W40: “Un montón de pibas tocan y no se animan por ser mujer”

Entrevista a las integrantes de W40, una banda del under integrada totalmente por mujeres que buscan visualizar el movimiento feminista al protestar por las diferentes violencias de género que se sufre día a día en la sociedad en general.

Por Marcos Bentancourt

A un año de la creación de W-40 hablamos con sus integrantes, desde la banda quieren romper con los mitos machistas arraigados en el under: “hay que derribar eso de que porque sos mina tocas así nomás”, denuncia Alejandra (guitarra) en la sala de ensayo, quien junto a Zulma (voz), Marisa (bajo) y Rosario (batería), nos cuenta el trabajo que realizan para mezclar el heavy metal, el punk rock y el clásico rock and roll.

¿Cómo las trató el inicio de año?

Rosario: Arrancamos el año tocando en City Bar y ya retomamos el ensayo después de estar un mes de vacaciones, pero mientras estuvimos de descanso preparamos dos temas nuevos, “Favorables Vientos” y “Ni Una Menos”. Con este último tocamos la temática que estamos viviendo las mujeres hoy en día, la cual se trata de que salís a divertirte y realmente no sabes si vas a volver. Entonces, con esa letra quisimos dejar plasmado el movimiento que estamos teniendo las mujeres, más allá de que ya tenemos otras canciones como “No Violencia de Género” y “Ella”.  

Vamos a los inicios de la banda, ¿cuándo se formaron y cómo fue?

Zulma: Yo empecé en una banda que se llamaba Inoxidables y solíamos compartir escenarios con Alejandra, que tenía su banda llamada Las Cabernet. Las dos nos separamos de nuestros grupos y después de un año nos encontramos en un cumpleaños. Ahí charlamos sobre nuestras ondas e ideas y al poco tiempo empezamos a ensayar en nuestras casas. Coincidíamos en que la temática sea dejar un mensaje en cada tema que hacíamos y en darle prioridad a lo que se vive actualmente. Eso se ve puede ver con nuestro tema “Armas Nucleares” y también la situación que viven las mujeres con la violencia en sí. 

Marisa: Simultáneamente nos habíamos encontrado en una fecha que tocó Orgullo Fisura, donde nos pusimos a hablar y acordamos en ponernos a zapar. Desde el principio pegamos buena onda y nos empezamos a entender muy bien. 

¿Cómo creen que fue la respuesta del público hasta ahora?

Rosario: Bien. A pesar de que estamos hace un año y tocamos una vez o como mucho dos veces por mes. No tenemos en sí un público que nos siga mucho, pero creo que a la gente le gusta. No somos muchas las bandas femeninas y sabemos que a muchas de estas las sigue el chaboncito que le gustan las minas nomás y no por el mensaje que se deja. Nosotros no queremos que nos sigan porque somos minas, sino porque somos músicas. Lo importante es que vean que podemos tocar igual que un hombre y que somos iguales. 

El nombre W40, ¿Cómo se les ocurrió?

Zulma: Bueno yo antes estaba en una banda llamada Inoxidables. Un día estábamos ensayando con las chicas cuando apenas nos conocíamos y Lucas, el novio de Ale, nos estaba haciendo el aguante con la batería. Estábamos pensando un nombre para la banda y él en un momento tiró el chiste sobre el líquido que afloja el óxido: che inoxidables, WD-40…

y le sacaron la “D”

Alejandra: Jamás nos enteramos que era WD-40. Todo el mundo nos lo decía y dijimos: ya fue, W40 (risas).

Claro es verdad que nadie pronuncia la “D”. Cuéntennos sobre su trabajo a la hora de componer…

Alejandra: Cuando nos juntábamos con Zulma hicimos varias letras y una base, pero cuando nos juntamos con las chicas las modificamos totalmente. Cada una hace que se vayan cambiando muchas cosas. Marisa, por ejemplo, viene todos los días con una idea nueva.  

Marisa: Aparte todas escuchábamos música parecida, pero al mismo tiempo diferente: heavy metal, punk rock y rock and roll. Le vamos mechando entre todas las cosas a ver que sale, está bueno. 

Rosario: A veces nos preguntan cuál es nuestro género y decimos: no sé, hacemos heavy, punk, rock, un poco de todo. Somos W40, es esto. 

¿Cómo se sienten con la autogestión? Porque para muchas no es fácil llevarla adelante. 

Rosario: Bien, creo que es lo más normal ahora. Hicimos la primera grabación de nuestro ensayo y fue más que nada para escucharnos nosotras, no para difundir. Si bien hay mucha gente que pide escuchar más de nosotras y estaría bueno hacer un demo en algún momento, no es algo que me desvele todo el trabajo que hacemos. 

Alejandra: Hay que estar bien preparadas para invertir plata en un disco y todas esas cosas, es bastante complicado. 

Rosario: Hay mucha macrisis. 

Alejandra: Pero de hecho estamos acostumbradas a estar en el under. 

¿Con qué se va a encontrar alguien cuando las escuche por primera vez?

Rosario: Cuatro músicas, cuatro mujeres. Van a escuchar W40. 

Zulma: y que se diviertan, esa es la idea. Hay algunas sorpresitas con las que se van a encontrar. Yo soy actriz y me gusta la fusión del arte, en este caso el teatro y el rock. 

Rosario: Sin ir más lejos, versionamos “Todos Me Miran” de Gloria Trevi, que es una canción súper pop y la hicimos a nuestro estilo. A mí me encanta y la vez que la tocamos vimos la reacción de la gente, todos bajaron y dijeron: loco que bueno que sonó ese tema.

Marisa: Si se suele pedir “toquen una que sepan todos” entonces esa la sabemos todos (risas).

Rosario: La intención también es empezar a hacer covers de bandas donde canten o toquen chicas.

¿Cómo están viviendo el under?

Alejandra: Es re difícil que te tomen en serio como banda. Algo que a mí siempre me pasa es que los hombres me quieren venir a ayudar a poner la guitarra en el amplificador. Esos a ningún hombre le irían ayudar a poner los platos o a regular el ecualizador. Yo toqué con Las Cabernet como cinco años y me seguía pasando, te subestiman un montón. 

Zulma: Bueno, en Inoxidables tocaba con otros tres hombres y habían temas que quería hacer, los cuales puedo hacerlos ahora con las chicas porque ellos me decían: no, eso es para minas. Está todo bien y de hecho ellos son grandes amigos, pero me coartaba mucho el tema de a dónde quería llegar realmente, lugar en el que coincidimos mucho con las chicas. 

Alejandra: Incluso para mí a la hora de tocar es un doble trabajo, como que tenemos que sonar o sonar. Como que hay que derribar eso de que: porque sos mina tocas así nomás. O también: bueno, hacen lo que pueden. Si cuando estoy tocando me equivoco pienso: uy estos conchudos…

Claro, se aprovechan de eso.

Zulma: Estamos en un ambiente under que todas lo vivimos a pleno y realmente el machismo sigue así vigente. Hay hombres que no, como nuestras parejas que nos hacen el aguante. Pero a mí me ha pasado de sentir algo así como: mira las minas como tocan, mira que bien. Flashean algunos chabones. Nuestra idea es seguir tocando, llevar nuestra música a todos lados y llevar nuestra lucha desde el under a un montón de mujeres. 

Además, sostener este proyecto también conlleva su esfuerzo…

Rosario: Si y es compatible también ser música con ser madre. Ahora recién vine al ensayo y pobrecito mi nene se viene conmigo, Marisa ha traído a su nena también y Zulma se viene de súper lejos de trabajar con sus títeres. Para mí tocar no es sólo un hobby sino que también es un estilo de vida. Yo transpiro la vida en la batería y es mi cable a tierra, siempre me gustó y siempre fue mi sueño. 

Alejandra: Toda la semana esperamos el ensayo.

Rosario: y llegar a la fecha también es como…

Zulma: Es grandioso.

Rosario: Si, a pesar de que al principio estábamos nerviosas y hemos tenido pifies. Nos vamos conociendo en el escenario y está bueno sentirse como una familia con tus compañeras.

¿Sienten que tienen más recepción por parte de las mujeres?

Rosario: Si, es que le damos el mensaje de: si, podés animarte a tocar. Hay un montón de pibas que tocan y no se animan porque “sos mina”. Pero después muchas se te acercan y te dicen: che que bueno, yo también quiero tocar. Ahí vos les decís: si, vos también podés. Hay un montón que ahora se están animando y empezando a hacer bandas y eso está re bueno. 

Alejandra: Está buenísimo tocar entre mujeres porque nos entendemos de otra forma, pero también está bueno que estén apareciendo más bandas mixtas. A mí no se me ocurriría ir a probarme en una banda conocida de hombres que busquen guitarrista porque ya sabes que no te van a llamar. Es una transición. Las pocas bandas mixtas que hay también están bárbaras y está bueno que se vean como iguales y que no sea: ay viste esta banda que tiene la bajista. 

Zulma: En una oportunidad, cuando había empezado con Ale, le había dicho a mi esposo que me encantaría que venga una travesti a tocar así los jode a todos (risas). 

Rosario: Todavía no tuvimos el placer. 

Zulma: Uno nunca sabe, tal vez una segunda cantante. Me ha pasado de llegarles a las mujeres con las letras cuando se sienten para atrás por algo que les pasa y ese es el mensaje. 

Alejandra: Además está bueno que tenemos temas muy variados. Si bien tenemos mucha temática de mujeres también hablamos de otras cosas.

¿Tratan de cuidarse con qué bandas o en qué lugares eligen tocar?

Rosario: Si, ahora si y se lo transmito a ellas también. Yo no quiero tocar en lugares donde sepamos que hubo denuncias de acoso, violencia o violaciones a otras compañeras. Asimismo tampoco con bandas que tengan miembros con denuncias. La verdad que no me sentiría cómoda y aparte va en contra de lo que pensamos nosotras. Cantamos “No Violencia de Género” y cómo vamos a compartir una fecha con una persona que tiene una denuncia por violencia, violación o por lo que sea.   

¿Algún proyecto que tengan en mente que quieran contar?

Alejandra: Si bien hace un año que tocamos y ya tenemos bastantes temas, creo que vamos a seguir haciendo temas y covers nuevos.

Zulma: Grabar algo en un futuro también. La grabación que tenemos fue de una sala que salió muy buena, pero a medida que vas ensayando vas puliendo y cambiando cosas.

Alejandra: Como decíamos, si vamos invertir en una grabación tiene que estar muy bien ensayado, los temas muy bien preparados. 

¿Alguna fecha próxima?

Rosario: Estamos arreglando para el 25 de mayo con Vulcanor y Orgullo Fisura en el centro cultural ZAS. 

¿Hay algo que quieren decirle a la gente que las sigue?

Rosario: Yo lo que quiero es transmitirle a las chicas que se animen y que salgan a tocar. Eso para mí es fundamental. Que salgan, que no tengan miedo y que vamos a estar nosotras y todas las chicas acompañándolas. 

Zulma: Que no se callen nunca, digan siempre lo bueno y lo malo que nos pasa y exprésenlo en el arte. Hay mucha gente que tiene muchas cosas para dar, pero se quedan encerradas y se les pasa la vida. Es maravilloso para ayudar, yo también hago teatro, títeres y trabajo con niños así que les estoy enseñando desde chiquitos. Nunca se callen nada y obviamente si les pasa algo grave y feo menos. 

Alejandra: Somos iguales en el ámbito musical y si sos mujer no te sientas menos en ningún lugar, pero sobre todo en este ámbito que se subestima mucho a las bandas de chicas.