Elecciones en Paraguay: “El Partido Colorado tiene una maquinaria capaz de robar los resultados”

Por Camila Parodi

Hoy se realizan las elecciones presidenciales en Paraguay, para comprender un poco más sobre el contexto en el que se dan, Marcha dialogó con el investigador paraguayo Abel Irala de Base Is.

– ¿Cual es el actual contexto en el que se realizan hoy las elecciones presidenciales en Paraguay 

Las elecciones se dan tras la presidencia de Horacio Cartes quien asumió en el año 2013 la presidencia de la república del Paraguay lo hizo con el lema de “un nuevo rumbo”, esto rápidamente se tradujo en una cupula económica alejada de las bases del mismo partido colorado, que había llevado a modificar sus estatutos para que el millonario empresario pueda participar en las elecciones como candidato del partido hegemónico. Por supuesto el gobierno “cartista” fue coherente con su clase y se propuso todo tipo de trava para las organizaciones campesinas y para los sindicatos.

– ¿Y qué respuesta tuvo?

Su popularidad bajó rápidamente, los conflcitos políticos y sociales fueron en aumento, En el año 2016 el diario última hora informaba: “El presidente de la República, Horacio Cartes, es catalogado como uno de los mandatarios más impopulares de América Latina, con solo un 23% de aprobación ciudadana, según una consultora mexicana”. Descontentos de sectores populares, sectores independientes fueron en aumento, como tambien el de cierta élite económica que vió negocios truncados y que los sectores cercanos al presidente eran beneficiados para grandes negocios con el Estado, Nicanor Duarte frutos, ex presidente de la república y compañero de dupla de Horacio Cartes lo había definio un año atrás de la siguiente manera: “Lo que tiene Cartes no es vocación política, él tiene una inclinación carnal muy fuerte por el mando. Por el control del poder para la expansión de sus intereses”. De hecho Cartes ingresa a la carrera política para defender y expandir sus negocios económicos y la de sus aliados.

-Tras la negativa de la enmienda que modificaba la reelección ¿cómo quedo el escenario político para estas elecciones?

En las elecciones internas del Partido Colorado en diciembre del 2017, ha colocado al Movimiento Añetete de Mario Abdo Benítez, sucesor directo del régimen Stronista como candidato ganador para la Presidencia de la República y al Movimiento Honor Colorado (HC) de Horacio Cartes (HC) como primero para encabezar la lista de Senadores, ambos ganaron, sin embargo llama la atención que Horacio Cartes no participó del cierre de campaña oficial del Partido el último jueves 19 de abril llevado adelante en la ciudad de Itauguá, lo que podría significar, que la unidad de ambos movimientos internos no se encuentre del todo fortalecida y ser una ventaja para las fuerzas opositoras que van con la Alianza Ganar encabezada por el liberal Efraín Alegre y Leo Rubin por el Frente Guazú que aglutina a sectores de izquierda y progresistas.

¿En ese marco qué es lo que puede ocurrir hoy?

La mayoría de las encuestas dan como ganador al partido oficialista, sólo una da una leve ventaja a la oposición. Sin embargo es muy probable que las encuestas estén transmitiendo un resultado falso, pero de confirmarse una victoria colorada abrumadora sería un golpe certero para el intento de ir dibujando en Paraguay un Estado Social de Derecho. Sin embargo el dato relevante, en el cual coindiciden la mayoría de las encuestas es que el Frente Guazu sumaría más bancas a las que actualmente tiene en el Senado de la Nación, esto sería un hecho histórico porque por primera vez las agrupaciones políticas del progresismo se convertirían en la segunda fuerza política en la Cámara de Senadores, que abre una expectativa importante y a la vez desafíos de obtener consensos, consolidación y crecimiento de la izquierda en el ámbito electoral, se podría reconfigurar un nuevo escenario para los próximos cinco años.

– ¿En esa linea qué se proponen las izquierdas?

Existen temas de suma importancia que están en la agenda política para los próximos gobernantes y que muchos de ellos pasarán necesariamente por el Congreso Nacional, como una nueva constituyente, una política fiscal que permita mayores impuestos a los agronegocios, una política de seguridad que pueda replantear la militarización existente desde la asunción de Horacio Cartes con militares inteviniendo en cuestiones de seguridad interna, la recuperación de las tierras malhabidas, muchas de ellas en manos de terratenientes colorados o cercanos al oficialismo, así como la defensa de la agricultura campesina hoy destinada a la extinción en caso de que el extractivismo en Paraguay siga con el mismo ímpetu con que viene avanzando hasta el momento.

– Durante los recientes procesos electorales en la región y con la reciente  historia de golpe en paraguay, las instituciones político judiciales han ocupado un lugar decisivo en la definición electoral más allá de la elección en las urnas ¿cuál es su lectura?

Las instituciones en Paraguay están altamente desprestigiadas, corrompidas, con un sistema clientelar que se mantiene por décadas, el Partido Colorado tiene una poderosa maquinaria electoral que es capaz de robar y modificiar resultados de las urnas, que seguro se pondrá en movimento para el domingo 22 de abril, a pesar de ello, y en el caso de que se concrete una victoria para la presidencia de la república, lo más probable es que no logrará consensos para los próximos años, y en ese sentido la capacidad, la astucia y una hoja de ruta que pueda tener el apoyo efectivo de las organizaciones populares, ubicará a las fuerzas progresistas en un escenario con posibilidades de capitalizar las contradiccciones de la derecha y sus élites, será una puerta que le permita acumular fuerza y agrupar a organizaciones sociales y políticas sobre reivindicaciones históricas que no han sido resueltas y que ni figuran en los planes de los sectores conservadores.