10 años de periodismo y La Pulseada continúa

10 años de periodismo y La Pulseada continúa

Por Fernando Vicente Prieto. La Pulseada, la revista que se impulsó desde el Hogar del Padre Carlos Cajade y hoy es una de las referencias periodísticas y culturales de La Plata, sigue festejando su décimo aniversario.

La Pulseada es una publicación mensual que no tiene la pretensión de incluir su voz en el día a día de los medios -los temas no son de coyuntura-, pero sí relacionarse con las vivencias profundas de los más humildes. Y entre ellos, con los llamados a ser los únicos privilegiados, expresión que hoy en muchos barrios puede sonar como una ironía. Comunicación popular nacida en momentos difíciles, para dar testimonio y pelear por los derechos de los pibes.

Diez años después de su nacimiento, Javier Sahade, subdirector de La Pulseada, cuenta que “la revista nació en la primera marcha nacional de los chicos del pueblo, la que se hizo de La Quiaca a Buenos Aires, donde una gran cantidad de organizaciones que trabajaban con la niñez decidieron salir a denunciar que el hambre es un crimen”.

Carlos Cajade era un cura cercano a la gente. Creía en el cristianismo del pueblo y dedicó toda su vida a actividades sociales y culturales. Entre ellas la creación de hogares de asistencia a niños, niñas y adolescentes y el impulso de proyectos de trabajo para jóvenes. En un contexto donde crecían la miseria y la violencia contra los más pequeños, avanzados los efectos del neoliberalismo.

Uno de estos proyectos de trabajo es la imprenta “Grafitos”, el primer empleo para muchos pibes del hogar que fueron creciendo y buscándose un laburo. Otro es el de la publicación impresa, La Pulseada, nacida al calor de charlas con jóvenes periodistas que se arrimaban a colaborar con los referentes de la Obra.

“Si algo caracterizaba al cura era ser muy optimista -señala Javier-. Era ‘vamos para adelante’ y no mostrar pesimismo por nada”. En ese momento decían que era una locura sacar una revista en el contexto de país que estábamos viviendo. Era difícil saber cuantos números íbamos a aguantar”.

Lo cierto es que la revista superó la pérdida de Cajade -falleció a los 55 años en 2005-, alcanzó más de cien números y se expande a otros formatos: la edición radial, que sale una vez a la semana,  transita su segundo año en el aire. “La expectativa de sostenernos ya está sobrepasada, pero seguimos teniendo la misma meta”, explica Javier. “La pulseada sigue estando. Sigue estando la necesidad de pelear ideas y pelear poder. Disputar espacios para los chicos y que el país este mejor distribuido”.

“Dentro de la obra, la revista sigue ocupando la disputa ideológica, cultural, política, para tratar de ir pasito a pasito llegando a esa utopía de que no exista más el Hogar del Padre Cajade, por ejemplo. Que no haya centros de día porque no hay chicos que tengan que ir a un hogar. Pero no somos la voz institucional de la obra del Hogar, nunca fue ese el eje central. La revista hace periodismo”. Entre los temas se incluyen las luchas por la vivienda, la seguridad, la resistencia al saqueo de las corporaciones, la participación política, la educación y la comunicación, además de entrevistas y reseñas sobre música, libros, cine y teatro.

De todas maneras, el eje de la niñez muchas veces está presente y también se promueven canales de participación donde los mismos chicos hacen periodismo. Como pasa con el suplemento Baruyo, que integra La Pulseada pero es una revista en sí misma, con su staff, su diseño y su lenguaje. En el último número, el del mes de agosto (La Pulseada Nº102), las palabras de Baruyo -la voz de catorce pibes y pibas- ocuparon el lugar protagónico de la revista, con un texto elaborado a partir de “las ideas y opiniones en tardes baruyeras”, en las que se encontraron jóvenes de las cuatro casas de la Obra.

Cómo llegar

Desde el primer día, La Pulseada se pensó con la idea de generar un ingreso para personas desempleadas a las que les interese hacer la distribución, cobrando buena parte del precio de tapa. Por eso en principio la llegada al público se realizó exclusivamente a través de la venta directa o por suscripción, sin pasar por los puestos de diarios, que en La Plata se agrupan en la Cooperativa de distribuidores.

Javier explica que “Cajade no quería que se venda a través de otro monopolio, pero en un momento se daba la paradoja de que se vendía poco y al mismo tiempo había gente que quería la revista pero no la podía encontrar. Entonces decidimos que se venda también en los kioskos, para que cualquiera pueda acceder más fácil, aunque se quiere vender siempre más por suscripción”.

“La venta principal no es en los kioscos de revistas. La pata principal son las suscripciones” , confirma Estefanía Grondona, encargada de distribución. “En este momento tenemos 12 vendedores fijos y gente que se acerca porque quiere llevarla a lugares del interior, como es el caso de una chica que la distribuye en Formosa. También se distribuye en Río Gallegos y en muchas otras partes: Rosario, Venado Tuerto, Bariloche, El Bolsón, Bolívar, Magdalena, Verónica, Florencio Varela y Capital Federal, entre otras”. En estos lugares, la revista supera las 2000 suscripciones y apunta a seguir creciendo. “Le pedimos a la gente que se suscriba, que de esa forma ayuda a un trabajador. Y también nos interesa para conocer quiénes nos leen, dónde llegamos”, dice Estefanía.

Actividades de festejo

Los diez años de La Pulseada se vienen celebrando con múltiples actividades. La primera de ellas fue en febrero, con la inauguración del Salón de Usos Múltiples del Hogar, junto a los integrantes del Centro de Ex Combatientes de las Islas Malvinas (CECIM) de La Plata.  En abril, Osvaldo Bayer visitó la obra junto a Andrés Zarneri, en una charla sobre el monumento a la mujer originaria. En mayo fue el turno del libro “Los caminos de Belgrano”, con Carlos Del Frade y el documental “Inacayal, la negación de nuestra identidad”, sobre el cacique mapuche capturado durante la campaña militar de Roca y puesto en cautiverio en el Museo de La Plata. En junio se presentó la película  “Darío Santillán, la dignidad rebelde”.

Desde marzo y hasta el 31 de julio estuvo abierto el concurso de relatos, una invitación a chicas, chicos y adolescentes de entre 8 y 16 años. Y el 7 de septiembre, en la última de las actividades confirmadas hasta ahora, La Pulseada festejará con Cine en Movimiento, colectivo que realiza producciones de cine junto a niños y jóvenes, y que también cumple diez años.

Además, junto a otros medios -entre ellos Marcha-, la revista convoca de una charla-debate sobre “Periodismo crítico y medios populares en tiempos de polarización: ¿Hay vida más allá de Clarín- 678?”, que se realizará este jueves 30 de agosto, a las 18 horas, en el Centro Cultural Islas Malvinas de La Plata.