Hombres que corren con lobos

Por Sofia Ordynans

“Perros de la belleza” es el último trabajo de La Joven Guarrior, compuesta por 14 músicos y actores que conjugan música, teatro y poesía en un un mismo sitio. Este fin de semana se presentarán en el Centro Cultural Haroldo Conti.

“Perros de la belleza” es el último trabajo de La Joven Guarrior, una orquesta de 14 músicos y actores que rotan roles e instrumentos. Según sus intérpretes, la obra  es un recital, un espectáculo teatral, un experimento social. Es un intento obstinado por explorar nuevos lenguajes y por yuxtaponer los mismos. Inspirados en el poema homónimo de Fabián San Miguel, custodiados por la proyección de un cortometraje del director Iván Fund, el espectáculo recoge parte del repertorio clásico de la formación que de la mano de su director, Juan Parodi se renueva y renace en forma de pieza única y compacta. Golazos estéticos, climas eclécticos y envolventes, una profunda y poética sencillez: “Perros de la belleza” es un momento y un momento y una explosión.

Antes de su próximo show en el Centro Cultural Haroldo Conti, Lautaro Pane y Juan Sola, ambos integrantes de La Joven Guarrior, dialogaron con Marcha.

– ¿Cómo nace “Perros de la Belleza”?

L: PDLB es el fruto del trabajo con Juan Parodi. Sucede de una manera mágica, como si lo hubiéramos estado esperando siempre. Juan también aparece de una manera mágica, en la que nosotros necesitábamos trabajar con alguien que nos ordene. Algunos ya lo veníamos haciendo en otros espectáculos, como yo en Crol y El Pastor, Gonza Gamallo, en “Rosa Brillando” que musicalizaba en vivo. A partir de ahí es que Parodi conoce a la Guarrior y fue en agosto del año pasado que empezamos a trabajar juntos en lo que fue la aproximación de lo que es “Perros de la Belleza” hoy. A partir de ahí fue que entramos en una instancia de repetición que está buenísima. Históricamente cada fecha se trabajaba puntualmente con una lista de temas, una puesta específica, un diseño estético del flyer, las escenas escritas especialmente para cada fecha. Con “Perros de la Belleza” armamos un espectáculo que se repite y que es algo que tardamos 10 años en darnos cuenta, una fórmula más sencilla a nivel de producción, tiempo, costos.

– Es la primera vez que trabajan con un director; ¿cómo impactó la llegada de Juan Parodi?

J: Se habló sobre eso antes de la llegada de Parodi. Había un clima de duda, más que nada en Zepe (Lautaro Pane) y el Pastor que ya habían trabajado con él antes y sabían que Juan labura de determinada manera y tenemos que entregarnos a su labor. Sucedió todo muy bien, por eso hemos logrado un nuevo equipo y la Guarrior, una vez más, ha crecido. Juan vino con su asistente, Gustavo Armando, que es un campeón, nos llevamos muy bien. Trajeron propuestas para nuevos técnicos y para nuevas formas de trabajar con ellos. Él, muy delicadamente con su profesión, siendo un gran director, fue involucrándose paso a paso de una manera muy tierna y muy suave en todo el equipo y el equipo siempre lo escuchó. Ahora está teniendo mucha más participación a nivel artístico, humano, de producción. A nivel propuesta entró con unas muy efectivas, pero lo que rescato es el manejo del grupo, que es fundamental, y que hizo de una manera muy elegante. Es un tipo que tiene mucho recorrido, muchos trabajos de renombre, entonces la cuestión de la efectividad combinada con nuestro trabajo que viene de hace un tiempo, generó que los discursos vinculares sean positivos desde el inicio.

L: La energía del grupo bajó los decibeles. Nosotros somos todos histéricos, o por lo menos Juan y yo. Nos peleamos, cuestiones de grupo, nada terrible, cosas que mantienen viva la llama.

J: Y, la llegada de Parodi trajo un desafío. Nos renovamos, crecimos todos, maduramos, y algo fantástico que sucedió en su presencia es que madurar con las personas que vos amás y te criaste artística y humanamente, vivir esos momentos de alegría y felicidad es un terremoto emocional hermoso y hace que se renueve la pasión de todos, que si bien no estaba dormida, tenía las mesetas cotidianas que van destruyendo de a poco el sexo.

L: Fue una renovación total porque también incluso empezaron a aparecer propuestas de otro tipo. En dos meses cerramos para ir a tres festivales, Bahía Teatro, la Fiesta Municipal del Teatro Independiente Provincial, y la Fiesta Nacional del Teatro que fue en Mendoza, en un teatro para mil personas, y que fue increíble.

– ¿Cómo catalogarían el trabajo realizado con PDLB?

P: PDLB es como una conclusión de la Guarrior porque fuimos mutando de muchas formas, de tocar acústico a tocar enchufados, de tocar enchufados sin guitarra eléctrica o retomarla,  introducir el teatro, sacarlo, distintos formatos que hemos ido encontrando  y que son posibilidades para hacer lo que tengas ganas. Todo eso fue un camino de investigación donde sacábamos las cosas que no nos gustaban y dejábamos lo que sí para repetirlo, y dentro de ese proceso y con la conjunción del trabajo con Juan, PDLB es conclusivo. Tiene muchísima potencia, porque tiene toda la historia de las formas y formatos que hemos encontrado trabajando, mezclado con un tipo como Parodi que tiene una mirada plástica hermosa, y de los tiempos teatrales muy convocante. Entonces, tiene lo musical, tiene lo teatral, la imagen y tiene la contención de la visión macro de una persona que nos dirige, por eso es conclusivo y por eso se repite de esa manera, porque ese espectáculo dice. Si fuera de otra manera diría otra cosa, y nosotros siempre queremos que diga lo mismo.

– Próximamente tienen la fecha en el Conti. ¿Cómo comienza su vinculación con organismos de DDHH?

L: La Guarrior siempre tuvo un compromiso ideológico. Si bien somos muchos y cada uno tiene su propia ideología, mantenemos ciertos acuerdos. Tocar en el Conti hoy, que es un espacio de resistencia de las políticas culturales en las que nos vemos sometidos, y sufrimos en todo aspecto nos pone muy contentos, y también debe haber tenido que ver que nos presentamos hace unos meses para el cumpleaños número 40 de las madres, donde tocamos en la universidad y fue increíble, muy emocionante. Estábamos en el escenario frente a la universidad, un gran espacio con un perímetro de vallas desde donde estaban muchas de las madres sentadas con su pañuelito hermoso, ahí, mirándonos, y para mí fue un momento que no me voy a olvidar en mi vida. Yo veía a mi vieja en primera fila llorando, y claro, para ella esto debe ser muy fuerte porque recuerdo que a mis primeras marchas me llevo ella, para los 24 de marzo de la mano con mi hermano.

J: La Guarrior, más allá de contener corrientes políticas distintas, hay una que nos une muy fuertemente que está más relacionada con una política progresista si se quiere, en la que todos coincidimos, totalmente activa a nivel de DDHH. Quiero hablar del peronismo sin decir peronismo. Somos medio progres. La identidad es progresista. Creemos en las políticas inclusivas, y no las exclusivas, de desarrollo de las potencias de nuestro propio país, alejándonos un poco de la cuestión globalizada, y mercantilizada.

 

Próximas Fechas:

Centro Cultural Haroldo Conti

Sábado 8 de Julio 20:00 Hs.

Domingo 9 de Julio 18:00 Hs.

ENTRADA GRATUITA SUJETA A CAPACIDAD DE SALA

Las entradas a los espectáculos se retiran con una hora de anticipación (2 por persona). No se reservan.

 

Facebook: https://www.facebook.com/lajovenguarrior/

Twitter: https://twitter.com/lajovenguarrior?lang=es

Web oficial: www.lajovenguarrior.com.ar