¡Hacia una Constituyente feminista!

Finalizó el Encuentro Plurinacional de las que Luchan que se realizó en la Universidad de Santiago, Chile y fue un llamado a sostener las calles rumbo al 8 de Marzo. Cuáles fueron los debates y cómo se posiciona el movimiento feminista de cara el proceso constituyente que propone Sebastian Piñera sin dejar de demandar cambios estructurales.

Por Carla Perelló @carirupe y Laura Salomé Canteros @laurasalome desde Santiago, Chile / Fotos: Guadalupe Scotta @guadalupe.scotta

Plan de lucha. Rave feminista debajo de una manguera para aliviar el calor. Música. Análisis político. Síntesis. Reivindicación de la memoria feminista. Lectura del levantamiento que protagoniza el pueblo en el estallido social que lleva el país desde el 18 de octubre de 2019. Lecturas sobre el proceso destituyente-constituyente y el rol de los feminismos en la coyuntura actual. Fiesta. Abrazos. Y articulación sin fronteras porque se acabe el neoliberalismo.

El II Encuentro Plurinacional de las que Luchan (EPL2020) realizado este fin de semana en la Universidad de Santiago, Chile, se vivió con la intensidad que marca la calle y de la urgencia que atraviesa hoy toda una sociedad que despertó y no planea cerrar los ojos. Con miras a la Huelga Feminista del 8 de Marzo, activistas de todos los territorios se preparan bajo una consigna: “Una mujer, una barricada” y con la premisa de que “todo proceso es sin Piñera a la cabeza”.

8M: Huelga general Feminista

El EPL2020 fue convocado por más de 20 organizaciones feministas que accionan en todo el país y sirvió para llegar a consensos de cara a este año. Se acordó la huelga productiva, reproductiva y la movilización rumbo al primer hito de esta década feminista que comienza. Entre los distintos objetivos, también se cuenta seguir construyendo una cultura política feminista y constituir así al movimiento como “una fuerza política en el país con independencia de los partidos políticos, que han administrado la precarización de la vida”. Así lo sostuvo Alondra Carrillo en la conferencia de prensa del cierre. Durante el EPL2020 hubo más de 56 talleres, 50 espacios de discusión, muestras artísticas con la participación plurinacional e intergeneracional con espacios de niñez.

Durante las jornadas de un caluroso Santiago, se discutieron: violencias machistas, educación, trabajo y seguridad social, vivienda, derechos humanos y memoria feminista, aborto, mujeres indígenas en resistencia, LGBTI+ en lucha contra el hetero cis-patriarcado, tecnologías digitales, luchas anticarcelarias, niñeces y la lucha por el ambiente, entre otros. Todos estuvieron atravesados por la discusión en torno al “acuerdo de paz” firmado por las élites políticas y el proceso constituyente abierto tras la revuelta que persiste en el país hace más de 80 días.

Se cuestionó la institucionalidad sobre la que se ha construido el Chile de los últimos 30 años: “La impunidad del pasado causa las heridas de hoy” con la idea de que “la invisibilización de la memoria feminista porque los relatos de lucha aparecen masculinizados los procesos de resistencia”. La exigencia de la renuncia del presidente Piñera, de la ministra de la Mujer, Isabel Pla; la de Educación, Marcela Cubillos, y de los responsables políticos por las violaciones a los Derechos Humanos, la liberación de lxs presxs fueron demandas al unísono en cada espacio.

Desde el espacio político de niñez se exigió la reunicia de Piñera: “les niñes no pueden estar encerradxs en la casa pensando que afuera está todo bien. Estamos mal con todo lo que está pasando”, dijeron. Se exigió la apertura de Comisiones para la verdad y justicia por los delitos contra las personas que fueron asesinadas, mutiladas y detenidas desde el levantamiento. También un pliego de demandas temáticas para la vida digna: contra la violencia patriarcal, por la memoria feminista y de Derechos Humanos, por el derecho al aborto, por educación y salud para todxs, el respeto de las mujeres indígenas en resistencia, por una internet feminista, por el derecho a migrar, por el acceso a la ciudad y la vivienda y contra las violencias dentro de las cárceles.

Aunque tampoco dejaron de marcar los disensos que existen en torno a la participación que el movimiento debe tener en el proceso constituyente, hubo acuerdos mínimos: “No se puede hacer el proceso constituyente con presos políticos y bajo este régimen del terror que impide ejercer los derechos políticos con libertad”. Así dijeron las integrantes de la Coordinadora Feminista 8M, articulación que organizó y convocó al Encuentro, desde el escenario en la presentación de la síntesis sobre el eje de discusión que giró en torno a la violencia patriarcal. Se exige una nueva Constitución plurinacional, feminista y con la participación de todxs.

La lucha feminista es sin fronteras

A diferencia del año pasado, las coordinadoras del EPL2020 se propusieron para esta ocasión trascender las fronteras e impulsar la articulación transfronteriza, lo que se llevó a cabo en el marco del Comité Internacionalista de la Coordinadora Feminista 8M. Allí, más de cien activistas de unas 60 organizaciones de más de 25 países trazaron ejes en común que afectan y que debería abarcar el movimiento. No sólo de cara a la huelga general del 8M de este año, sino con la intención de generar encuentros y estrategias en el corto, mediano y largo plazo.

“El neoliberalismo comienza y acaba en $hile”, exclamaba un lienzo en el patio Marielle Franco, en memoria de la diputada del PSOL, de Brasil. Con esa lectura común por parte de las internacionalistas y de las activistas sin fronteras se puso de relevancia la importancia del movimiento y de la revuelta actual. Javiera Vallejo, integrante de la Coordinadora 8M y del Comité leyó en las conclusiones: “Una ganada en Chile ayudaría a potenciar los distintos territorios, por lo que se enfatiza la necesidad del derrocamiento del gobierno dictatorial de Sebastián Piñera como un llamado internacional”. Allí mismo, en una declaración conjunta, se repudió el Golpe de Estado cívico eclesiástico y militar en Bolivia, el fin de la criminalización de la protesta social y del modelo capitalista extractivista y patriarcal.

Además, se creó un Comité Ejecutivo para llegar a un Encuentro Feminista Internacionalista, que podría llevarse a cabo este año en Brasil. La agenda abarca diversos aspectos que hacen a las luchas de manera interseccional, transversal, intergeneracional, con perspectiva anticolonialista, antirracista: la sistematización de un calendario feminista internacional, el mapeo de organizaciones, la articulación con formas de autodefensa feministas, intercambio y actualización de las luchas, exigir la libertad lxs presxs políticxs y armar una base de datos medios alternativos y feministas, además, de recuperar la memoria de las discusiones de otros encuentros feministas.

La intención: frenar la avanzada fundamentalista, de las derechas, la intensificación del neoliberalismo y el despojo de los territorios, en donde aparece la lucha por la recuperación de los territorios, articulada en torno contra el extractivismo y el especismo, el aborto libre, legal seguro y gratuito y la defensa de la vida. Se hace inminente organizarnos por nuestra soberanía. En Chile, las feministas se volvieron a encontrar. Porque al terror del Estado le respondemos con rabia y organización para la vida digna.

Seguí la cobertura en:
https://www.marcha.org.ar/tag/encuentro-plurinacional-de-las-que-luchan/