El Frente Popular Darío Santillán celebró sus 15 años en Tucumán

En el marco de los 15 años del nacimiento de Frente Popular Darío Santillán (FPDS), el 30 de noviembre y el primero de diciembre se realizó en Tucumán el Congreso Nacional que convocó más de 600 militantes de distintos puntos del país.

Por Fer Vanoli y Mafe Espejo* | Fotos de Comunicación FPDS

Cerca de las 10 de la mañana comenzó el Congreso al calor de los canticos y la murga que resonaba en el Club 13 de Mayo. Dicho encuentro contó con la participación de Orlando Agüero, integrante de la Comisión de Justicia por Darío y Maxi, y Alberto Santillán, padre de Darío Santillán.

El inicio consistió en la presentación de distintas regionales que conforman la organización a nivel nacional, quienes trajeron sus producciones y símbolos más característicos para compartir y construir entre todxs la mística de bienvenida. La humareda con olor a hierbas quemadas, las imágenes de compañerxs caídos en la lucha y de lxs compañerxs que aportaron a nuestras luchas vigentes se elevaron al ritmo de los redoblantes, bombos y cantos.

“A Darío y a Maxi lo vamos a vengar con la lucha, con la lucha popular”.

La jornada fue intensa, el calor y la lluvia también fueron protagonistas. Sin embargo, el encuentro avanzó con 20 comisiones de trabajo que homenajearon a referentxs de las distintas luchas que nos constituyen: Viviana Avendaño, el Che Guevara, Alina Sánchez, Comandante Hugo Chávez, Berta Cáceres, Darío Santillán, Maite Amaya, Roberto Santucho, Marielle Franco, Chico Mendes, entre otrxs. Parte de la tarde nos encontró debatiendo y proyectando a partir de distintos ejes que abordaron cuestiones fundamentales para nuestra construcción.

Nos referimos a “feminismos y disidencias”, apostando a un feminismo popular sin fronteras, anticapitalista, anticolonial, antirracista, antimperialista y socialista que no abandona las luchas en las calles, y no se deja cooptar por los sectores de poder; al “trabajo digno, autogestivo y solidario”, como parte central de nuestra apuesta a construir economías populares y no capitalistas; el “poder popular y escenarios de disputa”, basado en nuestra apuesta histórica, en nuestras prácticas cotidianas, y en nuestro horizonte de justicia, igualdad y autodeterminación; también el eje de “territorio, ambiente y ecología”, central en las denuncias y acciones para transformar al modelo de desarrollo extractivista y sus desbastadoras consecuencias sociales, ambientales y sanitarias; y por ultimo al “internacionalismo y luchas en Nuestramérica” que recupera las vertientes revolucionarias y emancipatorias de los pueblos y la solidaridad internacionalista, entendiendo de esta manera que el proyecto que estamos construyendo es a nivel continental en articulación con organizaciones compañeras.

Sin duda el análisis sobre el país que deja Macri con las políticas de ajuste, precarización, represión y empobrecimiento que ejecutó y la reaparición de los responsables políticos de la Masacre de Avellaneda dentro del gabinete que propone el “Frente de Todos”, fueron algunos de los elementos que construyeron a la coyuntura actual argentina. También tuvieron un papel central los distintos escenarios de disputa e insurrección popular que se están viviendo en todo el territorio de nuestra América Latina. El Congreso Nacional no solo significó la conmemoración de los años de construcción y de coherencia en la militancia, sino que también implicó encontrarse en el debate para la proyección de nuevos lineamientos que aportarían a las luchas populares y a la creación de alternativas que prefiguren el Socialismo Feminista desde abajo que tanto soñamos.

Luego del plenario de cierre, el Espacio de Mujeres y Disidencias se hizo presente compartiendo una mística con las banderas “abajo el patriarcado, se va caer; arriba el feminismo que va vencer”. Se coreaba mientras las regionales se iban encolumnando para dirigirse hacia Plaza Independencia en donde se desarrollaba el acto de cierre. Más de 3000 compañerxs se movilizaron por las calles del centro tucumano.

Y así como lo expresó la compañera Melva de Echeverría, la lluvia no apagó esa antorcha que llevamos prendida fuego en cada lucha, en cada marcha, en cada toma y que se llama Darío Santillán. Todo lo contrario, la lluvia fue parte del ritual popular y de las palabras que fueron compartiendo distintxs compañerxs. Las palabras de Orlando fueron contundentes, al nombrar la aparición de los asesinos de Darío y Maxi como salvadores y el avance de la derecha. Con fuerza afirmó que “no nos vamos a dejar pisotear, vamos a seguir de pie, vamos a construir el Poder del Pueblo para construir el Socialismo y hacer la Revolución”. La campaña #ConEllosNo comenzó en el 2018 y sigue vigente. Impulsada desde el área de Derechos Humanos del FPDS junto a la Comisión Independiente Justicia por Darío y Maxi, continuamos con nuestra búsqueda de justicia para demoler las argucias de la impunidad que envuelve a estos pesos pesados de la política, buscando siempre la lucha en las calles, en los Tribunales de la Justicia burguesa, en las instituciones del Estado e interviniendo en los medios de comunicación.

La unidad de los pueblos como bandera se levanta hoy más que nunca, en el marco del cierre también se hizo escuchar la compañera Isa de la comunidad boliviana que participa activamente en defensa del Pueblo Boliviano y en contra del Golpe de Estado. Este Congreso también estuvo lleno de solidaridades para nuestros pueblos hermanos: “El Pueblo Unido, jamás será vencido” fue un grito que hizo temblar el escenario. En este sentido, se mencionó las solidaridades con el Pueblo chileno, haitiano, ecuatoriano, colombiano y brasilero. Además, a lo largo del día se compartieron los numerosos saludos de cariño y de lucha de distintas organizaciones compañeras y de distintos países.

Alberto Santillán fue abrazado con mucho amor por esa pueblada que estaba presente. Emocionado por el cariño recibido, manifestó el orgullo por su hijo y por quienes estamos organizados multiplicando a Darío, señalando que acá estamos en la vereda de la justicia, y agregó: “yo considero que estoy parado acá porque quiero estar acá, porque siento que es mi pertenencia, donde siento que con ustedes somos pares, somos iguales. Este es el verdadero Frente Popular Darío Santillán […] Hay ovarios y pelotas para estar acá”.

¡Piqueterxs carajo!

Con mucha emoción toma la palabra Marcela, compañera de Córdoba, para levantar las banderas del Socialismo Feminista desde Abajo como proyecto revolucionario que, junto a otras organizaciones, se pretende construir. Acompañada por la whipala, exclamó: “vamos por la segunda y definitiva independencia”.

La lluvia se intensificaba y la murga seguía agitando con fervor.

Por último Hugo, referente de Tucumán, cerró el acto expresando que “el derecho a la resistencia y el derecho a la rebelión está más vivo que nunca, hay que salir a las calles, el pueblo puede imponer condiciones a quienes nos gobiernan, organizándose y luchando”. Mientras abajo del escenario, el agite y la mística (parte inseparable de nuestras construcción política) comenzaba a encender el fuego con la quema de muñecos con cara de Duhalde y Solá, las bengalas y los colores, se escuchaba: “hay seguir construyendo el Poder del Pueblo, para construir el Socialismo Feminista desde Abajo”. Los megáfonos no paraban con los cantos, y la lluvia tampoco.

*Integrantes del Frente Popular Darío Santillán