¿Dónde está Diana Colman?

Por Redacción Marcha / Foto por Marina Carniglia

Se realizó una nueva movilización con el objetivo de exigir a las instituciones que forman parte del Estado y a los poderes político ejecutivo y judicial de la provincia de Buenos Aires la búsqueda para la aparición con vida de Diana Estefanía Colman, la joven de 25 años que desapareció en la ciudad de Guernica, al sur del conurbano bonaerense, el 19 de junio pasado.

Desde que Diana falta en su hogar, su familia, acompañada por una treintena de organizaciones feministas, de mujeres, sociales y políticas insiste en el pedido de profundización de la investigación. “Hacemos responsables a la intendenta (de Presidente Perón) Carina Biroulet y al candidato a intendente y diputado provincial Anibal Regueiro, así como a la oposición integrante del Consejo Deliberante que tampoco ha tomado cartas en el asunto, mostrando todos ellos más interés en la campaña electoral que en un nuevo caso de atentado a una mujer de nuestro pueblo”, dijeron desde la Campaña por la aparición de Diana Colman.

La fiscalía que está a cargo de la investigación, que no parece tener pistas firmes, es la Unidad de Fiscalización (UFI) 2 a cargo de Cristina Larocca, quien según allegadas/os a Diana Colman tomó el caso cuando ya habían pasado 12 días de su desaparición y que una vez que lo hizo investigó solo una línea de hipótesis dejando de lado las sospechas de la familia y despreciando un tiempo que pudo haber sido clave. Además, su familia y quienes se manifestan denunciaron en estos más de dos meses la violencia institucional y las amenazas de parte de integrantes de la Comisaría y las fuerzas represivas de la zona.

Ya pasaron más de dos meses sin Diana Colman y no dejamos de pensar y reflexionar que, una vez más, el poder judicial y el poder político aparecen símbolos oscuros con su acción de inacción convirtiéndose en cómplices con la violencia de los machos y/o el sistema heteropatriarcal que se lleva la vida de las mujeres y/o que las desaparece para ser sus esclavas sexuales.

Notas relacionadas:

Buscan a Diana Colman ¿No habíamos dicho “Ni una menos”?

Diana Colman: la policía amenaza y el municipio no ve, no oye, no escucha

La denuncia popular: no descartan que Diana Colman sea víctima de trata