El inmortal

El inmortal

Por Diego Villarino. Javier Zanetti se retiró del fútbol profesional a los 40 años. El Pupi dejó su huella en el  Inter de Milán. Trayectoria y pergaminos de un auténtico referente.

El Guiseppe Meazza despidió a un emblema del plantel. El jugador padeció una rotura en el tendón de Aquiles que lo alejó de las canchas. El lateral ingresó en la goleada ante la Lazio (4-1). El neroazurro (60) arrancó abajo en el marcador. El equipo romano (53) abrió la cuenta a través de Giuseppe Biava. Rodrigo Palacio (autor de un doblete) emparejó las acciones a los 7 y Mauro Icardi puso en ventaja al local cuando promediaba la media hora. El ex Boca, a los 37, volvió a anotar. Los compatriotas argentinos colaboraron en la velada. En el complemento, el eterno capitán reemplazó al brasileño Jonathan Cícero Moreira. Anderson Hernanes decoró la clasificación a la Liga de Campeones. “Conmueve pensar que no lo veremos más en los entrenamientos y los partidos. Es un evento que no tiene que ver sólo con el Inter, sino con todo el fútbol mundial”, reveló emocionado el entrenador Walter Mazzarri.

Javier Zanetti tuvo un recorrido magnífico. El Cuatro inició su carrera en Talleres de Remedio de Escalada.  En 1992 debutó en la Primera B Nacional. Sin embargo, al año siguiente pasó a Banfield. El bautismo en la red fue contra Newell’s Old Boys (1-1). Convirtió cinco tantos en 66 encuentros. El rendimiento provocó que el Inter confíe en sus condiciones. La transferencia se realizó por 6,5 millones de dólares. Jugó 19 temporadas desde su arribo en junio de 1995. Disputó 856 cotejos y marcó 21 goles con la camiseta del elenco italiano. El Pupi, dueño de un récord, es el futbolista con mayor cantidad de presencias y uno de los más ganadores (14 títulos). Adquirió cinco scudettos y una Champions (2010). Los números hablan por sí solos.

En la Selección Argentina consiguió la presea dorada en los Juegos Panamericanos de 1995 y la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. Asimismo, participó en Francia 1998 y se dio el lujo de anotarle a Inglaterra, en los octavos de final. El fracaso colectivo de Corea-Japón 2002 no opacó su notable carrera. Resulta llamativo que Zanetti no haya formado parte de los últimos mundiales. José Pekerman, en una decisión polémica, no lo incorporó en la lista de Alemania 2006. Mientras que Diego Maradona tampoco lo llevó a Sudáfrica 2010. Una verdadera injusticia, en tiempos donde no abundan los marcadores de punta. El ex técnico de la Sub 20 improvisó con Nicolás Burdisso o Fabricio Coloccini. Del mismo modo, el diez colocó a Nicolás Otamendi. Prefirieron desplazar a los zagueros y no utilizar a un lateral natural.

El aficionado extrañará las incursiones ofensivas del Tractor. El apodo responde a su fuerza y resistencia. También se adaptó a la posición de carrilero. Explotó la banda derecha e izquierda infinidad de veces, se convirtió en el nexo de los volantes y en el abastecedor de centros a los delanteros. A tres meses de los 41, demostró que mantiene un estado atlético envidiable.

Los hinchas, tifosis, concurrieron a un encuentro que será recordado por el adiós de la leyenda. Un espectador entró al campo para intentar abrazarlo. El Pupi conquistó el respeto de los rivales. Pocos pudieron lograrlo. Después de los 90 minutos proyectaron un video con su inmensa trayectoria. El defensor, entre llantos, agradeció a la multitud por haberlo adoptado. El futbolista es una pieza imprescindible de la institución. Asumiría el cargo de directivo ni bien finalice la Serie A.