El escenario político exige una lista unitaria de toda la izquierda

Por María del Carmen Verdú*

Durante las últimas horas han surgido distintas declaraciones de referentes de la izquierda planteando la necesidad de alcanzar una unidad mayor de cara a las próximas elecciones. Dirigentes del PTS en el FIT llamaron explícitamente a Luis Zamora (AyL) y “otras fuerzas” a conformar lista única en la Ciudad de Buenos Aires, frente a lo cual tanto referentes del MAS como el MST se pronunciaron a favor de sumar esfuerzos por concretar dicha unidad.

El planteo de una lista unitaria de la izquierda es por demás acorde a la situación política que atraviesa un país en crisis, con una inflación acumulada del 47%, el aumento de la pobreza al 33% y la desocupación de más de 2 millones de personas, mientras continúan los tarifazos y despidos. Frente al fracaso económico de Cambiemos que responde al programa del FMI, se apuntala la campaña electoral a tiro limpio, a punta de pistolas Taser y medidas como la baja en la edad de imputabilidad. El gobierno que batió todos los récords de los últimos 35 años en materia represiva prepara así su camino a las urnas… Si a esto sumamos la enorme polarización que se sucederá con el Kirchnerismo/Peronismo de cara a octubre, todo indica que el planteo de la izquierda anticapitalista se verá obligada no sólo redoblar esfuerzos para defender su caudal de votos ganados, sino que deberá sumar diferentes expresiones de lucha que defiendan un programa que enfrente las políticas de hambre y saqueo de Cambiemos y el FMI. En este sentido, la referencia ganada del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) es un piso desde el cual poder trabajar, ya sea por su ampliación o alianza con de otras fuerzas que defiendan su propuesta política que se estructura fundamentalmente alrededor del “no pago de la deuda externa, tirando abajo el acuerdo con el FMI y por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito”.

En nuestro caso desde la Corriente de Izquierda Poder Popular, integramos las listas del FIT en las elecciones legislativas del año 2017, un antecedente favorable en el marco de la fragmentación general de la izquierda, pero que de seguro en la próxima contienda electoral merece ser superado con una mayor integración e incorporación de otras organizaciones, oponiéndonos con un solo puño al macrismo y los gobernadores.

Una campaña unitaria de la izquierda nos permite pensar no sólo defender lo conquistado, sino dar un verdadero salto cualitativo en poner en pie una alternativa de lxs trabajadorxs basada en los reclamos de los sectores más postergados, de las mujeres y disidencias y de la juventud, postulando salidas de fondo que alcancen a millones de trabajadorxs.

El desafío está planteado, y exige los mayores esfuerzos de quienes hace varios años, pero fundamentalmente desde que Macri asumió el gobierno, hemos dado respuesta a cada ataque al pueblo trabajador, sin dejar de plantear la necesidad de alcanzar un gobierno de los y las trabajadoras.
 

* Referente de la Corriente de Izquierda Poder Popular y CORREPI.