“Contra Siria hay una injerencia militar, diplomática y económica”

Por Resumen de Medio Oriente*

Tamara Lalli, periodista e integrante de la Asociación Cultural Siria, analiza a fondo la actual situación en ese país y denuncia la injerencia de Estados Unidos y sus aliados.

Después de cinco años de agresión contra Siria, los caminos para una solución pacífica y negociada parecen lejanos. Estados Unidos y sus aliados mantienen firme su objetivo de derrocar al presidente Bashar Al Assad. A través de grupos como el Estado Islámico (EI, o ISIS) y el Frente Al Nursa buscan hundir en el caos a un país que se perfilaba como potencia en Medio Oriente.

Tamara Lalli, licenciada en Ciencias Políticas y periodista especializada en Medio Oriente, dialogó en Resumen de Medio Oriente sobre la actualidad en Siria. Para la comunicadora, “lo primero que hay que sacar a luz” frente a la crisis siria “son todas las manipulaciones que se hicieron desde la semántica en el periodismo”, porque eso “marca la ruta por la que el poder central quiere que se conozca el conflicto”.

Lalli, que conduce el programa Orígenes todos los domingos en radio Splendid de 11 a 13 horas, explicó que lo primero que dijeron los grandes medios de comunicación “es que en Siria hay una guerra civil, pero esto no es así”. Para la especialista, “si bien hay una porción de la sociedad que no está de acuerdo con el gobierno, esa oposición interna nunca se levantó en armas en contra del Estado o del Ejército”. Al mismo tiempo, aclaró que “sin embargo desde el 15 de marzo de 2011 empezó una suerte de guerra de desgaste, lo que se conoce como el caos permanente, que es generar caos en la sociedad y impulsar un golpe de Estado donde los medios de comunicación juegan un rol importantísimo”.

Seguido a este método moderno de desestabilización, Lalli indicó que la segunda fase fue el apoyo brindado a “los mercenarios de los grupos armados, que en seguida se constituyeron en Siria, primero como comandos locales y que después se fusionaron hasta llegar a los dos grandes grupos de hoy: ISIS y el Frente Al Nusra”. La periodista aclaró que además de estas dos organizaciones, en Siria operan unos mil grupos irregulares que Occidente los denomina “rebeldes moderados”.

Según la periodista, “recién ahora el mundo se está dando cuenta, después de los distintos ataques en Europa, que los grupos que han constituido desde Occidente y desde la OTAN, con dinero de los países del Golfo, se les van a venir en contra”.

Para Lalli, lo importante al analizar a las organizaciones como ISIS o Al Qaeda “es a quién son funcionales”, que casi siempre son “las grandes corporaciones internacionales, el poder hegemónico y los grandes medios”. Este conglomerado de poderes, según la especialista, es el responsable de que luego de cinco años en Siria haya “300 mil muertos, la mitad desplazada, exista una de las crisis más importantes en cuanto a refugiados, que no solo golpea a Siria, sino al mundo entero”.

Lalli explicó que lo que sucede en Siria es parte del proyecto iniciado durante el gobierno estadounidense de George W. Bush, con el objetivo de “redibujar Medio Oriente” y que tuvo su punto de partida con la invasión a Irak en 2003. “La cuestión es redibujar ese mapa porque beneficia a estos grandes poderes, a las grandes empresas energéticas y compañías de construcción. Por eso esa teoría del caos permanente”, aseveró.

Mapa Medio Oriente Ampliado

 “Medio Oriente ampliado (Greater Middle East), según el estado mayor de las fuerzas armadas de Estados Unidos. Mapa publicado en 2006 por el coronel estadounidense Ralph Peters – Fuente:Red Voltaire”.

Paz sin injerencia

Al ser consultada sobre la negociaciones de paz que se desarrollan en Ginebra entre el gobierno de Al Assad y sectores de la oposición siria, Lalli apuntó que “la paz justa en un país como Siria, o en cualquier país, es dejar que las fuerzas internas se entiendan sin injerencia”.

“La injerencia en Siria no es solamente es armada, sino que es diplomática y económica”, sostuvo la periodista. Y recordó que en cinco años, Siria se debilitó económicamente, pese a que era un país sin deuda externa y autosuficiente en la producción de alimentos y energía.

A su vez, remarcó que la clave para solucionar el conflicto sirio es que Washington y sus aliados cesen el envío de armas a los grupos mercenarios: “Mientras haya armas va a haber guerra, y si hay guerra la solución siempre es militar. Si estos grupos tienen cada vez más armas, del otro lado se van a levantar las armas. Esta es la lógica de la guerra, con lo cual no hay solución si Estados Unidos, Arabia Saudita, Turquía y Francia no dejan de enviar armas”.

La periodista agregó que otro punto fundamental es que estos países dejen de comprarle a los grupos terroristas “el petróleo robado de Irak y de Siria”. “Cuando dejen de hacer esto –resumió-, ahí sí se pueden sentar a negociar”.

Impulsar la desestabilización

Desde el inicio de la crisis en Siria se supo que detrás de muchas de las protestas y movilizaciones contra el gobierno nacional existía un entramado de servicios de inteligencias y representaciones diplomáticas. En la actualidad, las pruebas de esta injerencia fueron presentadas en reiteradas ocasiones a la ONU por el Ejecutivo sirio y denunciado por Rusia, Irán y varios países de América Latina.

“Cuando se motorizaron las primeras manifestaciones en distintas ciudades de Siria –recordó Lalli-, delante de esas manifestaciones caminaban los embajadores de esos países. Nunca se ha visto algo así en otro lugar. Por ejemplo, Robert Ford, embajador norteamericano, estaba al frente de la manifestación en la ciudad de Hama”.

Al mismo tiempo, la periodista expresó que desde el principio Estados Unidos envió militares y asesores a Siria. “Esto se mantiene, no es algo nuevo. En Turquía, en los campos de entrenamiento había personal de la CIA y de los Marines que siguen estando ahí”, advirtió Lalli.

La especialista agregó que los terroristas que operan en Siria, que pertenecen a 83 nacionalidades, “han sido entrenado por los marines norteamericano, y esto está ampliamente difundido, y esto sucede en territorio turco, que es una base de la OTAN”.

*Programa conducido por Carlos Aznárez, Germán Duschatzky y Leandro Albani. Se emite todos los martes a las 20 por Radio Rebelde AM 740 (www.readiorebelde.com.ar)