A días de las PASO: el sur seguirá sin voz

Por Mariano Bruno

El próximo 26 de abril los porteños participaran de las primarias abiertas y obligatorias para dirimir sus candidatos a Jefe de Gobierno de cara a la elección general del 5 de julio. Se presentan 30 precandidatos de diferentes fuerzas. Además se eligen candidatos a diputados y comuneros.

A falta de una semana para las elecciones la ciudad se llena de colores, afiches, globos, flores y hasta peloteros. Las esquinas son copadas por los principales candidatos a jefe de gobierno donde militantes, y otros no tanto, de diferentes fuerzas, se disputan la sonrisa más grande. De un lado los de Horacio, en frente los de Gabriela. Difícil diferenciarlos. Mismos globos, mismas flores, misma plataforma. Lo único que parece estar en juego es el poder.

Al igual de lo que indican las encuestas, en la tercer esquina el Frente Para la Victoria (FVP) con Mariano Recalde a la cabeza. Y un ex kirchnerista y Faunen, Martin Lousteau. La cuarta, es disputada entre militantes de Unidad popular y el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) con folletos de sus candidatos Claudio Lozano y Myriam Bregman respectivamente.

EL resto de los 30 precandidatos poco y nada utilizan la calle para hacer campaña. Parecen aceptar la ya inevitable derrota. Desde las sombras, el candidato Massista, Guillermo Nielsen, relegado en las encuestas, recién dio sus primeras apariciones luego de que su jefe desistiera una vez más de aliarse con el macrismo en busca del sillón de Rivadavia en octubre como pretenden algunos sectores dominantes. Algo que el Tigrense sí realizó en algunas provincias como en Salta donde los candidatos aliados perdieron frente al actual Gobernador, Juan Manuel Urtubey (FPV).

Massa, además, se presentó en estos días en Mendoza junto al diputado Julio Cobos en el cierre de campaña del candidato de la UCR-PRO, Alfredo Cornejo, en lo que parece ser una verdadera ensaladera de alianzas electorales.

Una interna armada

El PRO, que buscará mantenerse como oficialista en la Ciudad, inició el último tramo hasta las PASO luego de que sus dos aspirantes, Gabriela Michetti y Horacio Rodríguez Larreta, se midieran en un debate televisivo en el multimedio de Clarín. El candidato predilecto del actual Jefe de la ciudad sorprendió al senador Diego Santilli al proponerle ser su compañero de fórmula en caso de imponerse en las PASO, transformando el debate en un estilo de reality show.

“Los vi medio armaditos, muy guionados”, fue la opinión de Mariano Recalde sobre el debate televisivo entre Horacio Rodríguez Larreta y Gabriela Michetti. “Non son sinceros con muchas cosas, se describe la realidad con un optimismo que yo no comparto. Pareciera que está todo bien, salvo el flagelo de la droga. Parece que hay una educación pública super, que no hay ningún problema en los hospitales. Parece que los candidatos del PRO nunca vieron las colas en los hospitales a las 5 AM y nunca viajan en colectivo y subte”, criticó el principal candidato del FPV.

Mientras Larreta asegura que es la continuidad de Macri en la ciudad, Gabriela Michetti intenta diferenciarse del jefe de gabinete del ingeniero diciendo que a ella “el sayo de lo social, de la convivencia y la cultura ciudadana” le cabe mejor que a su competidor.

Mauricio, si bien en un primer momento se había volcado a favor de Larreta, ahora parece hacer silencio por consejo de su círculo más cercano que no ven con buenos ojos que apoye a uno solo de los candidatos.

Cualquiera de los dos se puede llegar a imponer el domingo en los comicios. Y no importa quién gane, el color es el mismo. Todo apunta que en julio el PRO triunfe en las generales y el sur de la ciudad siga sin voz. Que la urbanización de los sectores más vulnerables siga sin efectivizarse ya que solo se hicieron 300 viviendas hasta la fecha. Y que como viene pasando con esta gestión, el neoliberalismo después del neoliberalismo, ganen los que más tienen y pierdan los que más necesitan.

¿Qué pasa en la oposición?

Si algo tienen en común el resto de los precandidatos es la crítica a la actual gestión. Claudio Lozano, candidato por Unidad Popular explicaba estos días durante un recorrido por la ciudad que “El gobierno de Mauricio Macri destruye los organismos de control para seguir beneficiando con habilitaciones irregulares a los desarrolladores inmobiliarios. Desregulan los negocios atentando contra la vida de las personas ya que terminar con el sistema de peritos verificadores contribuye a mantener en las sombras el vínculo del macrismo con el sistema de negocios”.

Por su parte, el candidato por el Frente Renovador criticó la política de seguridad PRO al asegurar que “ocho años son más que suficientes para ver que no hay política de seguridad en la Ciudad”, aseveró.

Lousteau, si bien hace poco estrenó un nuevo spots en el cual recorre la ciudad en bicicleta y a medida que avanza de norte a sur empieza a notar cambios y afirmó tener diferencias “sustanciales” con el PRO, parece más conciliador con el oficialismo al decir que si bien son diferentes, le gusta llamar su propuesta como una “evolución”. Además admitió ser “más amigo de Gabriela” pero insistió con que “está claro que no va a ser diferente”.

Sin lugar a dudas, lo que se dirime en la ciudad es mucho más que candidatos. Es pensar en la continuidad de un sistema o en la necesaria ruptura en pos de los sectores que vienen sufriendo el derrotero año tras año. El domingo, se iránj aclarando algunas cosas.

Encuestas

Las principales encuestadoras arrojan una amplio liderazgo del PRO en la intención de voto por fuerza política con un 48.9 por ciento, seguido por el Frente para la Victoria con el 18.6 por ciento de los votos, y UNEN el tercer lugar con el 14.3 por ciento. Los indecisos forman una importante masa en el cuarto lugar con el 11.8 por ciento.

En cuanto a la elección de los precandidatos a Jefe de Gobierno en la Ciudad de Buenos Aires, es cierto el destino del PRO, ya que los sondeos en un primer momento daban ganadora a Gabriela Michetti (42.6 por ciento) por sobre el candidato de Macri, Horacio Rodríguez Larreta (42.1 por ciento). Aunque en las última semanas parece haberse revertido el resultado dándole un contundente triunfo a Larreta con un 29,3 por ciento de intención de voto contra un 21,5 por ciento a Michetti.

En el caso del FPV, Mariano Recalde sería el dirigente con más aceptación dentro del kirchnerismo local con el 38.3 ciento, seguido por Aníbal Ibarra con el 28 por ciento. Martín Lousteu con el 72.1 por ciento lleva un amplio margen sobre Graciela Ocaña que tiene el 25.6 ciento de intención de voto, siempre pensando al interior de cada espacio.