Derrame de cianuro en Mina Veladero: Barrick Gold lo hizo de nuevo

Por Sebastian Saade. @seba_saade

Un nuevo derrame se produjo en la mina Veladero. El gobernador Sergio Uñac se vio obligado a suspender la actividad en la mina. La Asamblea Jáchal No se toca exige el cierre total de la mina, remediación y prohibición de la minería.

Mientras el gobierno de Mauricio Macri hacía gala de su neoliberalismo explícito en el Foro de Inversiones organizado en el CCK, donde reunió a más de 2000 empresarios, la noticia de un nuevo derrame en el valle de Lixiviación de la mina Veladero, en la provincia, de San Juan los traía nuevamente a la cruda realidad. Un día antes, los jachalleros estuvieron en la plaza principal recordando un año sin justicia efectiva del derrame de 1.125.000 litros de solución cianurada de la mina explotada por la Barrick Gold.

El martes 13 la plaza San Martín había asistido a una nueva jornada de lucha contra la megaminera a cielo abierto. “Hoy seguimos de pie, después de un año, marchando por las calles de argentina bajo el grito de JÁCHAL NO SE TOCA” era el grito de resistencia del pueblo sanjuanino que se juntaba nuevamente bajo la consigna “echemos a Barrick”.

Un día después, un nuevo comunicado de La asamblea Jáchal No Se Toca resonaba por las redes sociales alertando sobre un nuevo derrame. “La asamblea Jáchal No Se Toca y el pueblo jachallero en general exige al Ministro de Minería de la Provincia: Alberto Hensel, al Ministro de Medioambiente de la Nación Sergio Bergman y a las autoridades de Policía Minera de San Juan que en el plazo de 24 horas den las explicaciones pertinentes sobre un nuevo derrame que habría ocurrido en la mina Veladero entre el miércoles y jueves de la semana pasada”.

El pueblo de Jáchal se juntaba nuevamente en la plaza del pueblo para exigir una respuesta inmediata al rumor que ya se tornaba una triste realidad. El gobernador peronista, Sergio Uñac, sabía que no tenía tiempo para dilatar una respuesta. La experiencia del derrame del año pasado, donde oficiaba como vicegobernador del ahora presidente del Partido Justicialista, José Luis Gioja, no podía repetirse. Rápidamente el ejecutivo sanjuanino anunciaba una conferencia de prensa del Gobernador para las 12 de la noche.

La postura oficial y la reacción popular

El gobernador Uñac confirmó el derrame de solución cianurada y anunció el cese de las tareas hasta tanto se determine que no existen riegos. Ante la comunicación de la empresa Barrick Gold de lo que el Gobernador llamó un “incidente”, advirtió que si bien debe ser determinado por la autoridad minera decidió “detener totalmente la actividad en la Mina Veladero hasta tanto se determine que no existe riesgo alguno”. A su vez, exigió a la empresa canadiense “la intangibilidad laboral y salarial de sus trabajadores aun en el periodo determinado por la detención”.

Por parte de la Barrick Gold, en un comunicado expresó: “El día 8 de septiembre una tubería por donde circula la solución del proceso en el área de las pilas de lixiviación resultó dañada por la caída de un gran bloque de hielo. Como resultado, una limitada cantidad de solución circulante salió del valle de lixiviación”. La empresa canadiense expresa que la solución cianurada no alcanzó ningún río. La historia de hace una año atrás obliga al pueblo jachallero a no confiar.

Luego de la noticia, la asamblea Jáchal no se toca y vecinos autoconvocados realizaron un corte de ruta. En la noche del jueves, se realizó una masiva concentración en la plaza 25 de mayo de la ciudad de San juan, “exigiendo el cierre total de Veladero, remediación y prohibición de la megaminería contaminante”.

La caravana “de los Andes al mar”

En el mes de julio pasado se cumplieron diez meses de uno de los desastres ambientales más importantes de la historia reciente argentina. La Asamblea aprovechó la fecha para organizar una caravana que los llevó al Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (IANIGLIA) en la ciudad de Mendoza y al mismo obelisco en la Ciudad de Buenos Aires para reclamar la plena aplicación de la Ley de Protección de Glaciares.

El IANIGLIA es el responsable de realizar el inventario de los glaciares. En 2010 el Instituto definió que deberían tener al menos una hectárea para ser tomados como tales y, a su vez, decidió relevar sólo los ambientes periglaciares, allanando así el camino a las corporaciones mineras.

A los pies del obelisco, Saúl Zeballos, de la Asamblea Jáchal no se toca, expresó a Marcha que “el IANIGLIA tiene que hacer el inventario de glaciares porque ese inventario nosotros lo necesitamos de forma urgente, pero legal. Es decir, que se respete la ley. No puede ser que haya un protocolo en donde la extensión mínima para hacer inventariado de un glaciar tiene que ser de una hectárea de extensión siendo que la misma ley dice que un glaciar es cualquier puerto de hielo que tenga cualquier forma y cualquier dimensión”.

Bergman en Jáchal

Más atrás en el tiempo, corría el mes de marzo y el ministro de Medio Ambiente de la Nación, Sergio Bergman, decidía presentarse en la plaza San Martín de San José de Jáchal. El pueblo sanjuanino reunido en asamblea interpelaba al funcionario macrista acerca del derrame de agua con solución cianurada en la cuenca minera del río Jáchal.

Domingo Jofré, referente de la Asamblea, relataba a Marcha su pensar acerca de la visita del ministro de Medio Ambiente: “Fue muy claro al expresar que no estaba en sus manos cerrar Veladero en forma inmediata, ni estaba en sus manos parar otros proyectos de megaminería”. 

La Asamblea de Jáchal destacaba que el Ministro se hubiera pronunciado a favor de la plena aplicación de la Ley de Glaciares. De aquella visita solo quedarían algunas fotos y las palabras de ocasión para calmar la bronca de los jachalleros.

La resistencia al saqueo de los recursos naturales se une a otras resistencias como son la extranjerización de la tierra, o el Acuerdo de Asociación Trans-pacifico (TPP). Se ve un reverdecer de la década del 90, y la fotografía del mini davos en el CCK es una muestra de ello. En todas estas luchas, tal vez este naciendo un nuevo “NO al ALCA”.