Chile: El fascismo se combate en las calles

Chile votó ayer y distintas sensaciones se han despertado tras el resultado reñido en el que el candidato José Antonio Kast, representante de la ultraderecha, superó por dos puntos a Gabriel Boric, al candidato de la izquierda por la alianza Apruebo Dignidad. Desde Marcha, conversamos con compañerxs que nos transmitieron su análisis en el día después y, también, compartimos las distintas acciones de organización que ya se convocan desde los feminismos de cara a la segunda vuelta del próximo 19 de diciembre. 

Por Carla Perelló | Foto: Migrar Photo

Acciones feministas para combatir al fascismo 

La Coordinadora 8M fue la primera en encender la alerta tras el extenso discurso ganador de Kast. “Estamos a esta hora convocadas en plenaria extraordinaria interna de la @Coordinadora8m. No hay ni un minuto que perder. Reflexión colectiva y planificación para la acción. Nos necesitamos articuladas y decididas desde los feminismos y los movimientos sociales”, escribió Karina Nohales y replicaron militantes y activistas de la organización el domingo ya cerrada la noche. 

Para esta mañana, desde la Coordinadora compartieron una declaración con un llamado abierto para el próximo miércoles, a las 17, en todo el país de Asamblea Feminista Antifascista, que se realizará de manera virtual y presencial. “Nos juntamos ante la urgencia de decir clara y abiertamente que queremos un territorio libre de racismo y fascismo”, dicen. Las razones son claras, en el país trasandino el próximo 19 de diciembre se disputará una elección histórica en la que se debatirán dos proyectos antagónicos de país. En donde Kast ya ha dejado en claro sus posturas para retroceder en derechos. Por poner solo algunos ejemplos, el candidato de la ultraderecha reivindica al dictador Augusto Pinochet; simpatiza con el presidente brasileño, Jair Bolsonaro; se manifestó en contra del derecho al aborto por causales para las mujeres y personas gestantes; y pretende bajar impuestos para los ricos. Ese proyecto hoy, en Chile, cuenta con una primera minoría en la Cámara de Diputados de la Nación. 

“Nos llamamos a afirmar la alternativa que hemos construido como pueblo por una vida digna y tomar la responsabilidad de dar un paso adelante. Nos hemos encontrado en las calles siendo millones y sabemos que la unidad que hoy necesitamos es la que florece desde abajo“, dicen y convocan a cada organización en cada rinconcito del país. 

Desde la Red de Periodistas Feministas de Chile también encendieron otro llamado, en vistas a comprender el rol fundamental que tienen los medios de comunicación hegemónicos cuando hablamos de reafirmar o remover discursos de odio: “Convocamos a todos los bloques, de norte a sur, a que formemos una única resistencia y discusión de los derechos humanos, sociales y políticos que hoy están en peligro en nuestro país“. 

Es con más unidad y en las calles

En las redes sociales se viralizaron rápidamente para intentar explicar el resultado en un país que hace poco más de dos años se hizo estallido y voz para exigir una vida digna de ser vivida. “Mira, hay un cambio político. La elección pasada el FA (Frente Amplio) tuvo un 20 por ciento. Hay Apruebo Dignidad es la primera fuerza de izquierda y su candidato pasó a segunda vuelta. Hay una gran sorpresa, no perdamos la esperanza. Con humildad, escuchando, Chile va a cambiar. A por la segunda vuelta”, escribió el influencer Javier Manriquez (@Guorororoi), en un tono que busca quizá bajar la ansiedad e ir a por lo que hace más de 30 años aguardan muchxs. 

Durante la jornada, el hecho de que, desde temprano, se vieran largas filas animó a más de unx a vaticinar un porcentaje alto de participación. Sin embargo, a esta hora el Servicio Electoral de Chile muestra que de lxs 14.959.955 de habitantes habilitadxs a votar dentro del país, sólo acudió un 47,34 por ciento. En el caso de quienes residen en el exterior, el porcentaje es similar: un 47,91 de un total de 71018 habilitadxs. Los resultados, los que ya sabemos. 

La activista Verónica Ávila, compartió un mensaje a sus allegades vía WhatsApp: “Creo que hay un ethos en nuestro país que no se mueve, la búsqueda de ese patrón de fondo colonial que aunque abuse, me ‘protege y da estabilidad’ aunque abuse, mate, viole y me de migajas“, analiza tras celebrar que Emilia Schneider será la primera mujer trans de la historia del país en el Congreso. 

Ávila, también, señaló algo de cómo se mueve la clase política en su país, la que durante el tiempo post dictadura ha avalado el accionar de un sistema que precarización la vida: “Tenemos a un Frente Amplio que -me perdonan-, sigue mirando al pueblo desde la misma élite, buscando resolverles la vida desde arriba de un árbol, sin calle, sin trabajo territorial (…) que sigue sin creer en lo que, muchas dirán que es romántico, pero qué es el poder popular. Siguen sin dar crédito al poder de las organizaciones territoriales y en muchos casos tildando de ultron todo intento de construcción desde abajo”, advierte aunque indica que esta no es la única causa de que Kast haya quedado al frente de esta elección. Para ella, una clave para desandar este camino: que la élite salga de los lugares de toma de decisión y vocería para “buscar de manera urgente, alianza con ese pueblo organizado, pero no para cometer el mismo error de la utilización y luego el desecho, sino para abrir un lugar en ese proyecto de gobierno”.

Por su parte,  Mercedes Argudín,  activista afrochilena, analiza: “Las personas que hicieron pasar al candidato de ultra derecha pinochetista no son mayoría. Pero sí existe un problema de representatividad de las personas que no fueron a votar y es ahí donde la izquierda tiene que unirse, salir de la academia,  poner los pies en la calle, llegar a la casa de las personas de la comunidad LGBTIQ+ , migrantes, las personas afrochilenas, para que las personas que no se sientan representadas comiencen a ocupar espacios sin miedo. Ahora hay que ponernos todos de acuerdo para poder construir un futuro digno”. Argudin, reconoce “no tener miedo en este momento es un privilegio, pero me quedo con las palabras del Boric: la esperanza vencerá al miedo y la dignidad será costumbre”.