Argentina con los ojos bien abiertos

Por Laura Cabrera / Fotos por Los Ojos de Anita

Pensar la fotografía como disparadora de nuevas ideas, sensaciones y experiencias, esa es la base de “Ritos al ras del futuro”, fotolibro realizado por la fotógrafa francesa Ana Pouchard Serra, que refleja momentos de la historia argentina después de 2001, momento en que se conformaron diversos movimientos sociales. El material puede comprarse en modo pre-venta a través de la página Ideame, de financiamiento colectivo.

Las imágenes nos interpelan, nos llaman a pensar, a describir lo que vemos. Pero solemos hacer ese camino como una decodificación personal que finalmente no se exterioriza, no se socializa más allá de lo que podría socializarse en la medida en que aquello que entendemos sobre lo que vemos nos sea útil para un fin personal. Esta es la lógica que intenta romper la fotógrafa francesa Ana Pouchard Serra (Ojos de Anita) a través de “Ritos al ras del futuro”, fotolibro que reúne una serie de doce postales en un formato que permite que la publicación “camine” un poco más allá del papel.

MONTAJE FOTO 2 jului 2015

“Es una selección, una especie de curaduría de los cuatro años que estuve en Argentina junto a los movimientos sociales en distintas luchas”, detalló Ana al referirse a este material que es el resultado de la historia del país desde 2001. Si bien la idea surgió durante la primera visita de la fotógrafa a Argentina, el propósito fue que no sea algo del día a día pero, por el contrario, fue por aquel entonces que conoció a movimientos sociales y comenzó a trabajar con ellos a través del registro de situaciones, algunas de ellas reflejadas hoy en esta publicación que se encuentra actualmente en pre – venta en Ideame (http://www.idea.me/proyectos/34128).

Tiempo después, ese día a día se tradujo en cientos de imágenes en una primera selección. De allí, el día a día se transformó en un momento único que llama al público a pensar las imágenes, hacerlas suyas y explicarlas a través de los sentimientos surgidos tras observar cada uno de los postales que son completamente libres de hilos de encuadernado, justamente para ir más allá, para movilizar a un otro, para no morir en una biblioteca y ser ojeado cada tanto.

La novedad de este libro no son las imágenes, que quizá ya hayan sido expuestas, sino la forma en que ellas se presentan a su espectador: un contenedor hecho en forma artesanal para guardar las doce postales que vienen en tres formatos, con tres fines distintos. El primero es una postal con textos de Ana y Fernando Catz (sociólogo e integrante del colectivo DTL! Comunicación Popular), cuya finalidad es expresarle directamente al lector/espectador la visión de la autora sobre la imagen.

Lo llamativos son los dos formatos restantes: una postal virgen para que quien compra el fotolibro pueda regalar a alguien con alguna dedicatoria y un sticker que se muere por salir de las solapas del contenedor para terminar pegado en algún lugar de la vía pública, con alguna inscripción de quien la observó y la pegó a la espera de que algún otro se sienta interpelado por lo que ve o lee.

MONTAJE FOTO 2

“El libro investiga un también la forma de presentar la fotografía y qué hacemos con las imágenes. Por eso el subtítulo es ‘Un intercambio de miradas sobre los hijos del 2001’, nosotros proponemos un piso, que es la serie de fotos y los textos, pero después se sigue construyendo el libro con la propia mirada de quienes lo vayan a tener y la forma en la que lo quieran compartir con otros”, indicó la fotógrafa al referirse al trabajo de investigación sobre la intervención a través de imágenes, la construcción de discursos a partir de ellas y de la forma en que son presentadas.

El libro que según su autora “no está destinado a perdurar mucho”, dado que sus hojas/postales quieren volar, puede adquirirse a través de la plataforma de financiamiento colectivo Ideame ((http://www.idea.me/proyectos/34128), en donde hay distintas opciones (y sus recompensas) de compra.