Nacionales

La cheta de Nordelta tenía razón

La cheta de Nordelta tenía razón

Una cheta mira horrorizada como unos negros toman mate en su barrio privado. Una multitud baila gozosa al ritmo de Sudor Marika en la Avenida Corrientes, blandiendo la promesa del fin de Larreta. Cada cual, armado con sus propios valores estéticos y morales, pugna por apropiarse del teatro histórico de la política: el espacio público.

Infancia y hambre

Infancia y hambre

Según el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), uno de cada cinco chicos del Gran Buenos Aires (GBA) pasó hambre el año pasado.

Marcha Noticias

Categorías

Archivos