Argentina declara la Emergencia Climática y Ecológica

La Argentina se convirtió en el primer país de Latinoamérica y el decimoséptimo en el mundo en declarar la Emergencia Climática y Ecológica. Reflexionamos sobre este hito histórico junto a Fridays For Future Argentina, extensión local del movimiento ambientalista global que inició la joven sueca Greta Thunberg contra las crisis climática.

Por Manuel López Mateo Foto: Fridays For Future

En la última sesión del Senado se obtuvieron los votos necesarios para aprobar la declaración de emergencia. El senador Fernando “Pino” Solanas impulsó el tratamiento del proyecto en la Cámara, presentado por las organizaciones “Alianza por el Clima” y “Jóvenes por el Clima”.

Desde estas organizaciones explican que con la declaración se exhorta al Poder Ejecutivo a tomar las medidas necesarias para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEIs) del país, a fin de evitar las peores consecuencias del calentamiento global y el cambio climático. De esa forma cumpliremos con lo estipulado en el Acuerdo de París (COP 21) y las recomendaciones del último informe de Naciones Unidas (Calentamiento Global de 1,5°C) y del IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change).

Para entender la preocupación por la emergencia climática y ecológica que ha expresado el Senado, consultamos a Abril, una jóven de 18 años, vocera de Fridays For Future Argentina, organización global de jóvenes, una de las organizaciones que integran la “Alianza por el Clima”.

– ¿Qué significa la declaración de la Emergencia Climática y Ecológica en nuestro país?

Abril Para nosotres, les activistas de Fridays for Future, haber conseguido la Declaración de Emergencia Climática y Ecológica, significa algo gigante. Si bien entendemos que es algo simbólico, es también algo histórico. Es nuestra primer batalla ganada de muchas más, y es una prueba de que esto tiene sentido y no hay que bajar los brazos, porque es una nueva esperanza para seguir luchando.

Para nada es motivo de festejo porque es vergonzoso que hayamos tenido que llegar a este punto para tomar conciencia sobre la realidad de nuestro planeta, pero sin dudas es un antes y un después en esta lucha que venimos dando los viernes y todos los días.

– ¿La declaración representa que el Estado deberá actuar frente al cambio climático?

A: Claro, el Estado va a tener que asumir la responsabilidad que le corresponde, tanto informando a la población sobre la crisis que se viene, como tomando las medidas correspondientes para frenar o disminuir los efectos del cambio climático.

– Los medios difundieron la noticia de forma confusa, afirmando que el Senado dio media sanción a un proyecto de ley de Emergencia Climática. Luego ustedes aclararon que la declaración ya está aprobada porque no necesita ser aprobada por ambas cámaras. 

A: Si. La media sanción fue para la Ley de Presupuestos Mínimos, no para la Declaración. La “ley de presupuestos mínimos para el cambio climático” es una ley que presentó la Comisión de Medioambiente del Senado, que estaba frenada desde hace 4 años porque dicha comisión no tenía quórum y la ley no se podía tratar.

En cambio, la “declaración de la Emergencia climática” es una medida que se está tomando mundialmente como respuesta al cambio climático.

Otro hecho histórico

El mismo día que se aprobó la Declaración de Emergencia Climática, el Senado aprobó por unanimidad (48 votos) la Ley de Presupuestos Mínimos para la Adaptación y Mitigación del Cambio Climático. Dicha ley fue presentada por la Comisión de Ambiente y Desarrollo Sustentable que lidera el senador “Pino” Solanas y cabe esperar que también se apruebe en la Cámara de Diputados.

Tal como explicó Abril, “esta es una ley para que de acá al 2050 todas las energías del país sean renovables, pero no tiene que ver con la Declaración de Emergencia Climática en sí. Se debatió esta ley que estaba frenada, pero la Declaración se votó a mano alzada con otros proyectos”.

– ¿Cómo sigue la lucha después de este gran logro?

A: El próximo paso es volver el viernes proximo a las 16.30 a la Plaza de Mayo para seguir luchando, porque esto no termina acá, esto recién empieza. Vamos a seguir concientizando, vamos a seguir informando, porque como explicamos antes, la declaración es simbólica, que exista no implica que se cumpla y para afrontar al cambio climático lamentablemente se necesita mucho más que reconocerlo.

Millones de Greta Thunberg 

La activista sueca de 16 años, con más de dos millones de seguidores en las redes, ha desencadenado un nuevo movimiento de jóvenes activos para protestar contra el cambio climático, que ya llegó a 270 ciudades alrededor del mundo, y cada día se suman nuevas.

Con sus frases contundentes como “nuestra casa está en llamas, nuestro hogar está ardiendo” y “no quiero que tengas esperanza, quiero que entres en pánico. Quiero que sientas el miedo que siento todos los días y luego quiero que actúes” ha dado impulso a un nuevo protagonismo colectivo en la lucha climática y ambiental, conformado por millones de jóvenes que demandan a los gobiernos el derecho a tener un planeta habitable cuando sean grandes.