Elecciones 2013: resultados y proyecciones para el 2015

Elecciones 2013: resultados y proyecciones para el 2015

Con casi la totalidad de las mesas escrutadas, finalizan las elecciones legislativas 2013. Que dejaron de cara al futuro y como se arma el nuevo Congreso Nacional. La emergencia del massismo, y la derrota del kirchnerismo en los principales distritos. Quienes son los candidateables para la batalla electoral del 2015.

El año electoral comienza a llegar a su fin, al concluir las elecciones para diputados y senadores nacionales, el 27 de octubre. Tras haber sorteado las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, mucho se especulaba acerca de los resultados definitivos que arrojarían las elecciones definitivas este domingo. Si bien existieron como en toda elección alguna sorpresa, y candidatos tapados que dieron la nota, los guarismos de las PASO se mantuvieron o incluso, como se especulaba se profundizaron tal cual se venía viendo en las ultimas semanas de la campaña electoral.

El primer elemento a destacar, al momento del cierre de esta edición, y con la casi totalidad de mesas escrutadas, es la derrota del kirchnerismo en los principales distritos del país. En la provincia de Buenos Aires, el candidato del Frente Renovador, Sergio Massa, se impuso con el 43,9% de los votos, y obtuvo de esta manera 16 escaños para diputados nacionales. Le siguió el candidato del Frente para la Victoria, Martin Insaurralde, quien pese a su mejoría, en relación a su performance electoral de agosto pasado, y obteniendo el 32,19%, no pudo evitar la derrota, cuya brecha se amplió a casi 12 puntos. Sin lugar a dudas, el hecho de que Sergio Massa, haya perforado la barrera de los 40 puntos, es el dato significativo de las elecciones en el distrito más grande del país.

Mucho más relegados llegaron el Frente Progresista Cívico y Social, de Ricardo Alfonsín y Margarita Stolbizer, con el 11,7%, Francisco de Narváez con el 5,46%, y el Frente de Izquierda con el 5,05%, obteniendo de esta manera un escaño en el Congreso Nacional, que será ocupada por el dirigente del Partido Obrero, Néstor Pitrola.

El kirchnerismo también fue derrotado en la provincia de Córdoba, donde se ubico en la tercera posición, y cuyo ganador fue el frente electoral Unión por Córdoba, liderado por el actual gobernador José Manuel de la Sota, con el 26,5%. Una suerte similar corrió en la provincia de Santa Fe, donde el Frente Progresista Cívico y Social, liderado por Hermes Binner, se impuso con más del 42% de los votos, seguido por Unión-Pro, del humorista Miguel del Sel, quien finalmente termino confinando a la lista del Frente para la Victoria, que encabezaba Jorge Obeid, a la tercera posición, con el 22,6%.

Finalmente la provincia de Mendoza se convirtió en otro de los distritos electorales más adversos para la fuerza política que lidera Cristina Kirchner. Allí Julio Cobos y la Unión Cívica Radical se llevaron la victoria con más del 47% de los votos, mientas el Frente para la Victoria consiguió el 27%, y pudo renovar apenas una banca, ya que la quinta banca para diputados nacionales fue obtenida por el Frente de Izquierda, que al mejorar sus resultados y llegar al 14%, consiguió representación parlamentaria también por dicha provincia. El FIT también se haría con una banca electoral por la provincia de Salta, al redondear una elección histórica, siendo segunda fuerza a un punto del Frente Popular Salteño.

Por otra parte, aquellas provincias donde el kirchnerismo se había impuesto durante las PASO, no hubo supresas y el domingo mantuvieron los resultados.  Así Serio Urribarri, gobernador de la provincia de Entre Ríos, y candidato a diputado obtuvo el 46% de los votos. También se impuso el kirchnerismo en las provincias de Chaco superando el 60%, en Rio Negro, Formosa 58,8%, San Juan 55,36% y Tucumán 46,6%. En todas estas provincias la victoria del Frente para la Victoria, estuvo marcada por importantes diferencias cercanas a los 20 puntos, con sus competidores más inmediatos.

 La Ciudad Autónoma de Buenos Aires, fue otro de los distritos donde más se disputo voto a voto los escaños parlamentarios disponibles. Con la victoria del PRO dada por descontado en Senadores, donde Gabriela Michetti, obtuvo el 39,25% de los votos ampliando así su diferencia en relación a las PASO, la disputa era por el Senador por la minoría, que finalmente ganaría Fernando “Pino” Solanas, del frente UNEN, al imponerse a Daniel Filmus del FPV, por 27,6% a 23,2%.

En diputados, la fuerza que conduce Mauricio Macri, consiguió la victoria por una diferencia de 2 puntos, 34,4% a 32,2% ante UNEN, encabezado por Elisa “Lilita” Carrió. Es necesario destacar que en este distrito electoral el Frente de Izquierda sumó un legislador, aunque Jorge Altamira no podrá ingresar a la Cámara de Diputados, al haber no obtenido el 6% del total de votos. Por su parte las otras fuerzas que se presentaron con boleta completar fueron Autodeterminación y Libertad de Luis Zamora, quien obtuvo 3,7% de los votos, y Camino Popular (Itai Hagman) con el 2,28%.

Los resultados finales, o con casi la totalidad de las mesas escrutadas, indican que el kirchnerismo, mas allá de su derrota en distritos claves es la principal fuerza política de la Argentina, con más del 30% de los votos obtenidos en todo el territorio nacional. Estos números le permiten conservar en ambas cámaras una mayoría, que sin embargo deberá cuidar ya que depende de los aliados circunstanciales y no revista carácter de automática.

Las elecciones de este domingo no solo verán nacer un nuevo Congreso Nacional, a partir del mes de diciembre de este año, sino que comienzan a delimitar el terreno de cara a las elecciones presidenciales que elijan al sucesor de Cristina Fernández. En este sentido, Sergio Massa, aparece como la figura de la oposición mejor posicionada para la batalla futura, dentro de 2 años. En términos individuales, el intendente de Tigre, fue en estas elecciones el político argentino más votado.

También está en carrera hacia la presidencia de la nación, Hermes Binner tras el importante triunfo en la provincia de Santa Fe, y Julio Cobos a raíz de su victoria en Mendoza. Resta esperar el reacomodamiento de estas fuerzas. Mientras, en la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri se lanzó para candidato a presidente para el 2015. Los festejos por el triunfo de PRO fueron la ocasión elegida, sin embargo la falta de un armado nacional complica la proyección hacia otros distritos.

La gran incógnita corre por cuenta de la fuerza oficialista. Mientras Daniel Scioli se perfila con fuerza, el triunfo obtenido por Sergio Urribarri en la provincia de Entre Ríos, le permite ganar terreno dentro de kirchnerismo y aparecer como uno de los posibles candidateables.