Tomas en secundarios: “el aborto es algo que sucede y el estado nos tiene que garantizar poder decidir sobre nuestros cuerpos” Tomas en secundarios: “el aborto es algo que sucede y el estado nos tiene que garantizar poder decidir sobre nuestros cuerpos”
Desde el viernes últimos el movimiento estudiantil secundario ha decidido impulsar asambleas y tomas de escuelas frente al inminente tratamiento de la Ley de... Tomas en secundarios: “el aborto es algo que sucede y el estado nos tiene que garantizar poder decidir sobre nuestros cuerpos”

Por Vivian Palmbaum @vivi_pal 

Las y los estudiantes,  del movimiento de secundarios,  han decidido impulsar asambleas y tomas de escuelas, para visibilizar la necesidad de aprobación el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en diputados junto a la implementación de la ESI y un protocolo anti-violencia de género. Mientras tanto entre las sombras el poder conservador mueve sus hilos para evitarlo. 

El pasado viernes por la tarde se conoció la noticia que las y los pibes de las escuelas secundarias,  de la Ciudad,  decidieron iniciar un proceso de asambleas y tomas de escuelas secundarias con el fin de pronunciarse públicamente por la necesidad de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Al mismo tiempo reclaman la aplicación de las normativas vigentes sobre la Educación Sexual Integral y la aplicación de un protocolo contra la violencia de género en las escuelas. Mientras tanto en algunas escuelas secundarias directivos han decidido suspender las clases el próximo lunes para impedir las asambleas estudiantiles, mientras desde el Ministerio amenazan con aplicar el protocolo antitomas. Esto ocurre en consonancia con una fuerte avanzada del poder conservador para impedir que se apruebe en diputados el proyecto de ley.

Por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito

“Les estudiantes de colegios secundarios somos un sector protagonista en la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito. No estamos dispuestas a que decidan sobre nuestros cuerpos. El embarazo adolescente no deseado crece todos los días en nuestras aulas y la respuesta que nos dan es la penalización y clandestinidad del aborto o la maternidad obligatoria. Y aún si quisiéramos llevar a término estos embarazos, las escuelas no están preparadas para garantizar el cuidado de nuestros hijes y la continuidad de nuestra cursada”. Así comienza el comunicado de la Coordinadora de Estudiantes de Base, CEB, que nuclea a las y los alumnos de las escuelas secundarias de la Ciudad. Una organización que se viene movilizando y que también es parte del enorme movimiento verde que expresa la necesidad que se apruebe la Ley.

Estudiantes de la Escuela de Bellas Artes Rogelio Yrurtia, organizados y como parte de la CEB, decidieron,  luego de una asamblea y debate,  iniciar la toma de la escuela como modo de visibilizar la necesidad de la Ley.  A la vez exigen que se cumpla la implementación de la Educación Sexual Integral, ESI, y que se concrete la implementación de un protocolo contra la violencia de género en el ámbito educativo. Entrevistamos a Malena, delegada estudiantil y referente de la CEB del Yrurtia.

¿Cómo y porque surge la iniciativa de las tomas de las escuelas en la CABA?

La iniciativa de las tomas surge en el movimiento secundarios a partir de la necesidad de visibilizar todo el debate que está habiendo y la posición que tomamos como movimiento secundario respecto de la Ley de Aborto Legal Seguro y Gratuito.

En el comunicado emitido por el Centro de Estudiantes las y los estudiantes expresan: “Desde hace mucho tiempo nos pusimos los pañuelos verdes en las mochilas, y asumimos el compromiso de dar dentro de nuestras escuelas las respuestas que no nos da el gobierno”.

¿Cuáles son las reivindicaciones que intentan visibilizar?

La aprobación de la Ley de #AbortoLegal y la permanencia del artículo que nos permite como cuerpos gestantes de entre 13 y 16 años poder abortar sin la necesidad de nuestros tutores. También el protocolo contra violencia de género ya que son un montón las pibas que están cursando con sus abusadores y violadores dentro de las mismas aulas y no pueden tener una cursada con regularidad y dentro del colegio no hay ninguna herramienta que las ampare en ese sentido y el Ministerio tampoco está dando mucha respuesta. De hecho se suponía que a fines de mayo iba a estar bajada, y todavía no está, la aplicación real de la Educación Sexual Integral que es una ley vigente desde el 2006 y hoy todavía no se está aplicando y casi no tenemos docentes capacitados, en educación sexual integral, por lo cual se siguen perpetrando todas las formas de relacionarse machistas que nos enseñan.

¿Por qué les parece importante la Ley?

Nos parece importante la ley porque se nos niega a los cuerpos gestantes la decisión de tener o no tener un hijo o hija. En segundo lugar es una cuestión de salud ya que no estamos discutiendo si está bien el aborto o está mal el aborto, sino que es algo que sucede, que los cuerpos gestantes hacen, y hoy lo tienen que hacer de una forma clandestina y por lo tanto nos parece algo de salud pública y que el estado nos tiene que garantizar poder decidir sobre nuestros cuerpos y poder llevarlo de una manera segura. NO queremos que el estado ni la iglesia decida sobre nuestros cuerpos.

¿Por qué es necesaria la implementación de un protocolo contra la violencia de género en los colegios?

Con el protocolo pretendemos tener una herramienta que permita a nuestras compañeras cursar libremente sin tener que estar compartiendo el espacio con sus abusadores y con sus violadores, ya que no pueden mantener el día a día en un mismo espacio y por eso es fundamental la Ley de Educación Sexual Integral que es lo primero para poder erradicar el machismo de nuestra sociedad. Si primero no nos enseñan a cuidarnos entre nosotras (os) y dejar de reproducir todas estas prácticas machistas y la cultura de la violación, en la cual estamos inmersas e inmersos desde que nacemos, no vamos a poder nunca romper con esta cadena. Así que en primer lugar si la Ley de Educación Sexual hoy estaría aplicada no necesitaríamos un protocolo ya.

En tanto el movimiento estudiantil ha decidido impulsar asambleas en todas las escuelas secundarias, frente a la necesidad de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y que no se altere su articulado, quienes dirigen estas instituciones escolares han decidido coartar cualquier iniciativa. Así sucedió en la Escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano cuya dirección decidió sorpresivamente y de manera imprevista una desinfección y suspensión de clases. Una situación que intenta cercenar la palabra de las y los más jóvenes que necesitan hablar de lo que naturalmente atraviesa sus cuerpos. Las y los jóvenes de los secundarios han entendido perfectamente la consigna “educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir”.  Así además lo expresan en un reciente comunicado de las y los estudiantes del Yrurtia que han decidido debatir en el ámbito asambleario de la toma, sobre la ESI y el protocolo, frente a la ausencia reiterada del Estado que les niega las herramientas necesarias, tal como lo expresan en un comunicado.

Mientras tanto los poderes más conservadores avanzan con las mismas armas de siempre: presiones,  amenazas y discursos moralizantes para evitar que se apruebe el proyecto que,  el próximo miércoles,  se vota en el recinto y que podría encaminarse a impartir un poco de justicia social.

Es una cuestión de salud pública, tal como expresan las alumnas no estamos discutiendo si está bien el aborto o está mal el aborto, sino que es algo que sucede, y de manera clandestina… NO queremos que el estado ni la iglesia decida sobre nuestros cuerpos”.