretujan entre abrazos compañeros.
nos arde rojo en los puños
cerrados con fuerza
golpeando hacia arriba
acompañados de un ¡Presente!
derribando el muro invisible
de la indiferencia que quieren hacernos sentir
pero cómo no ser parte
de esta historia de disputa por la libertad
nos arde rojo en la memoria
que no para de recordarnos
que tenemos que luchar y
que se multiplica en las sonrisas
de esos pibes y esas pibas
que son semillas.
nos arde rojo en las piernas
cansadas de tanto saltar bailar caminar
hasta llegar el puente
que los vio morir
pero que también
los ve renacer cada 26 de junio
en todxs aquellxs que ven que la lucha es necesaria
y que lo único malo es la resignación
Leer más
Hombres que corren con lobos

Por Sofia Ordynans

“Perros de la belleza” es el último trabajo de La Joven Guarrior, compuesta por 14 músicos y actores que conjugan música, teatro y poesía en un un mismo sitio. Este fin de semana se presentarán en el Centro Cultural Haroldo Conti.

“Perros de la belleza” es el último trabajo de La Joven Guarrior, una orquesta de 14 músicos y actores que rotan roles e instrumentos. Según sus intérpretes, la obra  es un recital, un espectáculo teatral, un experimento social. Es un intento obstinado por explorar nuevos lenguajes y por yuxtaponer los mismos. Inspirados en el poema homónimo de Fabián San Miguel, custodiados por la proyección de un cortometraje del director Iván Fund, el espectáculo recoge parte del repertorio clásico de la formación que de la mano de su director, Juan Parodi se renueva y renace en forma de pieza única y compacta. Golazos estéticos, climas eclécticos y envolventes, una profunda y poética sencillez: “Perros de la belleza” es un momento y un momento y una explosión.

Antes de su próximo show en el Centro Cultural Haroldo Conti, Lautaro Pane y Juan Sola, ambos integrantes de La Joven Guarrior, dialogaron con Marcha.

– ¿Cómo nace “Perros de la Belleza”?

L: PDLB es el fruto del trabajo con Juan Parodi. Sucede de una manera mágica, como si lo hubiéramos estado esperando siempre. Juan también aparece de una manera mágica, en la que nosotros necesitábamos trabajar con alguien que nos ordene. Algunos ya lo veníamos haciendo en otros espectáculos, como yo en Crol y El Pastor, Gonza Gamallo, en “Rosa Brillando” que musicalizaba en vivo. A partir de ahí es que Parodi conoce a la Guarrior y fue en agosto del año pasado que empezamos a trabajar juntos en lo que fue la aproximación de lo que es “Perros de la Belleza” hoy. A partir de ahí fue que entramos en una instancia de repetición que está buenísima. Históricamente cada fecha se trabajaba puntualmente con una lista de temas, una puesta específica, un diseño estético del flyer, las escenas escritas especialmente para cada fecha. Con “Perros de la Belleza” armamos un espectáculo que se repite y que es algo que tardamos 10 años en darnos cuenta, una fórmula más sencilla a nivel de producción, tiempo, costos.

– Es la primera vez que trabajan con un director; ¿cómo impactó la llegada de Juan Parodi?

J: Se habló sobre eso antes de la llegada de Parodi. Había un clima de duda, más que nada en Zepe (Lautaro Pane) y el Pastor que ya habían trabajado con él antes y sabían que Juan labura de determinada manera y tenemos que entregarnos a su labor. Sucedió todo muy bien, por eso hemos logrado un nuevo equipo y la Guarrior, una vez más, ha crecido. Juan vino con su asistente, Gustavo Armando, que es un campeón, nos llevamos muy bien. Trajeron propuestas para nuevos técnicos y para nuevas formas de trabajar con ellos. Él, muy delicadamente con su profesión, siendo un gran director, fue involucrándose paso a paso de una manera muy tierna y muy suave en todo el equipo y el equipo siempre lo escuchó. Ahora está teniendo mucha más participación a nivel artístico, humano, de producción. A nivel propuesta entró con unas muy efectivas, pero lo que rescato es el manejo del grupo, que es fundamental, y que hizo de una manera muy elegante. Es un tipo que tiene mucho recorrido, muchos trabajos de renombre, entonces la cuestión de la efectividad combinada con nuestro trabajo que viene de hace un tiempo, generó que los discursos vinculares sean positivos desde el inicio.

L: La energía del grupo bajó los decibeles. Nosotros somos todos histéricos, o por lo menos Juan y yo. Nos peleamos, cuestiones de grupo, nada terrible, cosas que mantienen viva la llama.

J: Y, la llegada de Parodi trajo un desafío. Nos renovamos, crecimos todos, maduramos, y algo fantástico que sucedió en su presencia es que madurar con las personas que vos amás y te criaste artística y humanamente, vivir esos momentos de alegría y felicidad es un terremoto emocional hermoso y hace que se renueve la pasión de todos, que si bien no estaba dormida, tenía las mesetas cotidianas que van destruyendo de a poco el sexo.

L: Fue una renovación total porque también incluso empezaron a aparecer propuestas de otro tipo. En dos meses cerramos para ir a tres festivales, Bahía Teatro, la Fiesta Municipal del Teatro Independiente Provincial, y la Fiesta Nacional del Teatro que fue en Mendoza, en un teatro para mil personas, y que fue increíble.

– ¿Cómo catalogarían el trabajo realizado con PDLB?

P: PDLB es como una conclusión de la Guarrior porque fuimos mutando de muchas formas, de tocar acústico a tocar enchufados, de tocar enchufados sin guitarra eléctrica o retomarla,  introducir el teatro, sacarlo, distintos formatos que hemos ido encontrando  y que son posibilidades para hacer lo que tengas ganas. Todo eso fue un camino de investigación donde sacábamos las cosas que no nos gustaban y dejábamos lo que sí para repetirlo, y dentro de ese proceso y con la conjunción del trabajo con Juan, PDLB es conclusivo. Tiene muchísima potencia, porque tiene toda la historia de las formas y formatos que hemos encontrado trabajando, mezclado con un tipo como Parodi que tiene una mirada plástica hermosa, y de los tiempos teatrales muy convocante. Entonces, tiene lo musical, tiene lo teatral, la imagen y tiene la contención de la visión macro de una persona que nos dirige, por eso es conclusivo y por eso se repite de esa manera, porque ese espectáculo dice. Si fuera de otra manera diría otra cosa, y nosotros siempre queremos que diga lo mismo.

– Próximamente tienen la fecha en el Conti. ¿Cómo comienza su vinculación con organismos de DDHH?

L: La Guarrior siempre tuvo un compromiso ideológico. Si bien somos muchos y cada uno tiene su propia ideología, mantenemos ciertos acuerdos. Tocar en el Conti hoy, que es un espacio de resistencia de las políticas culturales en las que nos vemos sometidos, y sufrimos en todo aspecto nos pone muy contentos, y también debe haber tenido que ver que nos presentamos hace unos meses para el cumpleaños número 40 de las madres, donde tocamos en la universidad y fue increíble, muy emocionante. Estábamos en el escenario frente a la universidad, un gran espacio con un perímetro de vallas desde donde estaban muchas de las madres sentadas con su pañuelito hermoso, ahí, mirándonos, y para mí fue un momento que no me voy a olvidar en mi vida. Yo veía a mi vieja en primera fila llorando, y claro, para ella esto debe ser muy fuerte porque recuerdo que a mis primeras marchas me llevo ella, para los 24 de marzo de la mano con mi hermano.

J: La Guarrior, más allá de contener corrientes políticas distintas, hay una que nos une muy fuertemente que está más relacionada con una política progresista si se quiere, en la que todos coincidimos, totalmente activa a nivel de DDHH. Quiero hablar del peronismo sin decir peronismo. Somos medio progres. La identidad es progresista. Creemos en las políticas inclusivas, y no las exclusivas, de desarrollo de las potencias de nuestro propio país, alejándonos un poco de la cuestión globalizada, y mercantilizada.

 

Próximas Fechas:

Centro Cultural Haroldo Conti

Sábado 8 de Julio 20:00 Hs.

Domingo 9 de Julio 18:00 Hs.

ENTRADA GRATUITA SUJETA A CAPACIDAD DE SALA

Las entradas a los espectáculos se retiran con una hora de anticipación (2 por persona). No se reservan.

 

Facebook: https://www.facebook.com/lajovenguarrior/

Twitter: https://twitter.com/lajovenguarrior?lang=es

Web oficial: www.lajovenguarrior.com.ar

 

Leer más
Saqueando Dignidad

Poema y  foto por Agustina Otero

Hago puentes
puentes como barcos
que se lanzan hacia el cielo
como llamas que cortan las calles
cuando llegan las antorchas
sobre la avenida
no hay rostro /  para quien vive de sus manos
no hay peligro / para quien lleva una causa de muerte
no hay herida / para quién vale su pájaro de vida
brota de mi oído
el rechinche de los carritos
que rebotan el pavimento
tengo memoria
de espiar a quienes
pusieron el cuerpo
saqueando dignidad a las derrotas
rodeados de cartuchos rojos
el fin de la convertibilidad: dijo el estado
se mataron entre ellos: dijo la policía
se lincha el brillo de  los ojos que no tienen miedo
se mata por la patria
desde la patria
y para la patria
las preguntas van vagando
como perdidas por las vías
añicos los vidrios del mando que aprieta
y tierna la bronca del que nada calla si todo lo juzga
abiertas las pupilas
a cada noche en cada esquina
ya no sabemos la hora
aquí estamos
tengo memoria de sentir
que algo estaba mal
tanto hoy como ayer
somos los perros
que ladran y escapan mirando el celo
somos la jauría
de los que vagan por las calles
sin siquiera querer saber
qué es un territorio
y cuál es su norte
y cuál es su sur
cuál es su este
o su oeste.

 

 ***

Leer más
Piquetero

Piquetero

De Autor 25 abril, 2017 0

Por: Quimey Figueroa / Ilustración: Cabro

 

1

Piquetero
Pobre
Sucio
Irrumpe el paso
Dice que tiene hambre
Dice que tiene hambre
¿Por qué no trabaja?
Que limpie vidrios
Que corte el pasto
Que junte basura
¿Cuántos hijos tuvo?
¿Cuánto vino compro en la semana?
Y encima desea zapatillas nuevas!
Piquetero
Pobre
Sucio
Su primer hijo roba
Su segundo hijo, droga
Su tercera hija trola
Y la moral ¡Dios Mio! ¿dónde?
¿y mis derechos dónde?

2

Piqueterx
Pobre
Digno
Sueño
Me cuesta porque tengo hambre
Pero sueño
No tengo trabajo entonces lucho
Corto
Incendio
El vuelto de lxs demás ya no me alcanza
Mi primer hijo robó
porque tenia hambre
Mi segundo hijo drogó
poque tenia hambre
Mi tercera hija trola
porque tenia hambre
¿cuántas veces tuviste vos
en la panza un vacio
y en las manos nada?

Y el amor ¿dónde?
¿Y mis deseos dónde?

 

***

Leer más

Poema para Micaela

Poema para Micaela

De Autor 11 abril, 2017 0

 

Por : Sol Amancay / Fotografia: Agustina Salinas

 

Me pegaron en la jeta y salí con fuerza brava a contener mi furia,
ahí estaba sola y el mundo ignorando mi voz temblante.
Me usurparon todo el cuerpo
humillaron mi tierna niña fatigada
por la infecta infancia,
ahí estaban ellos consumiendo mi belleza.
Caminaba por la calle
no me me importó la solida penumbra,
el canto de la oscuridad,
la sombra luz de la luna,
pero allí estaban ellos
para ultrajarme, violentar todo mi cuerpo, violentar mis fatídicas manos y tirarme al olvido descampado.
Soy yo el mundo en la intriga de la muerte
Soy voz lejana que se incrementa en las manos de una poetisa joven
como cuando yo estando viva…
Fui materia relativa
me mataron,
no tengo cuerpo ni paz,
no habrá eternidad que respete las lágrimas de esta congoja
de mis familias destrozadas
de mis revelaciones suspendidas
de mis ojos en el horizonte
de mis sorpresas por el insólito hecho que llamamos vida.
Mi cuerpo ahora es autopsia
Mi cuerpo ahora es furia
Mi cuerpo ahora es rabia
Mi cuerpo no encuentra el cómo
Mi cuerpo infinito y su relación con un mundo de terrible esclavitud.
No puedo dejar de llorar,
entonces lluvia.
¿Ahora mis cicatrices le explicarán algún juez nefasto?
Ellas están sufriendo por un abandono que no es legítima relevancia en la democracia de los hombres
y cuántas más tendremos que ahogarnos en pasillo de lineas cobardes de soberanos ilustres y asesinos.
Soy mujer y me mataron por ellos,
y aunque encuentro mil razones en la ontología de este pueblo
ellas no me olvidan
ellas no bajan la guardia
luchan
alzan sus manos en el viento
pintan carteles con mi nombre
gritan con el pecho entrelazado a mi memoria
desnaturalizan toda figura relativa a nuestra entidad de escalonada decadencia.
Ahora no descansaré
ahora no podré estar entre ustedes para destruir esa figura inminente que lo es todo
ahora seré eterna como tantas otras
ahora seré impulso de guerreras.

Leer más
Plata Quemada

Plata Quemada

CulturaGeneral 11 enero, 2017 0

Un poema para Ricardo Piglia

Leer más
Mugre para bestias lectoras

Por Mariano Pacheco/@PachecoenMarcha

Mugre, de Laura Ledesma, es un libro que invita a sus lectorxs a explorar el mundo de la poesía, ese mismo mundo que cada uno puede crear a partir de la comprensión e interpretación de ese arte que dispara a la imaginación. Según el prólogo, un libro para las “bestias lectoras”.

Treinta y siete poesías, un prólogo y un poema innecesario. Unos dibujos de Jorge Cuello, una fotografía en la tapa, otra en la contratapa y una foto-retrato en la solapa, en la que pueden leerse unas breves líneas que solo denotan humildad por parte de la autora del libro: “Laura Ledesma nace en Córdoba capital en agosto de 1981. Este es MUGRE un libro de poesía que seguirá ensuciando a pesar de todo”. No dice que Laura, además, es actriz, que actúa en una de las obras más importantes del prestigioso grupo Zéppelin Teatro, que dirige el reconocido dramaturgo Jorge Villegas, que toca el ukelele y compone canciones. De hecho, la presentación del texto, realizada a principios de diciembre, se llevó a cabo en un teatro, con intervenciones de varios de sus amigos, en la que incluso el “poema innecesario” que figura tras el índice del libro, fue cantado a dúo por la autora y otra actriz. El poema-canción da cuenta de cuántas cosas innecesarias nos rodean en nuestras vidas, casi sin que nos demos cuenta, como en una suerte de fenomenología del fetichismo de la mercancía que tan bien describió Karl Marx en su voluminoso libro El capital, pero hecho aquí poema-canción, en el que se mezclan humor y cierto sabor amargo.

Mugre. Poemario de una hija vecina cualquiera parece llevar al extremo aquella máxima poética escrita por Juan Gelman hace ya décadas: “se sienta a la mesa, y escribe”. No importa que el texto no sirva para nada, hay una pulsión que lleva a ser escrito. ¿Debería “servir” para algo un poema? “Un poema no es un tocadisco”, dijo alguna vez Susan Sontag. Y en su revés, el poeta-militante Roberto Santoro (detenido-desaparecido por el accionar terrorista del Estado Argentino): “si mi poesía no sirve para cambiar la sociedad no sirve para nada”.

Tal vez dando cuenta del paso de los años, Laura Ledesma parece quitarle carga moral a sus textos, sin por eso dejar de expresar en el fondo una suerte de realismo crudo. Quizá por eso en una de las nueve historias de “dos negros egoístas” (cuyos protagonistas son la voz poética en primera persona y Mandela (su perro), puede leerse:

Cuando Mandela (mi perro) y yo, jugamos con una botella de plástico, a las corriditas y luchitas varias… no estamos reciclando. Nos divertimos con algo que será basura indefectiblemente. Solo pasamos nuestros días. No queremos ser ejemplo de nada”.

Hay, por otra parte, algo etnográfico en este libro. Un errar por las calles de la capital provincial, por algunos de sus barrios más emblemáticos (con sus almacenes que aún tienen “permitido” el fiado, sus doñas que venden productos de avón; sus ferias para comprar frutas y verduras), y también, historias mínimas, íntimas, en las que pueden leerse sin jerarquías el vínculo con un perro, un amor o el deseo de encontrar un pedazo de tierra en medio de la jungla de cemento. Lo personal deviene colectivo y lo plural, singular. Y el género una cuestión política y no mera diferencia biológica:

Tan solita. Tan chiquita. Tan clandestinita. Tan poco santita.

Esa tarde de ese día.

¿Que si dolió?

Te meten una jeringa en el útero… ¡más vale que dolió!…

Hasta que pasa.

Yo la pasé.

Otras no.

Y más vale que vuelve a doler.

Porque las mujeres que abortan somos todas”.

Lo plural deviene singular, porque no se trata de intimismos, por más íntimos que puedan ser los temas abordados. El dolor propio, el dolor ajeno. ¿Hay diferencia?

¿Tai bien negro?

¿Tai bien negro de mierda?

Negro de mierda, ¿está o no está?”

Seguramente el mejor modo de entrarle al libro sea a través de las palabras del prologuista, también actor de Zéppelin Teatro, quien escribe, como él mismo declara, para que vos, “bestia lectora, que por primera vez ves Laura Ledesma, escuches el interior, de vos (de ella) (de mi) (de nuestro país)”.

Un prólogo-convite, escrito por Santiago San Paulo, en el que puede leerse:

Te invito a revolcarte, recontravolcarnos, en éstas cloacas escupiéndonos la calle. MUGRE, te recomiendo tener a mano te recontrarecomiendo/ un mate, un porro, un anotador, hacerlo en voz alta, haciendo resonar lo clandestino recontrasonándolo.

Vos, bestia lectora. Yo, el prólogo. Que no pudimos. Tampoco pudimos.

Ok. Entonces, Veámonos Adentro

Ahora somos tres”.

Tal vez no doce, como los apóstoles. Quizá no seamos muchos más que diez, como canta Bulldog –la banda de punk rock rosarina– pero seguro, tras la lectura de esta Mugre, ya seamos manada. Aunque estemos solos.

 

Leer más