Cine para romper con el silencio: los derechos y el género en primer plano

Cine para romper con el silencio: los derechos y el género en primer plano

Por Jésica Farías*. Entre el 25 de septiembre y el 1 de octubre se realizará el 5º Festival Internacional de Cine por la Equidad de Género en la Ciudad de Buenos Aires. Indagará en más de 60 películas los vínculos, la salud, el trabajo, la infancia, la juventud y la diversidad.

“No queríamos una muestra solo descriptiva de la problemática, o que victimice a las mujeres, si no que buscábamos, y lo seguimos haciendo, una vuelta de tuerca porque vamos detrás de materiales que sean críticos y transformadores con lo que proponen, que de alguna manera avizoren un camino de transformación con cortos y largos de realizadoras y realizadores que estén atravesadas por la temática de género en el sentido más amplio”, analizó Andrea Voria, del equipo de Mujeres en Foco, en diálogo con esta agencia.

Desde el 25 de septiembre hasta el 1 de octubre se realizará el 5º Festival Internacional de Cine por la Equidad de Género en la Ciudad de Buenos Aires. Este año, contará con más de 60 películas. “Es la quinta edición y es significativa porque haber llegado hasta acá no fue ni es fácil pero estamos convencidas de que generamos un espacio muy interesante como lo es esta propuesta de mostrar producciones audiovisuales  atravesadas por la temática de género en el sentido más amplio y que fueron producidas a lo largo del mundo por realizadoras y realizadores”, sintetizó a COMUNICAR IGUALDAD mientras su teléfono sonaba. En unos pocos caracteres recibió la mejor noticia: En la apertura del evento, que será el miércoles 24 en el Espacio Cultural de la Biblioteca del Congreso de la Nación (Alsina 1835, Ciudad Autónoma de Buenos Aires), Mujeres en Foco distinguirá a Estela Barnes de Carlotto por su comprometida y constante lucha por los derechos humanos.En 2013, destacaron a Susana Trimarco, madre de Marita Verón, desaparecida en 2002 víctima de redes de trata y tráfico de personas, quien con su búsqueda colaboró de forma definitiva con el rescate de más de 200 víctimas y la visibilidad de redes esparcidas por toda la Argentina.

Luz

Mujeres en Foco, grupo independiente de profesionales del universo audiovisual y de las ciencias sociales, surgió en 2009 para estimular la creación y difusión de material audiovisual con perspectiva de género. Un año después, llegó la primera edición del festival de cine. “La idea original fue de Cynthia Judkowski, que es la directora. Ella nos convocó y el grupo sigue casi como desde la primera edición porque solo se sumó una compañera más. Estamos muy consolidadas”, evocó Voria en referencia al resto de sus compañeras, las que también enfocan para aclarar: Valeria Duran, Valeria Pertovt, Analía Fiorio, Malena Sivak, Julieta González y Luciana Guzzardi. “Trabajar con este equipo es un placer. Lo hacemos autogestivamente y con mucho compromiso”, agregó a propósito del certamen que procura visibilizar las problemáticas que afectan a las niñas, adolescentes y adultas pero no sólo eso: también fomenta el diálogo y la participación activa a través de la selección y proyección de animaciones, ficciones, documentales y experimentales que empujan al debate.

“Estamos convencidas que a través de otros lenguajes y nuevas prácticas podemos llegar a transformar discursos establecidos y naturalizados sobre lo que se supone ser mujer. Hacia allí vamos, este es el camino que elegimos, esperamos que todxs nos sigan acompañando… por muchos años más”, celebró Judkowski. Y después de un lustro, el festival continúa reuniendo material audiovisual variado. “Tenemos secciones que se fueron modificando, hay otras nuevas, para pensar el género desde una multiplicidad de cuestiones. También fuimos afinando en el tono, en la estética para ir intentando mejorar la calidad  de la muestra”, indicó Voria.

Consultada sobre las modificaciones que tuvo el festival en sus cinco primeros años, Voria apuntó varias: en 2014 habrá más salas, sedes y horas de proyección. “Podremos exhibir películas en el Cine Gaumont con entrada libre y gratuita, que es uno de nuestros principios vertebradores”. El resto de los espacios en donde se exhibirán los filmes serán la Biblioteca del Congreso de la Nación (Alsina 1835), el Centro Cultural de España en Buenos Aires (Florida 943) y “para descentralizar -indicó Voria- sumamos a La Boca (Comedor Los Pibes, Suarez 421) y este año, al CAF Mitre en Villa Lugano (Larraya 4370) en donde la muestra apunta a la población adolescente”. “En la primera edición las sedes centrales fueron por Capital Federal, por eso en la segunda se incorporó al Penal de Ezeiza de Mujeres. Ahí vimos que era muy importante sostener esos espacios más periféricos durante el desarrollo del festival entonces hicimos contacto con la Oficina de Atención al Habitante, de la Defensoría de la Ciudad, y acordamos los nuevos espacios porque el material audiovisual puede interpelar de igual manera y sirve como una estrategia de intervención, de dialogo y de encuentro, transformándose en una herramienta válida”, agregó sobre los cambios.

Cámara

Para que el festival pueda realizarse, primero se abre la convocatoria de materiales audiovisuales. Durante un plazo de dos meses, Mujeres en Foco recibe cortos y largos. Una vez finalizada la inscripción, el equipo selecciona las películas de acuerdo a la relevancia temática y la calidad artística para que participen en la muestra fuera de la competencia -en 2014 con más de 60 películas- y dentro de la misma, que este año cuenta con 12. Las ganadoras serán elegidas por un jurado de expertxs que en esta edición está compuesto por Marta Bianchi, Diego Lerman, Liliana Hendel, Gabriela Cabezón Cámara, Diego Trerotola, Mirta Marina, Leonor Arfuch y Marta Nieto Postigo.

“Siempre buscamos que el material esté atravesado por la cuestión de género; que sea de calidad, en términos artísticos; innovador; y, con el correr de los años, también fuimos pensando en el tono con que se habla, porque es importante y da cuenta del compromiso, de la postura que tenemos respecto a la temática”, señaló Voria. El material recibido se organiza y exhibe a partir de nueve secciones temáticas: salud, migración, prácticas culturales, formas de violencia, trabajo, compromiso político, infancia y juventud, diversidad, y vínculos. “Este año, cada una de nosotras asumió la coordinación de alguna de esas líneas y caracterizó las cuestiones más destacas, dándole bastante coherencia a la muestra”, expuso.

Así, el material audiovisual que presentan lxs realizadorxs nacionales e internacionales puede enmarcarse en la  problemática de la salud desde una perspectiva de género y derechos humanos, entendiéndola en un modo integral; en el impacto de la movilidad de las mujeres sobre vida cultural, social y personal; y en su incursión en los deportes, el arte, la cultura, la religiosidad y los medios de comunicación, poniendo atención también a las culturas originarias.Además, las producciones cinematográficas ahondan y visibilizan las diferentes agresiones sexistas, tanto en el ámbito familiar como en el público. “Y para nosotras esa sección es un dilema porque es evidentemente recurrente, de las que más producciones recibimos pero es muy difícil la selección por el tono que queremos darle a la muestra y por la manera en que se cuenta”, explicó. A pocos metros del cine Gaumont, que será una de las sedes este año, continúa: “Es muy difícil porque de alguna manera si reificas las posiciones en donde la mujer es la víctima, entonces estás reproduciendo ese lugar pasivo cuando ésa no es la perspectiva que queremos darle, más allá de que conocemos el fenómeno y sabemos de qué manera se manifiesta, pero no habilita ni cuestiona nada esa posición”.

Los filmes también fijan la mirada en el universo laboral y la desigualdad de género, atendiendo especialmente a la feminización de la pobreza, así como a la desigual participación de las mujeres en el mundo del trabajo, pero también analizar su participación política y sus luchas para garantizar derechos a través de la acción colectiva. “A nivel América Latina hay una tendencia de pensar a las problemáticas desde el colectivo, a recuperar históricamente las voces, las historias, el cómo pusieron sus cuerpos en las luchas en cada país, con sus especificidades, y cómo se encuentran en la demanda por determinados derechos. Nos interesa visibilizarlo en tanto que problematiza y empodera”, marcó. Asimismo,  la segmentación temática del material audiovisual hace foco en la infancia y juventud, su socialización diferencial de género, sin dejar de lado amistades, la problematización del concepto de tribus urbanas, los vínculos y el amor; en la diversidad, para ofrecer un panorama amplio con el fin de echar luz sobre la multiplicidad de las identidades sexuales y de las performatividades género; y en los vínculos, sección incorporada en 2013 para generar un espacio para reflexionar sobre el espacio intimo y el cómo los sujetos se encuentran y comparten sus vidas.

Acción

“Si tuviéramos que hacer una evaluación de estos cinco años, destacaríamos la incorporación del Cine Gaumont y de las sedes en los barrios así como todo el esfuerzo por conseguir financiación que nos permita mantener la autonomía del festival para que no quede enmarcado dentro de otra cuestión y pierda su especificidad”, valoró Voria sobre el festival que en días podrá disfrutarse en la Ciudad de Buenos Aires y luego, y en su carácter itinerante, en el resto del país y más allá de sus fronteras. Porque las cámaras se ponen a rodar y las Mujeres en Foco, también.

*Nota publicada en el portal Comunicar Igualdad (www.comunicarigualdad.com.ar).