Bodart: “La elección a jefe de gobierno ya está resuelta”

Por Manuel Perez Berro.

El precandidato a legislador porteño por el MST, Alejandro Bodart, en diálogo con el programa radial La Revancha explicó cuáles son sus expectativas para las elecciones porteñas: “nosotros no buscamos un frente electoral de ocasión, queremos una herramienta a largo plazo”.

 

-El MST  intentó acercarse a algunos sectores de la izquierda, ¿por qué no se pudo dar esa alianza más amplia?

-Nosotros propusimos un mecanismo que pueda democratizar las decisiones. Creemos que para ser una alternativa real, -no ser sólo una cooperativa electoral de ocasión-, tenemos que pensar cómo hacer una fuerza que se vaya parando y que deje el testimonio para ser opción de gobierno. La única forma de darle continuidad en el tiempo es buscar mecanismos democráticos. Nosotros propusimos que en las internas abiertas se resolviera el tema candidatura. Eso se lo propusimos tanto a los compañeros del FIT, como a la gente de Unidad  Popular, y a ninguno le pareció correcto ese mecanismo. Por eso ellos van con listan únicas, no han utilizado las internas.

Nosotros le damos importancia al método, porque no creemos que haya ninguna candidatura que represente a todos. Si queremos hacer algo grande donde entre gente diversa a partir de un programa común, creemos que hay que buscar la forma de salir. Todas las experiencias internacionales que han perdurado en el tiempo y se han propuesto ser opción de gobierno y lo han sido, han tenido mecanismos democráticos para resolver candidaturas sobre alguna diferencia que pueda surgir. No estamos buscando un frente de ocasión para una o dos elecciones, o una cooperativa electoral donde me mato con el que tengo al lado y después me presento porque me da algún rédito.

Queremos una herramienta a largo plazo para ver si podemos hacer algo como en Grecia o como en España, que son fuerzas que no se conforman con el dos o tres por ciento de los votos, sino que van trabajando para sumar, al crear mecanismos para poder resolver matices, diferencias y candidaturas. Por eso se terminan transformando como una opción de gobierno y los compañeros no ven esto. Nosotros somos respetuosos y seguiremos intentándolo.

– Ustedes plantean tres listas, que si bien te llevan como legislador, son diferentes, ¿a qué se debe y por qué no pudieron unificarlo en una sola?

Antes de que existieran las internas abiertas, teníamos mecanismos internos de elección de candidatos. Pero como ahora están las PASO, más allá de que creemos que son los partidos los que tienen que resolver, habilitamos a los compañeros que se quieran postular a que lo hagan. Para eso está este mecanismo. Tenemos mucha unidad y por eso me llevan a mí como candidato y esa es un poco la síntesis de la unidad. Hay determinados matices que rescatar. Por ejemplo, Héctor Bidonde de una trayectoria política y cultural enorme que siempre utilizó el arte al servicio de las causas sociales y fue diputado. Ahora, hay compañeros más jóvenes como Sergio García que es directivo de la CTA y quien refleja la problemática laboral. Por último María López, comunera y militante de género quien también quiso dar su visión sobre el tema. Quien resulte segundo/a va a ser el candidato a vicejefe/a y marcharemos todos juntos para tratar de sacar la mayor cantidad de diputados y comuneros.

También entendemos que la elección a jefe de gobierno ya está resuelta lamentablemente ya que por los desastres que ha hecho la oposición en el último tiempo, la elección se va a resolver en la interna macrista. Lo que es importante para toda la oposición y para todos los que tenemos una visión diferente de la ciudad, es discutir cómo hacemos para fortalecer una verdadera oposición. Lamentablemente, el Frente para la Victoria y UNEN en el último tiempo, le han dado los votos que ha necesitado Macri en todas las barbaridades que ha hecho. Los que queremos otra ciudad tenemos que resolver qué oposición vamos a hacer, porque no estamos disputando la ciudad. Queremos empezar a revertir esta situación y ponerle un freno, por eso le damos mucha importancia al tema legislatura.

-¿Qué propuestas establecen de cara a la renovación de su banca en la Legislatura?

En estos cuatro años que van a concluir a fin de año, hemos demostrado que nuestro bloque siempre ha estado donde estaba la necesidad de la gente. Incluso una de las grandes batallas que hemos dado es contra el negocio inmobiliario en la ciudad. Acá el macrismo ha cerrado filas con los grandes grupos de constructores, sobre todo el grupo IRSA. Hay un ministro sin cartera que es Nicolás Caputo, constructor y amigo íntimo de Macri.

Se han llevado puesto los espacios públicos para facilitar el negocio inmobiliario. Esto ha hecho retroceder el verde en la ciudad, donde tenemos una gran crisis ambiental. Hay menos de dos metros cuadrados de espacios verdes por habitante cuando tendría que haber diez o doce. Esto es parte de lo que explica las inundaciones que se sufren. Hoy se construye para la especulación, no para resolver el déficit de vivienda, porque se construyen viviendas carísimas que no puede comprar nadie. Se aumentan las viviendas vacías al mismo tiempo que hay 500 mil personas en una situación desesperante porque viven en villas, en pensiones, en hoteles. Crecen los desalojos, hay 20 mil personas en situación de calle. De la misma manera que se discute cómo frenar el corrimiento de la frontera sojera, o cómo frenar el fraking en el Sur, en la ciudad tenemos que discutir cómo frenamos el negocio inmobiliario.

Es importante que gente como nosotros estemos en la Legislatura porteña porque está demostrado que muchas veces, pese a los discursos, el FPV pacta con el PRO. Es conocido el pacto porque muchas veces comparten negocios. El grupo IRSA, constructor de shoppings, también trabaja con la Nación, es el dueño del Banco Hipotecario y con eso trabajan el ProCreAr. El Grupo Roggio, que acá tiene el transporte, también lo trabaja con Nación.

El macrismo nunca tuvo mayoría en la legislatura porque esta era una ciudad muy plural. Así es como el FPV durante varios años le dio todos los votos que necesitó. En el último tiempo UNEN se ha peleado con el FPV por ser ellos quien le dan los votos y por eso Macri avanza y se afianza. Creo que hay que empezar a revertir eso y que haya una verdadera oposición, para que en algún tiempo podamos levantar a este proyecto privatista que ve a la ciudad como un negocio y que hace retroceder a todo lo público. Acá hay muchos problemas que se acumulan, se ha hecho cada vez más desigual la Ciudad y mucho tiene que ver la oposición. No teniendo mayoría el macrismo, se lo podría haber condicionado, pero acá se le ha votado hasta el presupuesto que siempre ha ido a la baja en todo lo público.