El reino del revés. A un año del Borda, funcionarios libres y trabajadores imputados

El reino del revés. A un año del Borda, funcionarios libres y trabajadores imputados

El próximo sábado se cumple un año de la feroz represión desatada por la Policía Metropolitana en el Hospital Borda, cuando por orden del Gobierno de la Ciudad se derribó el edificio donde funcionaba el Taller Protegido 19. Las organizaciones que trabajan dentro del nosocomio lo conmemorarán con actos el viernes y el sábado; y denunciaron la falta de justicia. 

Como en las canciones de Maria Elena Walsh, acá nada el pájaro y vuela el pez. El diciembre pasado, la justicia sobreseyó al Jefe de Gobierno Mauricio Macri y a su vicejefa de gobierno María Eugenia Vidal. También fueron liberados de culpa y cargo los altos funcionarios a cargo de la Secretaria de gabinete, los Ministerios de Justicia y Seguridad, Desarrollo Urbano y Salud; además del jefe y subjefe de la Metropolitana, Horacio Giménez y Ricardo Pedace, por considerar que “no existen elementos mínimos objetivos ciertos concretos y directos que conlleven a atribuirles algún tipo de participación criminal en lo ocurrido en el predio”.

Sin embargo, quienes siguen siendo investigados por la represión de ese día son los trabajadores. Che Barracas habló con una de las imputadas, Carina Maloberti quien reflexiono sobre la impunidad del gobierno porteño.

– ¿Cómo se encuentra la situación a un año de la represión en el Borda?

Hay varios planos para poder analizar la situación en la que hoy estamos. Por un lado, la aberración de la represión desatada por la policía macrista, de la Metropolitana, por órdenes directas del Jefe de la Ciudad, están todavía impunes los hechos de usurpación de los predios de un hospital público con semejante fuerza parapolicial, sin orden judicial alguna para ese despliegue, infligiendo incluso códigos de procedimiento a través de la presentación de cuerpos de elite con el caras cubiertas, sin identificación, habiendo disparado a menos de 50 metros por encima de la cintura, todas esas aberraciones a los derechos humanos, que ha provocado el Jefe de Gobierno de la Ciudad a través de su fuerza hasta ahora siga impune, y quedó absuelto toda la línea política de ese procedimiento; salvo uno, quedó imputado un policía de la Metropolitana. En el caso de los trabajadores el trato es totalmente desigual, quedamos imputados 7 compañeros, que fuimos a audiencia elevada a la Cámara del Crimen; donde en audiencia con el juzgado, lo que manifestó la querella que es la que nos acusa por parte de la policía metropolitana, nos muestra una causa totalmente armada, llena de irregularidades, sin prueba alguna para las acusaciones que nos hacen, que nos acusan de atentado y resistencia, y lesiones a la autoridad, y en caso de un compañero, Daniel Catalano, por robo también. Todo esto por los dichos de la policía, desmereciendo nuestra palabra, y sin pruebas algunas. Así que por la justicia mucha bronca e indignación porque semejante aberración desplegada en el hospital público, frente a la resistencia de tantos trabajadores, en resistencia al no procedimiento, habiendo una orden judicial para no demoler el talle protegido, que es ni más ni menos que un lugar de readaptación del paciente psiquiátrico, que les importó muy poco, y privilegiaron los negocios inmobiliarios, que en la legislatura también, con acuerdo con las bancas del oficialismo nacional, habían avanzado. A todo esto la justicia no se resuelve, y lo único que se ha conseguido es la impunidad de los responsables. 

Por otro lado hay que decir que la unidad de los propios trabajadores de la salud, de un amplio sector, no sólo de ATE, más todo el sindicato, que en Capital Federal se predispuso con organizaciones políticas y sociales, a la defensa del hospital público, ha logrado que por lo menos no se proceda con el capricho del centro cívico en tierras donadas para el fin de la salud pública en la ciudad. Así que por un lado la bronca por la impunidad, y que la justicia no avanza, por el otro lado, los trabajadores con toda la solidaridad de un montón de organizaciones resistiendo a los negocios inmobiliarios de Macri, y defendiendo el hospital público. Y la verdad que, mas allá de que el taller 19 fue demolido, hay una decisión y una convicción de levantarlo nuevamente, de volver a recuperar las herramientas para la rehabilitación de los pacientes, porque con el amor y la vocación  que ponen los compañeros estatales de la salud pública, con solidaridad de las organizaciones, se va a lograr tarde o temprano.

– En relación a la apelación presentada a fines de marzo, ¿qué lugar hizo la justicia? 

En el caso de las audiencias que tuvimos, y las defensas nuestras, ya han manifestado la irregularidad en las acusaciones, la falta de mérito para el procesamiento, y el tribunal de la cámara del crimen que está resolviendo en esta instancia se está tomado unos diez días, quedan diez días para anunciar una resolución. Lo que hemos visto realmente fue que las acusaciones por parte de la policía metropolitana a los trabajadores fue algo muy burdo, con lo cual entendemos que minimamente se tiene que fallar la falta de mérito, y obviamente la absolución de todos los compañeros. no hay prueba alguna para semejante armado de mentiras que el macrismo está imputando. Lo que nos sorprende es que y nos alerta, es que el Juez López, al elevarlo y procesarlos, lo que está  instalando nuevamente  en nuestro país es la concepción de la teoría de los dos demonios, poniendo a un policía de la metropolitana que queda también procesado, junto a los compañero trabajadores que estamos procesados, en un plano de igualdad, frente a la aberración que fue el negocio inmobiliario del macrismo en el terreno de la salud pública. Una cosa es de la defensa y de los derechos que nos asisten como pueblo y como trabajadores, y otra cosa es el accionar represivo, que frente a eso no queda otra que resistirse frente a la brutalidad que estaba generando. Con lo cual, esos argumentos nos alertan a que, otra vez,  la justicia, en este caso la justicia nacional, intenta instalarla teoría de los dos demonios; suponiendo que la violencia, tanto de la policía metropolitana, está al mismo nivel que la resistencia en la defensa de la salud pública y de los trabajadores.

– De todas formas las tareas se siguen llevando adelante en el Borda, porque  los trabajadores no abandonan la lucha, para que siga siendo un lugar de creación, y de contención para la salud pública,  y no darle lugar a los negocios inmobiliariarios…

En ese sentido,  por eso remarcaba que estamos convencidos, y por eso saludamos en este aniversario para no olvidar de lo que es capaz la policía metropolitana, de lo que son capaces los intereses económicos del empresario Macri frente a los derechos de los trabajadores y del pueblo. Esa cara que realmente nos sorprendió con el despliegue de la metropolitana en el hospital Borda, como lo había hecho en el Indoamericano, tanto como lo hizo en la Sala Arberdi, y como sigue haciendo,  y lo fue haciendo en varios espacios públicos. Esa es la verdadera cara del jefe de gobierno de la ciudad, la idea es no olvidarlo, la idea es pedir justicia y el procesamiento de todos los responsables, tanto materiales como políticos. Y realmente la iniciativa de recordar este año en unidad los trabajadores, las organizaciones sociales, los pacientes, y la comunidad toda en defensa del hospital público, yo creo que el primer paso de victoria lo tenemos logrado, porque vamos a demostrar este sábado una férrea convicción de que no se va a retroceder ni un paso en volver a esos tiempos nefastos a que nunca más dijimos volver.

– Como mencionabas este sábado se van a estar realizando distintas actividades en el predio del Borda con motivo de este aniversario.

Sí, se van a ester llevando distintas actividades durante todo el día, de distintas banderías políticas, con distintos representantes, tanto sindicales, sociales, políticas; realmente hemos superado las diferencias políticas que los distintos sectores tienen, y eso día nos manifestaremos todos por un solo objetivo: el desprocesamiento de todos los compañeros por luchar tanto en el Hospital Borda, como en tantas luchas justas que los trabajadores del pueblo tenemos, y obviamente por la convicción que tenemos de que todos los terrenos que están en la zona sur, destinados a la salud pública los vamos a defender, para que nunca más vuelva una fuerza represiva a irrumpir en ellos para negocios de unos pocos. el hospital público atiende sobre todos a la gente indigentes y de más bajos recursos; frente a eso el macrismo impuso el negocio inmobiliario y la fuerza represiva; y se va a encontrar este año duplicada a toda la fuerza social, política y sindical, que va a lograr que la unidad prevalezca por sobre cualquier diferencia política. Las etapas que vienen así lo van a necesitar, que estemos en contacto, que estemos atentos, que la solidaridad prevalezca frente a los aparatos represivos que van a querer callar una y otra vez, y más en los tiempos que vienen, los deseos de una vida digna en nuestro país. Invitamos a todos a que se acerquen al hospital público, que se acerquen al Borda, no sólo por los compañeros procesados, por todos los pacientes, sobre todo los que más lo necesitan que son los de bajos recursos; por los enfermeros, por los médicos, y por la comunidad hospitalaria están todos invitados este sábado.

Las actividades comenzarán el viernes, a partir de las 10 hs. cuando se realizará un acto en las puertas del nosocomio; mientras que el sábado las organizaciones que trabajan dentro del hospital, convocan a una movilización que concentrará a las 13 hs. en la estación Constitución para marchar hacia el hospital Borda. Allí mismo,  a partir de las 15 hs se realizará e Festival, con radio abierta, música, teatro y poesía.