D. Pérez: “Van a probar los 26 jueces para ver si alguno dice que somos culpables”

D. Pérez: “Van a probar los 26 jueces para ver si alguno dice que somos culpables”

Por Karen Saya. El jueves 16 comenzó el juicio por la toma del Parque Indoamericano ocurrida en diciembre de 2010, donde fueron asesinados Rosmery Churapuña, Bernardo Salgueiro y Emilio Canaviri Álvarez por las Policías Metropolitana y Federal. Dos militantes sociales están imputados.

En la causa están imputados Diosnel Pérez, militante del Frente Popular Darío Santillán e integrante de la junta vecinal de la Villa 20, y Luciano “Tano” Nardulli, referente de la Corriente Clasista y Combativa del barrio de Villa Soldati. Sin embargo, los policías que asesinaron a las tres personas durante la represión no están inculpados. Para ampliar la información sobre el juicio, el programa radial La Revancha dialogó con Diosnel Pérez.

-En la primera audiencia no prestaron declaración los imputados por recomendación de sus abogados, pero sí declararon varios testigos. ¿Cómo fue esa primera audiencia?

-Lo primero que quiero aclarar es que nosotros no nos negamos a declarar sino que la primera declaración iban a ser los testigos de parte del fiscal. Entonces nosotros vamos a declarar cuando declaren los testigos nuestros. Hasta ahora los dos días que pasaron, declararon 16 testigos de ellos y ninguno de los testigos nos señala como organizadores.

Los testigos comenzaron a hablar de que se enteraron de la ocupación del Indoamericano a través de algún jefe de ellos, porque son todos policías implicados en los asesinatos que están declarando. El primer día, la verdad, es una cosa que no se entiende, cómo se están llevando a dos personas sin ninguna prueba a juicio oral y después, el segundo día que fue el viernes, pasa lo mismo, no había ninguno que indicaba directamente que nosotros éramos alguno de los organizadores. En un momento el fiscal le pregunta al policía: “¿Había alguien que dirigía a esta gente?”. El policía respondió: “Nosotros nunca vimos individualmente una sola persona o dos dirigir al grupo, el grupo se dirigía en conjunto”.

-En una primera instancia ustedes habían sido sobreseídos, sin embargo la Sala I de la Cámara Penal revocó esta decisión. ¿Cómo se explica esto? ¿Cómo se explica el cambio de carátula de ser acusados como instigadores a coautores?

-Es una buena pregunta que nos hicimos nosotros también, ¿cómo puede ser? Fuimos sobreseídos dos veces. Primero, la jueza Nazar, quien fue la que dio orden para desalojar el Parque Indoamericano, y después apeló el fiscal Luis Cevasco con la decisión de Mauricio Macri y cayó a la jueza López Iñíguez, que es la misma que dio la orden para desalojar el barrio Papa Francisco. Y fuimos sobreseídos. Macri llamó otra vez a Luis Cevasco para que fuera a apelar, apelaron de nuevo y volvieron a abrir la causa. Y bueno, la tercera cayó la jueza María Cristina Lara, que nos está llevando ahora directamente a un juicio oral. Lo que nosotros vemos es una persecución política, criminalizar la protesta social. El gobierno de la ciudad lo que quiere es dejar un precedente para todas las organizaciones sociales, como mostrándoles que si se sigue luchando por sus derechos, lo que va a pasar es eso. Para nosotros es una vergüenza de parte del fiscal y de la justicia. Yo digo que nos van a probar con los 26 jueces que tiene la ciudad para ver si alguno dice que nosotros somos culpables. Si fuimos sobreseídos dos veces por diferentes juezas, y que se siga apelando y que el tribunal superior de la injusticia, como le llamamos nosotros, le sigue dando razón a ellos, la verdad es una vergüenza.

Vemos que no avanza en ningún lado, pero también no estamos tan contentos con el tema que ellos manejan a la justicia como quieren. Ningún policía, hasta hoy en día, declaró en contra de nosotros, nunca nos vio a ninguno personalmente dirigir ningún grupo. Nosotros fuimos a acercarnos junto a los compañeros que estaban en una situación de ocupación, para pasarle una vaso de agua, hacerle una olla popular como militantes y ayudarlos. Y nos acusan supuestamente porque estábamos dirigiendo y porque le pedíamos baños químicos para la gente, le pedíamos al gobierno de la ciudad que le baje algunas raciones de comida, y por eso andaban diciendo eso de nosotros. Pero cualquier ser humano puede pedir, viendo a la gente la necesidad que tenía de a donde irá a hacer sus necesidades o tener un plato de comida. Nosotros lo que hicimos fue eso, humanamente pedir al gobierno que le ponga un servicio mínimo para esa gente hasta que se solucione el problema que estaban pasando.

-¿Crees que la opinión pública dice lo contrario?

-Puede ser que la gente no esté de acuerdo en muchas cosas, pero me parece que la sociedad tenía que haber repudiado la topadora. Si nosotros no paramos ese avance de topadoras que apareció otra vez en el Barrio Papa Francisco, este gobierno nefasto va a seguir. Yo siempre le digo a los compañeros que hay que seguir luchando y no bajar los brazos. Y le vamos a mostrar a este gobierno y a cualquier gobierno de turno que las organizaciones sociales estamos dispuestos a luchar por nuestros derechos hasta las últimas consecuencias.